Rubén Blades, estrella que ahora alumbra con luz prestada

Desconocer estúpidamente el talento que tiene nuestro invitado de hoy, para lo que es las composiciones musicales a las que nos acostumbró, por su contenido social sería, como darle la razón de lo que dice de nuestra patria, es algo así como que si defecáramos en el plato en que comemos, o mucho peor aún, sería como que si estuviéramos asumiendo como compromiso de vida, la maldición de Sísifo o las desventuras de Guillotín. En fin, tratar de hacer harapos con la investidura y la figura de una persona que a nivel mundial ha creado una extraordinaria trayectoria leyenda musical, artística y política, sería una acción “auto suicida” (Carlos Andrés Pérez), y como mi naturaleza no es de alma suicida, no pienso cometer ese error. ¡Aaah! Peeroo, ¿Se fijaron? apareció quien no debía. Don pero.

Estimado señor Rubén Blades Bellido de Luna, tengo a bien dirigirme a usted, con el debido respeto, en la oportunidad de hacer su conocimiento algunas cosas de mi patria Venezuela, y, en ese sentido de expresarle lo siguiente; claro está, no sin antes recordarle algunas expresiones musicales que usted ha cantado de canciones con contenido social e irreverentes al estatus quo. Cito.

“Maestra vida, de injusticias y justicias de bondades y malicias aun no alcanzo a comprenderte, maestra vida, que seguro no perdona, voy buscando entre tus cosas el espejo de los tiempos, para ver tus sentimientos, así comprender tus cosas; y vi espinas y vi rosas, vi morir seres queridos, vi bellezas, fui testigos de maldades y de guerra, vi lo bueno de la tierra y vi el hambre y la miseria, entre el drama y la comedia avance entre agua y fuego; en Dios me acuerdo primero, solo entrences de morirme o a veces cuando estoy triste mas, nuca si estoy contento, no dura agradecimiento, pa´aquel que nos da la mano tan pronto nos sale el clavo, se ha olvidado todo el sufrimiento” (…) fin de la cita.

Como podrá notar estimado Rubén Blades, la intención de esta misiva, va dirigida, como exprese en el párrafo anterior y antes de la cita, en hacerle saber a su persona, lo siguiente:

En Venezuela, así como usted lo expresa y manifiesta en su canción “Maestra Vida”, fuimos testigos y muchas veces víctimas de las injusticias de las que éramos objeto, los venezolanos que aun no alcanzábamos comprender las cosas por el cual actuaban, los gobiernos de corte capitalista, en los periodos de lo que conocemos en nuestra patria, como “LA CUARTA REPUBLICA”, y mucho más que belleza, fuimos y seguimos siendo testigos de las “MALDADES y LA GUERRA, que todavía nos tienen declarada, los que perdieron el privilegio de gobernar este país, por la voluntad mayoritaria de sus habitantes; pero mucho, mucho más triste aun de lo que expresa usted en su “Maestra Vida”, hoy en día, estamos avanzando entre agua y fuego, soportando el hambre, por la miserable aptitud y actitud de algunos empresarios, empresarias, comerciantes y “comerciantes”, que pretende doblegar nuestra dignidad, para con ello volver alcanzar el poder político en Venezuela; pero, le juro que ¡NO VOLVERAN!

Por otra parte, apreciado señor Ruben Blades, los venezolanos y las venezolanas, ¡COMPROMETIDAMENTE CHAVISTAS!, también nos acordamos en Dios primero, no tan solo “en trances de morirnos”, ni cuando estamos tristes, sino mas bien, en los momentos que nos sentimos contentos, porque un compatriota ha sido beneficiado por la MISIONES SOCIALES de nuestro Gobierno Revolucionario, presidido por nuestro Camarada, hermano y amigo NICOLAS MADURO MOROS, al cual usted lo acusa de dictador. ¡Vaya! Visión de su pobreza política de nuestra patria. Pero como usted mismo lo expresa en su canción “Maestra Vida”, “no dura agradecimiento, pa´aquel que nos da la mano tan pronto nos sale el clavo, se ha olvidado todo el sufrimiento”; y hago referencia textual, porque, al parecer usted como que se olvido de sus condiciones de humilde y su clase social, es decir, los aires Neoyorquinos, ha afectado severamente su cerebro y lo deslazaron, y ahora crees ser de una raza aria, superior a las clases pobre del continente latinoamericano a la cual usted pertenece, y que, aunque usted la reniegue, seguirá perteneciendo. Qué Lástima.

Parafraseando sus palabras, señor Ruben Blades

En Venezuela, los venezolanos y las venezolanas, aunque hay momentos en que, nos falta la calma, tenemos la esperanza de saber que Nuestro Proceso Político de Cambios Profundos, va por buen camino, y que muy pronto lograremos consolidar nuestra revolución, sin tener que llegar a las guerras, que desde todos los ámbitos nos han lanzado, de la cuales usted, con su aptitud, se ha hecho parte; pero a pesar de todo eso, estimado amigo –si me permite llamarlo así-, le decía que, a pesar de todo ello, los venezolanos y las venezolanas CHAVISTAS, nos sentimos absolutamente feliz “de habitar esta parte del mundo”, es decir, no sentimos muy felices de vivir en Latinoamérica, de estar viviendo los aires refundadores de patria en los tiempos de HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, y seguimos cantando, porque pensamos, al igual que usted, que hay y existen muchas cosas dormidas, y Hugo Chávez nos motivo para que una canción entre todos y todas “despertara la fe colectiva”, y entonces en esa PATRIA GRANDE que soñó Simón Bolívar y que nos trajo de vuelta CHÁVEZ, construir la PAZ.

De ALI PRIMERA para usted amigo Rubén

Usted señor Rubén Bladesen su canción “Vuelvo a cantar”, en una de sus improvisaciones, dicen lo siguiente:

“Hay gente que canta por cantar, yo canto pa´decir (para decir) la verdad apuntala”

Yo; para no ofenderlo con mi verbo encendido, porque hasta para eso nos educo Hugo Chávez, a respetar a los inválidos y enanos mentales, a pesar de que algunas veces “pierdo la calma”, y me dejo de estupideces, pero, solo voy a invocar las palabras escritas hechas versos por nuestro padre eterno cantor Ali Primera, le voy a citar algo de su autoría. Cito”

“Será panfletaria, mi canción tiene nombre le voy cantando a los hombres, perdóneme que les diga, que el que llena la barriga se olvida del que no come”

“Será panfletaria pero milito con ella, hasta cuando esa mariquera de canción disque protesta, y dejan bajo la mesa el meollo del problema”

“Yo no perfumo al estiércol pa´que me salga bonita y la escuche regodeai´o el burgués allá en su silla”

En fin, señor Rubén Blades, nuestro gobierno revolucionario, más que dictadura, es un exceso de democracia socialista, en donde estamos reivindicando y restituyendo los derechos que se les había conculcado a nuestro pueblo, por el sistema político y económico de tendencia capitalista y neoliberal, el cual ahora usted defiende, tal vez, no por ignorancia, sino como respuesta al lacayismo y enanismo mental que lo acompaña en los actuales momentos, tal vez producto de todo una desquiciada creencia de superioridad superfluas, que solo le llegara a cubrir parte su ego de persona mediocre.

Y que conste que no te quise ofender como normalmente lo haría, porque, desafortunadamente, estoy entrando en una etapa de mi vida, en donde la sindéresis, pareciera un mal necesario para las personas como yo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2010 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: