César Rengifo y la épica del pueblo

Como una constante, en alocuciones Hugo Chávez sobre la cultura nacional resaltó la figura de César Rengifo (1915-1980). Rengifo, en vida atendió a un conjunto de preocupaciones como pintor, dramaturgo, director de teatro, poeta, ensayista y comunicador social. Otras referencias, en eso de ubicar la significación de este insigne creador e impulsor del ¨realismo social¨ pictórico en el país y su momento, recordamos desde el punto de vista antropológico las apreciaciones de Saùl Rivas-Rivas, la periodización dramática de Juan Calzadilla Arreaza, y Humberto Orsini, y una ocasional y testimonial enfoque  de Carmen Cecilia Lara o Freddy Ñañez, además de los Festivales de Teatro en cuyas programaciones académicas, se tocaron diversos tópicos desde el punto de vista teatral y socio-histórico.

En el marco de 40 aniversario de la Galería de Arte Nacional el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y la Fundación Museos Nacionales nos presenta una amplia retrospectiva en su Exposición: César Rengifo: Imagen, pensamiento y acción en el Centenario de su nacimiento. Un gran recorrido desde la semblanza de artista; sus relaciones con la poética, en la interioridad del arte y estilo, la dimensión estética en lo semiótico, la idealidad y los valores, el repertorio humanístico, hasta los sentimientos, palabras e imágenes de una idea fija de este artista de conocer a su pueblo y prefigurar su redención y liberación como lo cantan los oratorios de El Mesías de Haendel   o las Cantatas de Bach o la América Mágica de Silvestre Revueltas.

Ante la imponente realidad de la pobreza, la nostalgia indescriptible, los rostros tristes, el éxodo desde la campos abandonados a los cerros caraqueños, la imponentes violencia de la explotación, Rengifo decide ¨girar¨ el rostro descubierto de aquella ¨Rosalinda¨ )1948) de personas, tradiciones, mitologías. Autoretratos adquieren la semblanza contemplativa y disminuida. Los personajes pintados de espalda recordando las alegorías nada clásicas a la que nos acostumbró aquel paisajista alemán Caspar David Friedrich (1774-1840). Rengifo, acompaña los rostros tapados, la naturaleza seca, los ocres y la tierra arcillosa. Aunque la figura humana no disminuye, la tristeza los magnifica.

Otra cúspide, de esta exposición lo representa la mitología del cambio social, esa inmortal y mítica puesta en escena, que representa ¨Amalivaca. Origen de los Indios Tamanaco¨ una representación del Estado de naturaleza igualitario utópica y libertaria, autóctona y originaria, en aquel primer mosaico Veneciano realizado en Venezuela.

Toda la muestra expresa un re-poblamiento existencial, que edificó Rengifo, ampliamente visibilizado, que logra llevar a cabo la acertada curaduría del investigador Felix Hernàndez, emparentado al artista y sus concepciones estéticas: donde el arte es ¨reflejo de la realidad¨; retrato de los contrastes entre la realidad y el consumismo; los rostros de la pobreza. Arte como medio de conocer al pueblo y su épica.   



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Joaquín López Mujica

Filósofo, escritor y diplomático

 j.lopezmujica@laposte.net

Visite el perfil de Joaquín López Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: