Y la Escuela de Gerentes socialistas ¿A quién sirve?... más preguntas

¿Cuál es la estrategia de la revolución? ¿Para qué producir? …

En dos semanas cuando mucho el gobierno ha decidido borrar todo lo que quedaba de socialismo en la revolución. Inclusive, a las empresas socialistas, las cuales ahora estarán al servicio de un “plan” de desarrollo industrial capitalista, orientado a elevar las fuerzas productivas capitalistas. Por ejemplo, para superar el modelo rentista, ahora entregamos a los privados los activos de las empresas mixtas petroleras (¿?). Creamos una Escuela de gerentes capitalistas para las empresas socialistas, con una improvisación que se sale del mundo. El gobierno decidió no pensar sino actuar. Las cosas no están nada claras y nada seguras. En nombre del socialismo del siglo XXI y de Chávez, están acabando con el socialismo y con la memoria de Chávez, con la herencia de Chávez.

Hagámonos estas preguntas, si somos socialistas:

¿Para qué tenemos que producir?

Diremos que para superar la economía rentista; para consumir alimentos y medicinas sin necesidad de importarlos; para construir una sociedad más sana, sin consumismos y ahorrativa; para trascender al capitalismo; para que nuestra sociedad alcance la independencia del capital privado nacional y extranjero; para que seamos independientes políticamente.

O, contrariamente, para crear empleos capitalistas; para hacer prosperar sindicatos corruptos “apaga revoluciones”; para pagar la deuda del Estado y la deuda privada; para fortalecer al capitalismo nacional y extranjero; para multiplicar las fortunas de los bancos y personales de los millonarios nacionales, porque hasta ahora la industria nacional que conocemos ha sido la industria de extracción del petróleo y el hierro, la industria privada no existe, son importadores manufactureros, ensambladores y ladrones; por lo menos eso es lo que ha sido hasta ahora, no hay razón para que sea diferente mañana.

Este lunes expresó el presidente de la República, Nicolás Maduro (22 de Febrero.-) “Las empresas comunales, estatales, privadas, públicas y mixtas deben ser unificadas en una visión de planificación de gestión, productividad y eficiencia, en función de resultados económicos para satisfacer las necesidades del país.”

Aristóbulo Isturiz “exhortó a los líderes de los gobiernos municipales a apoyar aquellos proyectos cuyo objetivos sean la exportación de mercancía hecha en el país (porque) … todo lo que sea divisa no petrolera … es prioridad para nosotros”

¿Cuáles son las necesidades reales del país?

Esa es la pregunta fundamental ahora ¿Elevar las fuerzas productivas llenar para el estómago de la gente, como bien lo define Toby Valderrama; llenar el bolsillo de los banqueros, de los seudo-industriales y de los comerciantes, … o hacer la revolución socialista, que es plan original de Chávez?

¿Con qué finalidad se crea La escuela de gestión productiva de las empresas socialistas, sin haber respondido antes algunas preguntas explicativas?

Se invierten las prioridades. El gobierno tiene que saber (o simplemente decirlo con claridad) qué entiende por socialismo, para luego: crear un escuela técnica de administradores de las empresas socialistas, dirigida por cuadros y técnicos socialistas, o crear una escuela de gerentes empresariales (sin eufemismos) asesorada por Pérez Abad y su gente, siendo él: jefe del equipo económico.

Vuelven las preguntas ¿Qué es lo primero para el socialismo? ¿Llenar estómagos y alimentar el consumismo?  ¿O formar una nueva sociedad con una nueva mentalidad, con otra espiritualidad?; ¿Qué es lo más importante en el socialismo? ¿Trabajar para producir divisas? ¿Seguir trabajando para ganar elecciones;  por sostener un partido adeco electorero? ¿Qué pasó con Chávez y el Plan de la Patria?

“La paz debe ser el objetivo estratégico de los que luchamos por el bienestar del pueblo” dice Isturiz

¿No era el objetivo estratégico de la revolución y de Chávez El Socialismo? ¿Acaso no decía Chávez, “sin justicia no puede haber paz”, “la paz es el socialismo”? ¿De “el bienestar” del cuál pueblo habla el Vicepresidente?

No hay mucha convicción ni claridad en lo que se dice. Hasta ahora hemos subordinado la dirección de las empresas socialistas a un ministro capitalista. Y vamos mal, y seguimos yendo mal. Y los demás hablan de eficiencia sin saber para qué se debe ser eficiente, si es para hacer “rentable” una empresa, para producir divisas … o para satisfacer las necesidades espirituales y materiales, las necesidades existenciales de toda la sociedad.

El alto gobierno no sale a la calle. El presidente no sabe ni siquiera cuánto cuesta una taza de café. Nuestra sociedad hoy se pudre y él no se entera; se “descompone” dentro de lo peor capitalismo (si eso fuera posible) y él como si el pueblo chavista fuera el mismo de Chávez, y no estuviera en las colas arrecho.  

Cuando hablamos de lo peor del capitalismo nos referimos al egoísmo a ultranza y al oportunismo que domina el bachaqueo y a los empresarios parásitos incapaces de producir un clavo sin robar, sin corromper a alguien, sin explotar a alguien. Y mientras tanto el gobierno sigue soñando en domarlo, encantarlo con su gracia y con dólares,  en poner a producir a empresarios capitalistas que solo han vivido y seguirán viviendo de la renta petrolera; creyendo que seremos una Venezuela potencia dentro del capitalismo, como si las potencias capitalistas no estuvieran completas y van a permitir así de fácil que Venezuela sea una potencia económica capitalista (capitalista, porque socialista no es)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2156 veces.



Héctor Baíz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social