Reflexiones ingenuas: "Gerencia burgomilirojita o de cómo se destruye la revolución

Quizá no ha habido momento más interesante desde el punto de vista de la rebelión interna en el proceso revolucionario boliviariano que el actual. La derrota del oficialismo en las elecciones para A.N. destapó la Caja de Pandora, en ambos sectores, y sus males internos y externos se han esparcido por todo el ámbito nacional.

Desde el punto de vista de la oposición se agudizaron las contradicciones entre los pretendientes a la Presidencia de la República, además de disparar su avaricia, la disociación psicótica, el individualismo, la subordinación al imperio y su desprecio por los sectores populares de sus dirigentes, como lo son las intensiones de modificar la ley del trabajo, el régimen propiedad de las viviendas de la GMVV, la ley del Banco Central, el valor de la Unidad Tributaria, cambios que obedecen a las políticas neoliberales dictadas por la burguesía nacional, la banca y los monopolios internacionales, respaldados por la OEA, la UE y los centros hegemónicos del capitalismo internacional. Situación que corroe las entrañas de la derecha, en especial su creencia “que representan a la mayoría del país”. Seremos testigos de su “auge y caída vertiginosa”.

Desde el punto de vista del oficialismo, la cosa no está muy diferente. Realmente hay una sublevación pública y notoria por parte de sus militantes rasos, los “pata en el suelo”, los “de a pié”, los “sin techo”, quienes cansados de ser las víctimas de la mala gerencia de los funcionarios que han ocupado cargos públicos, de los “grupúsculos” que obstentan el poder (tanto del PSUV, como de los otros partidos que ocupan cargos en el gobierno); del abandono por parte de sus líderes, de las malas gestiones de los entes oficiales, gobernaciones, alcaldías, concejos municipales, consejos comunales, comunas; de las “pugnas internas” de los funcionarios de las instituciones y militantes del partido para que los pongan “donde hay”, y hoy están dispuestos a luchar para corregir dichas anomalías, perversiones, desigualdades. Por supuesto, apoyar la revolución desde la crítica, desde la denuncia seria, desde las trincheras de la lucha.

Y es que desde la época del Gigante Eterno, el Cte, Chávez, así como la época actual del Pte. Obrero Nicolás Maduro, las cosas no han funcionado como el pueblo espera. La rotación de cargos en la Administración Pública, los actos de corrupción, la traición, el despotismo, nepotismo, incompetencia, maltrato al pueblo, ineficiencia no pudo ser controlada por el Gigante, al contrario, benefició, a muchos de su entorno (quienes hoy protestan no ser invitados para la fiesta a pesar haber demostrado incapacidad en los cargos que ocuparon). Recordemos el caso de Baduel, Acosta Carlés, Rafael Isea, entre otros protegidos y traidores del Pte. Chávez. El caso de los eternos Ministros –ponte hoy acá, mañana allá, pasado acullá-, los Ministros que pasaron a ser Embajadores, los Asambleístas que pasaron a ser Ministros, los Ministros que pasaron a ser Alcaldes, los Ministros que pasaron a ser Gobernadores, los Gobernadores que pasaron a ser Asambleístas, etc, en un enroque interminable. Por supuestos no todos son o fueron ineptos, algunos de ellos hicieron su gestión en forma impecable.

Otros escuálidos, golpistas, saboteadores, que ocuparon y ocupan cargos estratégicos en empresas del estado, aún a sabiendas su ralea como fueron el Gral. Rivero en P.C., el Capitán de Navío Ronmel Rangel quien ocupó importante puesto en PDVSA, y en Industrias DIANA (no sabemos si todavía está ocupándolo), siendo un golpista declarado, quien conspiró para asesinar al Pte. Chavez. Algunos designados para cargos en el gobierno a los cuales llegan desmontando las fichas y acciones revolucionarias, quitando retratos de Chávez, reinstalando la IV., haciendo negocios con la derecha, maltratando a los trabajadores. Y así una lista no muy corta.

Otros ahora están retratados con la derecha ya que no les queda otra cosa que tratar de proteger sus prontuarios, asociándose con delincuentes de la misma estirpe.

Y son tanto los casos de corrupción ocurridos en el gobierno de Chávez como los denunciados en PDVSA, INPARQUES, MARNR; CADIVI, CANTV, M.E., SIDOR, SENIAT, Gobernaciones, Alcaldías, Entes adscritos, cooperativas, fundaciones, consejos comunales, EPS, y una cola enorme. Muchos de ellos quedaron impunes, otros paralizadas las investigaciones, otros todavía en etapa sumarial.

La historia se repite, y en la etapa “Maduro” la cosa no ha sido distinta. Aunque se decrete la guerra a la corrupción; a la ineficacia, y aunque hubo movimiento de Ministros, muchos funcionarios fueron cambiados de cargo, para desempeñar importantes funciones dentro del tren gubernamental, otros ratificados en los puestos, algunos de ellos de probada gestión y compromiso revolucionario, otros de dudoso accionar .

Y ahí está el pecado. No hubo evaluación de sus gestiones, ni investigación de sus actividades desempeñadas. Premiados muchos debido a la falta de transparencia en su gestión así como ineficiencia en las mismas. Otros corruptos demostrados, convictos y confesos.

Y fue la detención por hechos de corrupción del Presidente de CVAL, la Presidenta de Abastos Socialistas, y funcionarios del CVAL lo que se activo el detonante para las protestas, que las denuncias surgieran por doquier, las cuales siguen brotando desde todos los rincones y espacios del colectivo chavista.

Y se descubrió el “agua caliente”. Pareciera que no han habido hechos de corrupción durante la etapa “Maduro”. Qué sólo los funcionarios descubierto tienen “culpa” de lo ocurrido, qué otros funcionarios de mayor rango no son responsables de tales irregularidades. Así como los ocurridos en otras instituciones (y los que están ocurriendo).

Ahora de corrupción es más descarada que nunca. El cobro de “peaje”, “bájate de la mula”, en carreteras, autopistas, caminos reales, a la vista de todos por parte de funcionarios de la GNB, PNB, policías estadales a lo largo y ancho del territorio nacional, apesta; el contrabando en la frontera a la vista de todo se incrementa; los tentáculos de los efectivos de seguridad ciudadana con las bandas de bachaqueo, con los comerciantes acaparadores, especuladores; el cobro de peaje en los bancos del estado para aprobar un crédito, estafa por funcionarios de la FANB para la adquisición de vehículos del estado, equipos electrodomésticos de Su Casa Bien Equipada, celulares, otorgamiento de viviendas de la GMV, siga Ud. contando. La venta fraudulenta, de artículos de primera necesidad, de medicinas, autos, equipos electrónicos adquiridos al gobierno nacional, a través de las redes sociales, la especulación con los materiales de construcción por parte de los transportistas y los voceros de vivienda de las comunas….

La ineficacia en los entes del estado, el maltrato al pueblo, a los trabajadores; la falta de atención a los niños y niñas en las escuelas, la falla de las Misiones por desidia de sus coordinadores y sigamos por ahí.

Y mientras no se le “corte la cabeza a la culebra” no se mata al animal. Mientras tanto el proceso de erosión del proceso revolucionario sigue su marcha, y con él las esperanzas de un pueblo que puso su corazón, sangre y sudor para llevar, defender y mantener en la presidencia al líder histórico, el gigante eterno Hugo Chávez.

Y mientras los Ministros todavía están seleccionando quienes formarán su equipo de gobierno, mientras las propuestas para estimular una plan económico que permita diseñar estrategias para activar el aparato productivo del estado y del país, mientras el consejo de economía discute con los empresarios cómo llegar a acuerdos, las colas para comprar los artículos de primera necesidad persisten, el bachaqueo se intensifica, la inflación sube, el desabastecimiento se incrementa, la especulación continúa, la corrupción se incrementa, el abuso de poder por los funcionarios de seguridad ciudadana así como los fiscales de SUNDDE. El maltrato y malestar a los ciudadanos que deben soportar horas y horas para comprar 2 rollitos de papel, una pasta de diente, un jabón, cuando mucho…

Pero el pueblo está asumiendo posiciones y ejecutando acciones.

El reaccionar contra las pretensiones de la derecha en conculcar los derechos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana, en especial los derechos laborares, derecho a la vivienda y otros que está cocinando la A.N. (Ley de Amnistía, , entre otras) muestran a un pueblo que reasume su tradición guerrera, revolucionaria, dispuesta a luchar por mantener el legado del Gigante Eterno.

Y la denuncia, el enfrentamiento, la rendición de cuentas está a la orden del día en la grey chavista. Los colectivos revolucionario han activado a sus militantes y abordado los medios populares reclamando respuestas a la demandas de la población. El PSUV, y otros partidos oficialistas sufren el remolino revolucionario de sus bases que piden revisión, remoción de los dirigentes ineficientes y corruptos. Los entes oficiales son tomados por un pueblo que pide a gritos la solución de sus problemas.

Resulta que si no se aplican las 3R, el pueblo chavista, revolucionario y comprometido aplicara la R de REVOLUCIÓN. Después no digan que no les avisaron.

Revolucionarios de pie a vencer.

 

carrodcas@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2130 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a222526.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO