Apareció Maduro: Rectificación, Rebelión, Renacimiento; ese es el mensaje

El tan extrañado por algunos “revolucionarios”, comandante presidente, Nicolás Maduro apareció ayer para decir que no estaba muerto ni de parranda; que estaba trabajando.

En su aparición en el programa numero 52 de “En contacto con Maduro” anunció la promulgación de la ley de los Consejos Presidenciales de Gobierno del Poder Popular y explicó que se trata de un consejo presidencial con rango de vicepresidencia donde se espera se integre el pueblo organizado a través de sus diferentes formas.

Promulgó la Ley orgánica de protección social Negro Primero de la FANB, que garantiza la protección social al soldado de la patria.

Promulgó la Ley de inamovilidad laboral, que garantiza el trabajo por 3 años, para quitarles a quienes desde la Asamblea Nacional vienen a colocarse del lado del patrono para intentar quitarles cargas económicas a sus aliados y dejar a los trabajadores en la calle.

Firmó el Decreto ley para la preservación del Cuartel de la Montaña y su memoria histórica; un documento con rango, valor y fuerza de ley para entregar por 100 años el recinto a la fundación comandante eterno; quitándole a alias “chuo” torrealba (minúsculas a propósito) la posibilidad de que, en unión a sus aliados, saque del sagrado recinto los restos inmortales del comandante supremo de la revolución, Hugo Chávez.

Promulgó la Ley de semillas; instrumento que nos aleja de los transgénicos y nos obliga a preservar nuestras semillas revolucionando con esto la agricultura, base de nuestra soberanía alimentaria.

Hizo un llamado a reunir a los taxistas de la misión transporte a quienes se les entregaron unidades para que desde su trabajo contribuyeran al desarrollo de ese sector de la economía y que estaban comiéndose un cable con sus chatarras, para verificar que todos estén dedicados a lo que se les dio. Más de uno no durmió anoche y hoy andan con las manos en la cabeza por haberle vendido su alma al diablo; “¿Cómo un plan tan bueno deriva en algo malo?” Se preguntó, Maduro; la respuesta no está muy lejos, ni muy escondida: porque no hay conciencia revolucionaria entre los encargados de dirigir los planes socialistas de estado, tan sencillo como eso.

El presidente Maduro, de aspecto descansado y jovial fue claro en su exposición la dialéctica es el camino que nos permitirá planificar la estrategia para el joropo que nos viene.

En este punto el presidente está leyendo el libro “Dialéctica de una Derrota” de Carlos Altamirano, que ofrece un análisis de los sucedido en la Chile de Allende, con la intensión de hacer paralelismos históricos de situaciones que se vivieron en los años 70 en la nación del sur de América del Sur y desde 1999 hasta ahora en la del norte de la misma parte de América.

Eso esta muy bien para aclarar lo que ya tenemos claro nada es casualidad en esta situación, la guerra económica no es un fantasma ni una invención; es algo real que se puede hasta tocar de lo solido que es cual demonio hediondo deja visible la parte mas horrorosa; la cola. Si las colas para comprar lo que sea es la parte visible del demonio llamado guerra económica, sus fauces son: la escasez, producto del acaparamiento y el desvío de la producción; y el desvío de los fondos destinados para la obtención de productos de primera necesidad.

¿Cómo es eso de qu empresas polar no tiene dólares para comprar maíz y fabricar la harina pre-cocida para las arepas pero si tiene para comprar cebada y fabricar cerveza?¿cómo es eso de que farmacias no tienen dólares para traer medicinas pero tienen sus estantes repletos de productos de hogar importados?

La dialéctica que nos permitirá planificar la estrategia la tenemos aquí mismo, sin necesidad de ir tan al sur aunque siempre es conveniente analizar eventos sucedidos en otros sitios para buscar coincidencias y entonces ayudar a organizar un plan.

Simón Bolívar en diciembre de 1812 (también diciembre) desde la Nueva Granada publicó su “Memoria dirigida a los ciudadanos de la Nueva Granada por un caraqueño”, mejor conocido como “Manifiesto de Cartagena” donde hacia un análisis sobre los motivos que condujeron a la perdida de la Primera Republica, para alertar a la Nueva Granada sobre los vicios y los errores cometidos en el ensayo inicial de patria.

Para nuestra salud como republica debemos ser sinceros, Maduro convocó a un Gran Congreso Unitario que se instalará en Caracas a finales de enero según entendí; eso está bien si sirve para que la sinceridad sea la meta, no podemos achacarle toda la derrota a la estrategia de los agentes externos a nuestra revolución: la bajada de los precios del petróleo, el comportamiento desleal de los empresarios hacia el país, el boicot, el acaparamiento, las colas, el terrorismo; en fin todo lo que se resume de la guerra económica; no, nosotros y nuestro partido también tienen su grado de responsabilidad en la derrota y no entenderlo así seria la catástrofe final.

En el manifiesto de Cartagena Bolívar expone como causas de la perdida de la Primera República:

-La debilidad del gobierno ante la subversión de Coro; el naciente estado dejo que se fortificara al punto de que esta se engulló a la patria toda, fundando su política “en los principios de humanidad mal entendida que no autorizan a ningún gobierno para ser por la fuerza libres a los pueblos estúpidos que desconocen el valor de sus derechos”; si vamos a hacer paralelismos aquí tendríamos la debilidad del gobierno ante la subversión del empresariado.

-“Los códigos que consultaban nuestros magistrados no eran los que podían enseñarles la ciencia práctica del Gobierno, sino los que han formado ciertos buenos visionarios que, imaginándose repúblicas aéreas, han procurado alcanzar la perfección política, presuponiendo la perfectibilidad del linaje humano. Por manera que tuvimos filósofos por jefes, filantropía por legislación, dialéctica por táctica, y sofistas por soldados. Con semejante subversión de principios y de cosas, el orden social se sintió extremadamente conmovido, y desde luego corrió el Estado a pasos agigantados a una disolución universal que bien pronto se vio realizada. De aquí nació la impunidad de los delitos de Estado cometidos descaradamente por los descontentos, y particularmente por nuestros natos e implacables enemigos los españoles europeos, que maliciosamente se habían quedado en nuestro país, para tenerlo incesantemente inquieto y promover cuantas conjuraciones les permitían formar nuestros jueces, perdonándolos siempre, aun cuando sus atentados eran tan enormes, que se dirigían contra la salud pública”. Díganme si no hay paralelismo con los apátridas que hacen vida en nuestro país y que hoy no son españoles sino lacayos del imperio y tienen toda la libertad de acción, aun más que los revolucionarios.

Luego expone Bolívar el trato a los conspiradores, el gobierno débil a cada conspiración le daba un perdón y luego sufría otra conspiración; aquí saldrán libres por mandato de la Asamblea nacional que se instalara el enero los jefes de la mayor y mas criminal conspiración que haya sufrido la patria en los últimos años, pero ¿A cuántos conspiradores internos el gobierno ha perdonado también, para que sigan conspirando? ¿No es acaso la corrupción, la desidia, la manifiesta oposición de los lineamientos del estado que tienen muchos directivos de empresas estadales una conspiración?

Analizar el paralelismo histórico es obligatorio para trazar la estrategia, pues los errores humanos parecen ser inevitablemente cíclicos y repetitivos; ese voto que el 6D le dio una porción de la población a sus antiguos verdugos es parte de esa conducta; el enemigo es maquiavélico y, es cierto, tiene una estrategia agresiva pero casi invisible; solo la consciencia revolucionaria podrá combatir semejante monstruo, pero el tiempo es corto así que no podemos perderlo en vacilaciones.

¿El CNE fue vulnerado el 6D? ¿Existe una posibilidad tecnológica de que hackers hayan vulnerado el sistema que arrojó millón y medio de votos nulos y dio a la oposición una descomunal y extremadamente sorpresiva victoria?

La oposición no jugó limpio, nunca lo ha hecho, casi no hizo campaña; Rosales se vino a entregar confiado en ser liberado en enero ¿Desde cuándo sabían de ese resultado?

“La burguesía, parapetada en el Parlamento, y en el Poder Judicial, trasforma de la noche a la mañana y por un simple juego de malabarismo político-jurídico, el régimen presidencial en régimen parlamentario. Los ministros, en teoría de confianza exclusiva del presidente, son acusados y depuestos a voluntad de las mayorías parlamentarias; se paraliza la acción legis!ativa del gobierno; se bloquean todas sus iniciativas; mientras los tribunales le dejan inerme frente al enconado ataque de sus adversarios. Al mismo tiempo, la burguesía utiliza sus enclaves en la burocracia estatal, en la Contraloría General de la República y en las Fuerzas Armadas para minar y debilitar su autoridad. La legalidad, supuestamente utilizable contra la burguesía insurrecta, pierde su eficacia cuando ésta la abandona, y concluye -en cambio- por convertirse en "camisa de fuerza" de la revolución. La Constitución, los códigos y las leyes carecen de valor cuando la reacción -desde sus centros de poder- se reserva la facultad de interpretarlos a su amaño. Y se produce una situación por demás ridícula. El gobierno, atrapado en el compromiso impuesto por la vía elegida, no podía dar un solo paso fuera de la legalidad, en los mismos instantes que ia oposición contrarrevolucionaria, autoconstituida en su garante, ubicaba todo el volumen de su ofensiva al margen de ella”. Eso paso en Chile según el análisis de “Dialéctica de derrota” de Altamirano. No dejemos que pase aquí.

Una excelente propuesta la que hizo el comandante Maduro, quien merece los dos días de descanso que pidió entre bromas; mientras nosotros los más de 5.600.000 chavistas hacemos la vigilia necesaria.

Rectificación del estado para subsanar los errores cometidos como los que ya nos sucedieron en la caída de la Primera Republica y esta es, haciendo paralelismos históricos, la Primera República Socialista en embrión.

Rebelión Revolucionaria es el llamado de Maduro para contrarrestar la posibilidad de que la burguesía enquistada en la Asamblea Nacional derrumbe lo que vamos construyendo en paz.

Renacimiento del pensamiento Bolivariano que nos trajo a este camino, que Bolívar no se pierda, que no se pierda la Republica bolivariana.

Feliz año compatriotas a reflexionar en familia, para ubicar cada quien su puesto. Un nuevo Boves esta a la puerta del la Asamblea Nacional, invocado por la ingenuidad de un pueblo engañado y viene con los colmillos largos que 2016 no sea como 1814 el año terrible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: