¿Ser peseuveista (pesuvista) qué es lo que supone exactamente?

"El futuro es construcción"

Paul Valéry

Viendo las reacciones del PSUV ante los resultados de las elecciones legislativas del seis de diciembre 2015 se comprende que la desdicha de un grupo humano no sean sus errores sino la impotencia para reconocerlos y enfrentarse a ellos. Sus dirigentes más visibles (Maduro, Cabello, Rodríguez, Istúriz, etc.) dan la sensación de personas que se aferran a un poder residual sin otro proyecto que el de resistir a toda costa. Eso explica que su signo distintivo sea la inercia, la esterilidad y la estática, no la dinámica creadora y la fecundidad. Falta ilusión y flaquean los principios. ¿Qué ocurre? La pregunta es inevitable: ¿cómo saldrá el PSUV del estado de emergencia en que se encuentra?

Como se sabe, todo decisor racional tiende a minimizar el riesgo , y hoy por hoy la peor aventura ,el máximo riesgo posible para la supervivencia del PSUV, lo constituye negarse a cambiar ,mantener un modelo organizativo agotado que resulta impotente para hacerse cargo de las nuevas realidades e incompetente para diseñar itinerarios adecuados para transitar por ellos. Mientras no cambie la propia estructura de la organización, su régimen de relaciones y los intereses que se crean en su entorno resulta casi un "imposible gnoseológico" que el PSUV se represente adecuadamente sus problemas, reconozca la envergadura de los mismos, habilite un procedimiento idóneo para tratarlos y encuentre una salida transitable de su laberinto actual. El formalismo, la vacuidad, no generan entusiasmó colectivo que cohesionen a las personas y las muevan tras un proyecto.

El peseuveismo no ha sabido ser pedagógico. No ha sabido enseñar ni educar en los valores socialistas. Es un reproche que se repite desde las mismas filas peseuveistas. Y es que no basta con tener escritos en unos estatutos, o en la constitución, las grandes palabras del progreso social: igualdad, solidaridad, justicia. No basta sólo ese referente teórico para que los valores más específicos del socialismo impregnen las almas de los ciudadanos. La solidaridad, la responsabilidad individual, la honradez, la austeridad, el civismo son algunas virtudes que deberían promover los peseuveistas. Los peseuveistas no han podido detectar las pequeñas verdades derivadas de la verdad de los principios éticos, saberlas enunciar de forma que persuada y eduque a las personas, es el reto de una ética que no quiera quedarse en la predica estéril y vacía. La ausencia de debate político y la perdida de horizonte utópico han conducido a la progresiva simplificación del mensaje peseuveista (socialista), hasta reducirlo al simple panfleto o a la más insulsa vaguedad.

http://socialismo-budismo-y-cristianismo.blogspot.com/

medida13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1529 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas