La estrategia para abordar la transición hacia el Socialismo en la Revolución Bolivariana, consideraciones

El Socialismo no es el fin si no el medio por el cual se lucha para lograr la emancipación humana de la dominación del Capital, del trabajo asalariado, de la Hegemonía política, ideológica, cultural y económica del Liberalismo Burgués.

Es un tránsito largo, de entuertos desvíos, retrocesos, avances, un camino indefinido que se va construyendo con esfuerzo, sacrificio pero necesario. Es la oportunidad que tienen los oprimidos para desatar toda la creatividad que inspiraron sus luchas, sus expectativas por superar las antiguas condiciones de existencia material y espiritual.

Definir el Socialismo parece hoy una tarea interminable, algunos prefieren recurrir a fáciles dictados y postulados ideológicos, como manuales de aplicación rápida, obviando la aplicación de métodos para el estudio y análisis de la realidad, cuestión que deja entrever una deficiente aplicación de la Teoría revolucionaria.

De allí que como referencia para la mayoría de los revolucionarios se recurre a la fuente principal, el Marxismo, inagotable, actualizado y vigente, apreciación que se comparte colectivamente ya que desde sus inicios la Teoría Marxista tuvo como objeto de estudio El capitalismo, el cual en el presente es la teoría dominante de las Economías.

Algunas hipótesis que Carlos Marx presentó como prefacio a la construcción de una teoría social, fracasaron y otras se comprobaron, un ejemplo lo constituyó la Comuna de Paris, allí se demostraron positivamente algunas tesis sobre el empoderamiento popular y la capacidad que tiene el humano de auto gobernarse y aplicar una verdadera Democracia, pero también se demostró que no era suficiente con asumir el control Gubernamental, el poder político, había que avanzar en el control del estamento militar que estaba en manos del poder Burgués y en eso fallo la comuna de parís y fue aplastada, Léase carta de Carlos Marx Ludwig Kugelmann. 1871.

De esta forma quiero dejar constancia, que el Marxismo no está como piensan algunos detractores repleto de Dogmas, al contrario el método Marxista de análisis de la realidad es un método universal, no es el único método, pero es el que más nos permite aproximarnos a la comprensión de la Realidad, es lo que nos permite comprender que nada es estático, que todo se mueve, que todo cambia. Por lo tanto también cambian y se transforman las condiciones.

Las condiciones previas a la Revolución Social, en el modo Capitalista de producción, se producen en distintos frentes, de origen económico (Crisis) , fuerte represión, Grandes conmociones, desastres, hambrunas, entre otras, que minan la capacidad del Establishment de ejercer el control social hasta llegar a un punto en el que mantener el poder político es imposible y además las fuerzas populares han creado frentes de resistencia, protestas, combate, movilización y deslegitimación contra los poderes del estado, quien recurre a cada vez mas represión y el pueblo a mas resistencia, hasta que sobreviene el estallido social en el momento en que el Establishment ya no puede controlar la fuerza telúrica( Cambio) del pueblo.

Esta sencilla teoría del Marxismo se puede reducir así “Los de arriba ya le es imposible seguir gobernando como antes y los de abajo no están dispuestos a dejarse seguir gobernando” (situación Revolucionaria) empate catastrófico que da lugar al cambio, puede leerse con mayor profundidad sobe esta teoría en: Condiciones objetivas y subjetivas para una revolución.

http://bitacoramarxistaleninista.blogspot.com/2015/03/recordando-las-condiciones-objetivas-y.html

“Según Vladimir Ilich Ulianov, Lenin, la doctrina de Marx no tiene nada que ver con el sectarismo ni con el dogmatismo, es una guía para la acción y se enriquece con la experiencia y las luchas de la clase obrera en todo el mundo. “

En la experiencia Venezolana hacia la construcción del socialismo, se determina la teoría de la transición hacia el Socialismo, anteriormente Carlos Marx definía el socialismo como la transición hacia la sociedad emancipada ya del capital en el que sobreviven en forma muy reducida las viejas formas de la producción capitalista hasta el punto de ser el trabajo libre y asociado el modo de producción predominante.

Esta teoría de la Transición hacia el Socialismo, surge de la concepción materialista que tuvo el Comandante Chávez en la promoción de un cambio de las condiciones reales existentes en la sociedad Venezolana, lo motiva las condiciones Económicas, Políticas y sociales dominantes en nuestro país, prevalecía y prevalece hasta ahora el modelo rentista petrolero y la baja productividad como elementos que siguen distorsionando el desarrollo económico y cultural del país, otro tanto hizo la cultura dependiente políticamente y el consumismo que ante la incapacidad productiva que demostró la Burguesía empresarial creo la economía de puertos, un sistema que remplaza la productividad por las exportaciones de bienes y servicios para el consumo nacional.

Todo esto constituye aun una barrera para alcanzar objetivos trascendentes de la Revolución, están muy arraigadas costumbres consumistas y el pueblo dotado o alienado de una cultura política protoburguesa, condición que coloca muy cuesta arriba las posibilidades de un cambio cualitativo y revolucionario en condiciones democráticas y electorales, pero aunque parezca contradictorio, un logro obtenido por la revolución lo representa el arraigo a una cultura Venezolana patriótica, rebelde, que motivo en el Comandante Chávez el interés para poder despertar en la conciencia del pueblo una ideología revolucionaria que acompaña de ahora en adelante todos los procesos de organización y lucha del pueblo pobre, Chávez inserto la historia de nuestras luchas emancipatorias como ideales nacionales, culturales, trajo de vuelta a nuestros héroes libertarios y sus legados de libertad, vigentes en las nuevas luchas antiimperialistas.

En esa nueva visión de la historia, una historia no nos habían contado y conectada con nuestra realidad, se incorporan las luchas de la patria Grande, la de Bolívar, San Martin y nos coló a José Martí, héroe Cubano y nuestro americano Marxista de convicción y practica que nos conecta hacia el Che y Fidel, por lo que se rescata la tradición histórica Marxista, como antesala a la introducción de la ideología Socialista de la revolución Bolivariana.

Chávez comienza a hablar sobre el socialismo una vez creada la subjetividad revolucionaria en el imaginario popular y a sabiendas que la revolución socialista no se puede cumplir de porrazo, como desaforadamente propusieron y aun proponen cierta clase de ideólogos del socialismo, se decide por formula la tesis de la Transición al Socialismo, cuestión que compatibiliza la teoría Marxiana con la tesis Bolivariana, dado que en el transcurso de la historia, el capitalismo ha desarrollado mas y mejores métodos violentos para mantener su dominio que ahora es de carácter Global y no podría permitirse una insurgencia que pudiera calar y sembrase para siempre y que afecte sus nuevos intereses globales.

Presupuestos de la Transición hacia el Socialismo

La definición de la teoría es un poco difusa, carece de manual, pero establece claramente que la transición hacia el Socialismo es un largo periodo donde se comienza a prefigurar las nuevas formas de producción solidaria superadora de los vicios propios del régimen Capitalista, es un periodo de Coexistencia con las viejas formas y estructuras de la sociedad burguesa, pero se propone como objetivo histórico la superación del Estado Burgués por un estado Comunal, una correcta y precisa propuesta que antecedería a la verdadera demolición del estado Liberal Burgués.

La economía capitalista en modelo rentista en este periodo transitorio, persiste en tanto se promueve la industrialización, poniendo el acento en la manufactura y asegurando para el estado las empresas en áreas estratégicas que hasta ahora se mantienen bajo control Privado, las áreas estratégicas de reserva son, la Alimentación, petróleo, Minerías, textiles, Medicinas, entre otras, que permitirán al estado consolidar la soberanía productiva.

Para ello se cuenta con una carta de navegación en el Plan de la Patria, como instrumento legal que avala el nuevo impulso productivo de la Nación, un pueblo y la necesidad consciente de trabajar para logra el objetivo de la Transición hacia el socialismo.

Atrás quedaran los malos agoreros que tratan de endilgar a la revolución un Carácter Violento, Clasista y economicista. Al contrario estamos más claros que cuando empezamos en el año 1989, ese caracazo (Sacudón) que estremeció todos los cimientos del poder hegemónico de la derecha, pero que también estremeció las conciencias de la izquierda, ya que se venía de la derrota histórica de la experiencia fallida de la URSS una suerte de desesperanza inundaba las conciencias socialistas de la época.

Como lo demostró Chávez a su llegada al poder, que era necesario unir al pueblo en su diversidad, basta ver como fue la variada votación que logro Chávez en el año 98 para darse cuenta que si es posible unir a la Clase trabajadora, pero también debe existir alianzas en el marco de la transición hacia el socialismo con otras clases que puedan coadyuvar en el desarrollo productivo del país, esa tarea debe ser a corto plazo.

Siempre es sano criticar a lo interno a quienes desde algunas posiciones asumen que la revolución Bolivariana se agotó, como si no bastara con la gran manipulación de la derecha para tratar de confundir a nuestro pueblo, llegan algunos opinadores a despotricar de los esfuerzos que desde la base del pueblo luchan, trabajan y construyen con tesón las bases organizativas de las nuevas estructuras del poder popular. Reniegan de las posibilidades de un partido PSUV, que aun con déficits ideológicos ha podido mantener su cohesión y apego al legado del Comandante Chávez, la gran movilización que realizo el PSUV en las elecciones internas, demuestran que es posible ir por mas.

Los movimientos y organizaciones sociales de la revolución también han demostrado que el trabajo constante deja saldos positivos y cualitativos a la hora de evaluar el proceso revolucionario. Como podemos ver entre líneas, no se habla de único sujeto transformador se trata de la conjugación de actores diversos que emanan de la articulación histórica de sus luchas, que comparten sí, un único horizonte estratégico, pero no se limitan a contemplar la corriente se dejan arrastrar por la fuerza telúrica como no ocurrió en el sacudón.

De la Burocracia Estatal ya huelga decir que no están a la altura de las circunstancias coyunturales, están mejor dotados para manejarse en condiciones planas, sin altibajos e irrupciones, largoplacistas, productos de planificación y salario, se atreven a competir con las organizaciones de base, como si fuera otra clase diferente (Lo es?) pero estamos claros que existen instituciones que han ayudado y contribuido mucho en el avance de las organizaciones sociales, no es la constante pero se ven casos.

La transición hacia el Socialismo en su desarrollo se tropieza constantemente con la disposición dialéctica de las clases burguesas, sus instituciones y organizaciones políticas, estas cuentan con el apoyo imperial (Financiamiento) para la desestabilización, es el verdadero frente de confrontación decisivo, que nos permite o no cualificarnos en la realidad, su existencia (Como Clase), su fuerza, su incidencia en la sociedad es lo que nos permite autoevaluarnos. En ese campo la correlación desde el punto de vista Político es favorable a las fuerzas Revolucionaras, no se puede decir lo mismo en lo Económico, pero queda como tarea pendiente una solución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6327 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a212511.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO