El Uróboros Venezolano (II)

  • Venezuela es libre para depender del petróleo. No hemos aún sembrado todo el petróleo que debemos sembrar (Pietri), porque la corrupción o la desidia o ambas no lo permiten. No porque no sepamos que debemos hacerlo sino porque no sabemos cómo hacerlo. Por eso todas las irregularidades que a diario vemos: No ha salido, a pesar de varias temporadas de lluvias y las mejores tierras del país, ni una papa de las mallas sombras de Aragua y Carabobo, pero se siguen tomando propiedades por "baja productividad". El gobierno sigue ocupando con urbanismos las tierras más fértiles y potencialmente productivas, que representan un porcentaje pequeño del total. En las universidades autónomas casi nadie trabaja, tampoco fuera de ella, pero la impunidad es absoluta. Representantes del gobierno hablan de soberanía alimentaria pero las facultades de agronomía y veterinaria están en completo abandono. Siguen por doquier los choferes de autobús asesinando inocentes. Siguen permitiéndose las invasiones. Siguen las trampas e irregularidades con los carros iraníes, tractores, electrodomésticos, repuestos, etc. Siguen las colas por el gas en un país que tiene gas para regalar. Apoyamos a corredores en la Fórmula 1, pero no hay dólares para formarse académicamente ni para investigación. Vallenilla hace de TVES su propio latifundio con el dinero de todos.

  • Denuncia Narbaiza que en los helicópteros militares llevan las bombas chupadoras al Alto Orinoco y luego traen los frasquitos de oro a los generales. Su hijo —nuestro querido amigo Iñigo— murió por la burocracia, por falta de oxígeno y porque no hay aeroambulancia en el Estado Amazonas. Pero destruimos aviones pertenecientes al narcotráfico, y 23 % del aire atmosférico es oxígeno. Siguen los frecuentes cambios de ministros y directores. Los jóvenes talentosos de La Siembra del Cuatro andan matando tigres mientras el Sistema de Orquestas consume más de la mitad del presupuesto del ministerio. Se compraron 5000 cuatros chinos en vez de apoyar a nuestros excelentes luthieres. Sigue el silencio gubernamental absoluto ante la emigración del talento en estampida. El viaducto de La Cabrera se llenó de huecos poco después de ser reparado. Isea está en Estados Unidos. Hubo que reconstruir el Hospital del Mar y hay que reconstruir el saqueado Teatro de la Ópera. Siguen paralizadas las obras del tren La Encrucijada-Calabozo. Ahora sí hay pasajes aéreos baratos para ir a tal sitio, en clase económica por sólo Bs. 99.000 a 200.000. Sigue paralizado el Cardiológico de Adultos a pesar de las denuncias. No hay insumos ni medicamentos pero se botan o se pierden (vencidos o no) por toneladas de los hospitales. Corrupción descarada en los nuevos ferris. Siguen los negocios con el cemento, las cabillas, las baterías, etc. Siguen libres los alcaldes y gobernadores impunes. Sigue florido el bachaqueo.

  • Los inmigrantes chinos están cada vez más felices. La posición del gobierno ante el desfalco en CADIVI, Fondo Chino, etc. no podría ser menos clara. Traidores de las Fuerzas Armadas garantizan el contrabando de todo tipo de combustibles, alimentos, medicinas y otros productos hacia Colombia. Se prohíben los casinos pero se invierte en los hipódromos. Se permite la santería, el coleo, las corridas de toros y las peleas de gallos. Abatido un PNB en enfrentamiento con la policía (¡!). Otros fueron capturados. No hay leche desde 2013, pero muchos militares corruptos colocados al frente de fincas lecheras expropiadas venden la leche en Colombia y registran la producción como vendida en Venezuela. La gente accede casi únicamente a "bebidas lácteas" que son engaños, con un contenido de sólidos totales muy por debajo del de la leche completa. Silencio gubernamental absoluto ante la epidemia de Chikungunya. Los organismos encargados no fumigaban porque se quedaron sin insecticidas. Tampoco hay insecticidas en los comercios. Gracias a Dios que no era Ébola. Y pare Ud. de contar. Es corrupto el que no sabiendo no dice "no sé". Es corrupto el que roba. Es corrupto el demagogo. Es corrupto el que se equivoca sin remordimientos. Es corrupción la debilidad. Es corrupción la impunidad. Los políticos aún no aterrizan de su viaje interestelar. Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad (Bolívar).

  • La angustia de Chávez y su esfuerzo físico e intelectual extraordinario desbordaron sus propias posibilidades fisiológicas y lo condujeron a una muerte prematura. No sin antes sufrir la tortura de la quimioterapia, que destruye el sistema inmunológico, único capaz de matar selectivamente a las células malignas. Por eso murió de neumonía. Circunstancias similares también llevaron a Bolívar a la muerte en la plenitud de su vida. Ambos parecen haber desarrollado enfermedades típicas de un estado psiconeuroinmunológico de estrés no compensado, sin descartar por supuesto las hipótesis de homicidio. Ambos vieron como ve con angustia el que sabe, e hicieron todo lo posible por cambiar el rumbo, aún a costa de perder sus propias vidas.

  • El corto análisis de muchos individuos culmina en el ya aburrido "pero tenemos patria". Sin embargo, no hacen absolutamente nada por tenerla. Oí a un profesor decir en diciembre de 2012 que, con el favor de Dios y la Virgen, Chávez moriría pronto. Ahora muere de cáncer un familiar suyo. No se salvará, porque el oncólogo se encargará de ello. Oncología es quimioterapia. Quimioterapia es industria farmacéutica. Farmacéutica es dinero. Por eso quitaron a Samán del camino. Pero eso no conviene decirlo. Qué bueno que llegaron tantos millones de tabletas de prednisona para destruir miles de timos. Qué bueno que ya llegó el acetaminofén para disfrazar las políticas sanitarias desastrosas. Arrancaron por fin las quimioterapias en el J. M. de Los Ríos para mostrar el infierno a nuestros niños.

  • Todos los venezolanos somos responsables en mayor o menor grado de la realidad de la Venezuela actual. Los políticos, naturalmente, tienen la mayor responsabilidad. El global warming sigue derribando puertas, y las clínicas estafando vulgarmente. A pesar de la situación mundial, la baba aún moja los pisos de los centros comerciales. Los dólares que no invertimos en educación, salud, producción de alimentos e investigación se traducen en atraso. Pero qué bueno que ya llegó un cargamento de baterías y cauchos después de dos años con el chorro de dólares abierto. Las hienas venezolanas, que pueden ser rojas, amarillas, verdes o incoloras, se encargarán de las trampas. Los comerciantes reciben dólares preferenciales por el bien de la patria, para invertirlos en licores, vibradores y autos de lujo. Mientras, los burócratas mediocres —políticos sin méritos— siguen cometiendo errores en nombre de las mayorías que, igual que ellos, se comportan como langostas. A todas estas, dice Giordani desde hace tiempo que debe acabarse la regaladera. Y tiene razón. Pero nadie lo oye. Regalar atrae votos. Votos generan poder. Y aquí en Venezuela se desprecia el conocimiento.

  • Enmendar los errores que en la Revolución se han cometido, pisando firme desde sus múltiples logros, es estrictamente necesario para poder progresar hacia un país donde finalmente triunfen la cordura y la inteligencia, y se comprenda la diferencia entre libertad y libertinaje. Donde se comprenda que todo lo que debe ser hecho debe ser bien hecho (Mendelssohn). En ese país idealizado, los criminales y corruptos (que son lo mismo) trabajarán por muchos años o de por vida por el bien común para pagar sus crímenes, además de mantenerse. No serán ya una carga. Tampoco podrán disfrutar de lo robado ni ejercer la política. Los derechos de los humanos estarán muy por encima de los derechos de los monstruos. Se considerará un crimen robar un bolívar o acaparar un kilogramo de harina, y como tal se castigará. La pena será decuplicada si el crimen lo comete un funcionario público o miembro de las Fuerzas Armadas o de las policías. Al acaparador de leche y otros alimentos vitales para los niños se le aplicará rápidamente la pena máxima, por cometer ese crimen abominable contra el futuro del país. La pena máxima será el trabajo comunitario de por vida. Los candidatos serán elegidos por su nivel de formación y méritos, que han de ser muy altos.

  • No harán falta sus fotos, ni sus sonrisas, ni su elocuencia. Será suficiente con sus nombres, sus curricula y aprobar un difícil examen ante un jurado. Esto los obligará a hacer lo que muy pocos políticos han hecho en su vida: estudiar. Se acabarán los gastos injustificables y los días improductivos por marchas y concentraciones. Se acabará en las instituciones del Estado la presión ilegal sobre los empleados para obligar a marchar o participar en eventos políticos. Los alcaldes y gobernadores deberán asesorarse con profesionales que viajarán por el mundo en misiones de observación, preparación y aprendizaje. Se apoyará al que se esfuerza, estudia y se supera por méritos propios. Se practicará la equidad. Formaremos a los estudiantes en verdaderas universidades creadoras de conocimiento. Egresarán librepensadores. Se promoverá la preparación de talento nacional también en universidades extranjeras, garantizando su inserción al trabajo productivo al volver. Las becas de postgrado serán generosas, porque hay que proteger al investigador, que dedica su vida al prójimo. Se promoverá la interacción frecuente de los estudiantes con expositores de las mejores universidades del mundo, porque pocas cosas son tan motivadoras para la juventud como compartir con la gente que sabe de verdad. La universidad será consultada para tomar las decisiones más importantes. Los laboratorios serán los templos del progreso del país (Pasteur). En ellos y en las bibliotecas encontraremos los conocimientos que nos permitirán resolver los innumerables problemas que tenemos. La política llevará a la praxis esos conocimientos.

  • En ninguna institución existirán parásitos. El flojo aprenderá a luchar por su vida o morir con dignidad. Nada será regalado, pero todos podrán acceder a los bienes mediante su trabajo. Las cárceles serán reemplazadas por fábricas. Produciremos nuestros alimentos. Promoveremos una dieta más sana e inteligente. Utilizaremos fuentes alternativas de proteínas. Los policías, fiscales de tránsito, taxistas y choferes de autobús deberán ganarse el título a costa de mucho esfuerzo. Luego tendrán remuneraciones tan dignas que serán innecesarios el apuro y el soborno. Se ofrecerán sueldos también dignos a los que tengan profesiones o desarrollen actividades de alto interés nacional. Apoyaremos con recursos humanos a otros países en su lucha por superar la pobreza. El dolo desaparecerá porque el castigo será ejemplarizante y los sueldos acordes con una baja inflación lo harán innecesario. El agua, la electricidad y la gasolina costarán lo que deben costar. Perderá su trabajo el empleado que trate mal al público en las instituciones del Estado. El policía que irrespete el semáforo y sea denunciado con fotos también perderá inmediatamente su trabajo. Los ciudadanos dispondrán de baños públicos impecables por unas cuantas monedas, y fuentes públicas de agua potable gratuita. El peatón que arroje basura a la vía pública deberá trabajar un mes limpiando aceras y calles. El que cruce por debajo de la pasarela será multado. Esta multa podrá ser pagada cruzando 50 veces la pasarela. Todas las multas directas o por incumplimiento de sanciones serán descontadas automáticamente del sueldo de los individuos. Se harán campañas profundas y sostenidas de educación sexual. Se protegerá celosamente a la embarazada y a los niños. Los permisos pre y postnatal serán tan largos como se requiera para lograr la integridad intelectual y emocional del niño. El bajo costo de la vida hará posible que el padre mantenga a la familia durante este período.

  • Será obligatorio que éste asuma la responsabilidad de su hijo so pena de castración. Se prohibirá el reggaetón y cualquier otra manifestación que atente contra las buenas costumbres y la salud psicológica de los niños y adolescentes. En consecuencia, colocarlo en presencia de menores de edad será considerado como lo que es, un crimen de lesa patria. Se promoverá la cultura, la buena música y el silencio en todos los ambientes públicos. Quien dañe áreas verdes deberá plantar y garantizar el crecimiento de 100 árboles. Serán expropiados los vehículos que sean usados como discotecas ambulantes. Será posible andar en bicicleta o a pie a cualquier hora. Se construirán ciclovías y jardines botánicos en todas las ciudades. Los zoológicos serán reemplazados por granjas de contacto. Se prohibirá la santería y otros cultos que cometan maltrato animal. Se acabará el coleo. También las peleas de gallos. Se reciclará. Se obligará a las televisoras a colocar programas educativos y se prohibirá la transmisión de programas y novelas basura, independientemente de que sean por cable o satélite. Se controlará a las licorerías y a los alcohólicos que pululan alrededor de las mismas. Ellos mismos limpiarán aceras, calles y rincones. Los grafiteros pintarán las paredes. Existirán bibliotecas públicas por doquier, con miles de libros escogidos. Se penará todo aquello que atente contra la ciudadanía.

  • El petróleo será para ahorrar, asfaltar y producir fertilizantes. Se producirán miles de rubros más que petróleo, para satisfacer lo necesario. Exportaremos mereyes, guayabas, ciruelas, maderas, leche, sal, miel, cacao, café, herramientas, máquinas, libros, licores, pescado, ropa, instrumentos musicales, obras de arte y conocimientos… Una nueva Ionia. Para que ese nuevo país se haga realidad, los grandes objetivos han de ser acabar con la impunidad, profundizar la educación y expulsar para siempre de los cargos públicos a los incapaces. Porque Cerbero, la Estigia, Cocito, y el Malebolge con sus ríos de excrementos, sus capas de plomo, su brea hirviente y el fuego de Caco, son poca cosa en comparación con el sufrimiento que causan los corruptos y los mediocres a las mayorías.


aerg58@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.



Andrés Rodríguez González


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: