Precisiones en la conceptualización marxiana

Los empresarios fabricantes no sumados a esta guerra optarán por mercadear directamente su producción, de la fábrica al consumidor.

Hemos venido precisando que todo comerciante tiende a ganar por partida doble: cuando compra y cuando revende. Pero esa afirmación armoniza con la idea de la formación de los precios de producción porque estos son resultados de competencia interfábrica y cuyo resultado es el trasiego de parte de la plusvalía de unas empresas a otras, lo que significa que no necesariamente se vende directamente al valor, sino a precios de producción, para las mercancías que salen de fábrica, y a "precios de premercado", para las mercancías adquiridas por los intermediarios.

Como es notorio, los precios de producción han sido subestimados o ignorados por marxistas y no marxistas, y estos nuevos "precios de premercado" [1]muy posiblemente corran la misma suerte. Como todo sistema, las deviaciones que forman caos en el mercado para todos los capitalistas en funciones tienden a corregirse, y a estos arreglos se les llama "mano invisible". Por esta razón, si los regateos terminan garantizándole al intermediario una tasa de ganancia superior a la del fabricante, este cambia de rol y se mete a vendedor directamente, y viceversa.

En el caso actual venezolano, aquellos empresarios no sumados a la presente guerra de acaparamientos e inflaciones inducidas se están viendo impulsados a manejar con autonomía sus propias y directas cadenas de intermediarios, digamos que sus distribuidores serán trabajadores de las fábricas correspondientes.


[1] Este concepto para esta categoría de precios me pertenece. Sirva esta entrega a manera de registro intelectual de un concepto hasta ahora no manejado y que busca explicar otra de las desviaciones del valor sufridas en el mercado . Con la formación de estos precios de premercado, parte de la plusvalía creada en las fábricas contribuye también a la nivelación de la tasa de ganancia de todos los capitalistas en funciones. Su formación pasa inadvertida y se asimila a una eventualidad cuando analizamos la conducta del comerciante en particular; no es así ya que se trata de una categoría estrictamente macroeconómica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1084 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: