Por las buenas o por las malas... ¿y entonces?

Muchos se quejan de las críticas que a través del portal Aporrea hacemos otros muchos que sanamente expresamos nuestros pareceres respecto a lo que se debe corregir para enrumbar a la Revolución. Algunos consideran que criticar los errores del proceso le da armas a la oposición para atacar las bases que sostienen todo lo que hasta ahora se a levantado a favor del pueblo y de todos los venezolanos aunque haya un sector de la población que se niega a reconocerlo o hace mutis mezquinamente. Pero hoy el Nazional siguiendo su línea editorial goebeliana publica en su pasquín lo que en una de sus tantas intervenciones públicas, nuestro Presidente a dicho palabras más palabras menos: que las elecciones parlamentarias van por las buenas o por las malas. Que vaina.
Todos sabemos que nuestro Presidente lleva en sus genes imbricada la condición de pueblo, eso lo hace uno igual a nosotros y como tal interactúa con quienes simpatizamos y apoyamos irreductiblemente la causa de la Revolución. Pero como ustedes pueden ver, el Nazional a sacado del contexto de su discurso LO QUE MÁS DAÑO LE HACE A LA REVOLUCIÓN, lo que el Presidente no ha debido decir pero que sí dijo, ahí está el vídeo para corroborarlo.

Ya pasamos la página con presidentes que le respondían agresiva y amenazantemente a periodistas “a mí tú no me jodes...!” A la oposición le fascina de forma morbosa hacer leña del árbol caído del bando de la revolución, para ello cuenta con la incondicional y perversa ayuda de la canalla mediática. Porque ellos sí que están pendientes de todos nuestros movimientos, tienen operadores disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año. Leen todo lo que publicamos en Aporrea, usan nuestros correos para insultarnos y hasta para amenazarnos, sino pregúntenle a Saúl Molina o a Oscar Heck.

Ellos nunca van a reconocer nuestros aciertos, nuestros logros, tienen ceguera política y miran por un cristal que minimiza la obra de la Revolución y magnifica los errores de los que día a día tratamos de levantar las banderas del progreso, la inclusión y el desarrollo dentro de los términos que están establecidos en la Constitución, en el Plan de la Patria y en los lineamientos del Socialismo del Siglo XXI.

Camarada Presidente Obrero, lo dicho, dicho está, y no se llora sobre la leche derramada. Métale el pecho a los hechos, que del discurso nos encargamos nosotros, sus hermanos, que aquí y donde sea nos van a encontrar rodilla en tierra dispuestos a defender lo único que garantiza la paz en este país: NUESTRA REVOLUCIÓN. Ahora sí, esto lo digo yo:

POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS, NO VOLVERÁN!



matatigre68@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Fidel J. Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: