PSUV y Gran Polo Patriótico: dos realidades revolucionarias

Generalmente tendemos a unificar realidades político-revolucionarias históricas que en el caso concreto que nos concierte serían confundir las dos realidades político-revolucionarias en curso actual en el proceso revolucionario venezolano en el marco de la evolución en perfectibilidad de la Revolución Bolivariana que son tanto el partido de gobierno, Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como el grupo político bien denominado por el Comandante Chávez Frías como "Gran Polo Patriótico" (GPP) cuales son, ambos, en su concepto, profundamente diferentes en sus propias y varias realidades internas sico-políticas e ideológico-estructurales como históricas. Para nada es fácil de-estructurar esas realidades para su correspondiente análisis en objetivo revolucionario.

Pareciera que las diferencias entre movimientos revolucionarios se comenzarían a desarrollar desde el mismo momento de los análisis que se realizaran como consecuencia del desarrollo de la Revolución Industrial y sus impactos que dicha revolución industrial en su proceso lógico-histórico tendrían sobre la masa obrera como factor sociológico fundamental del proceso del sistema capitalista sustentador del desarrollo de aquella revolución; es decir, pareciera que el concepto "obrero" comenzaría a ser conceptualizado durante aquellos sesudos análisis para poder definir, conceptualmente, una realidad en diferencia sociológica producto de las relaciones humano-económicas que dichos "seres sociales" tendrían con los bienes de capital con los cuales interactuaban y, por supuesto, los dueños de aquellos bienes de capital.

En el transcurso del desarrollo de la lógica maquinista-industrial y, en consecuencia, del propio sistema que se venía imponiendo, es decir, la acumulación, la plusvalía, la tecnología, los mercados, las materias primas, las nuevas políticas de Estado, la nueva sociología y la geopolítica mundial también se desarrollaban ideas y acciones que se contraponían con las desventajas en alienación y salarios cuales a su vez obligarían a los pensadores a analizar y proponer salidas que alcanzaran, al menos, equilibrios entre el Capital y el obrero como es de todos conocido; podríamos señalar a Karl Marx, Berstein y S.S. León XIII. Diferentes visiones producirían diferentes propuestas con lo cual nos encontramos en desarrollos históricos de diferentes modelos de cambios revolucionarios según lo conceptual ideológico que se impusiera en un momento histórico propuesto para su análisis.

En Venezuela el proceso revolucionario, en sus tiempos, se ha venido desarrollando, en nuestra modesta opinión, con diferentes influencias consecuenciales de aquellos procesos revolucionarios que se irían dando allende nuestras fronteras.

Es de fácil demostración las influencias que se desarrollaran en el seno de la Tercera Internacional Comunista, Komintern, que fuera un extraordinario aquelarre de partidos comunistas alrededor del globo terráqueo que se reunieron en Moscú para pautar y pactar un modelo revolucionario para poder alcanzar la presencia y el control en el poder que representa el Estado, en el marco del desarrollo del sistema capitalista mundial, de los obreros y los campesinos nacionales, fundamentalmente. Aquella propuesta se vería confrontada con la propia realidad del aquel desarrollo del capitalismo en su expansión mundial, es decir, lo que podríamos denominar, laxamente, como las "neo-colonias" (consideramos "colonias" a aquellas realidades que se desarrollarían con el Imperio español y portugués) que se impondrían en el escenario internacional. Aquel escenario llevaría a una fuerte discusión a Vladimir Ilich Lenin y M.N. Roy en lo conceptual sobre cómo se debería desarrollar la revolución mundial-socialista en aquellos países que nos hemos referido como "neo-coloniales". En ese marco de desarrollo en los tiempos posteriores a aquella interesante discusión se produciría gracias a los bolcheviques la referencia de y en la Tercera Internacional en cuanto a diseño de políticas revolucionarias contra-capitalistas.

Es de interés conceptual analizar las realidades primarias de la Tercera Internacional para tratar de alcanzar un acercamiento de conocimiento a los procesos revolucionarios en América Latina y, concretamente, en Venezuela. Nos permitiríamos exponer que el primer proceso revolucionario en un país "neo-colonial" se expresaría en la colonia holandesa de Indonesia en el ambiente de los obreros caucheros que concluiría, esa primera experiencia, en fracaso y su lógica represión por parte de los dueños de las fincas caucheras indonesias que servirían de ejemplo globalmente en países productores del caucho como materia prima. El líder de tal huelga general sería Henk Sneevliet.

Le seguiría el proceso del desarrollo revolucionario chino que tendría en sus realidades la fundación de dos partidos políticos de ideologías diferentes y ambos con políticas nacionalistas. Uno de ellos el Guomindang (GMD) y el segundo el Partido Comunista Chino (PPCh). Aquella sui generis realidad obligaría a la Tercera Internacional diseñar un modelo revolucionario denominado como "Frente Único Nacional" que significaba incorporar a las masas nacionalistas así como, evidentemente, a obreros y campesinos. Independiente del proceso de aquella política impuesta desde Moscú sobre el PCCh lo importante para nuestra disgregación es lo conceptual del contenido en el modelo que representaba y representa el "Frente Único Nacional". Ese modelo sería, seria y profundamente, estudiado por el historiador Manuel Caballero.

En el marco referente pareciera que los fundadores del Partido Comunista Venezolano (PCV) podría haber estado, sólidamente, influidos por las normar establecidas para todos los partidos comunistas mundiales por la Tercera Internacional, mutatis mutandi, el "Frente Único Nacional", es decir, la incorporación obligante de todas las clases sociales nacionalistas y en consecuencia se suponía que las burguesías nacionales lo aceptarían incorporándose a políticas anti-imperialistas, fundamentalmente; pero el propio desarrollo del sistema capitalista llevaría a aquellas clases sociales de las burguesías nacionalistas se transformarían, en su mayoría, en las clases sociales medias en todo sus espectros sociológicos por lo cual aquella tesis anti-imperialista, a su vez, se iría transformando hacia una sutil propuesta ideológica desde los centros de poder capitalista en lo que se ha denominado como "Dependencia". En el caso de Venezuela podríamos llamar la atención sobre ProVenezuela y sus propuestas, generalmente, contrapuestas a las propuestas que se expresaban desde Fedecámaras. Esta realidad obliga a un análisis aún más profundo.

La sociedad venezolana es compleja como lo demuestra su desarrollo histórico. Bien lo ha expuesto, a título de ejemplo, Ramón Aizpurúa Aguirre, en su texto publicado por el Banco del Caribe, precisamente, sobre los circuitos comerciales en el Caribe de productos venezolanos que se transportaban desde San Fernando de Apure hacia lo que el historiador Aizpurúa ha calificado como los "tres circuitos comerciales". Ello además de instruirnos sobre exportaciones de productos venezolanos nos llama la atención de la conformación sociológica en las zonas llanero-venezolanas como así también lo ha descrito el historiador Miguel Izar en sus análisis sobre dicha sociedad criolla. Al tiempo, en amena conversa con el Embajador don Régulo Burelli Rivas nos comentaba en Beijing como sus señores padres lo mandaron junto a su hermano Miguel Ángel a Colombia a continuar sus estudios y así podríamos continuar exponiendo realidades sociológicas que se han venido conformando en la sociedad venezolana para no mencionar la importante inmigración venida de Europa tanto inmediatamente después de la 2da. Guerra Mundial como en los años 50 durante el Gobierno del General Marcos Pérez Jiménez. Venezuela, sociológicamente, es profundamente diferente que obliga a analizar a esa sociología para poder diseñar las políticas de las diferentes etapas de la Revolución Bolivariana.

Ese marco de ideas expuestas nos llevan a tratar de comprender las realidades obligantes tanto del PSUV como del "Gran Polo Patriótico". ¿Cómo es la composición sociológica de la membrecía del PSUV? En el caso del "Polo Patriótico" la situación es profundamente diferente vista su propia composición político-partidista y las condiciones de clase de cada uno de los partidos políticos que la componen. Es de fácil comprensión como Diosdado Cabello Rondón busca conformar una línea ideológica sustentada en el "pensamiento Chávez Frías" que podría significar, en última instancia, en el denominado como "Poder Popular" en sus diferentes expresiones sociológicas como serían las comunas, etc. Es de comprensión que el sector anarquista del PSUV se adscriba a sus propias tesis sociológicas lo que significa que el PSUV como partido político deberá sustentar su propio poder como partido ideológico en ese ideario que se ha venido desarrollando sobre las bases de los pensamientos tanto de don Simón Bolívar como del Comandante Chávez Frías sin negar otras propuestas históricas.

En el caso del "Polo Patriótico" vista su composición político-partidista significaría que cada partido político deberá caminar, por lógica revolucionaria, no solo en su adscripción a ambos pensamientos políticos arriba en mención sino tendrían que alcanzar vías comunes que los acerquen a las propuestas político-revolucionarias que viene impulsando como partido político el PSUV. Ahora bien, ambos grupos políticos tienen en común objetivos fundamentales como es conformar un frente nacional pero sustentado en bases ideológicas sobre realidades sociológico-históricas venezolanas en conjunción con políticas que confronten no solo las propuestas de políticas provenientes, fundamentalmente, desde Washington sino las presiones que se vienen desarrollando producto de la reingeniería actual del sistema capitalista globalizado. Es decir, siendo Washington nuestra fundamental contradicción como podemos demostrarlo con el actual saboteo a los precios mundiales del barril del crudo y los precios de productos "aguas abajo" como es el precio internacional del LNG (gas licuado), debemos tanto el PSUV como el "Polo Patriótico" tener permanentemente en perfecta claridad ese nuevo concepto que viene desarrollando el Poder (Müller Rojas) y Washington que se contiene en la "nueva política Obama" (JVR dixit). Además se debe saber conjugar las realidades globales que imponen en la economía mundial globalizada y/o mundializada como son las finanzas y el comercio internacional, la actual reingeniería del sistema capitalista globalizado; es decir, a título de demostración, debemos conocer, analizar y promover los reales significados de la gira que viene realizando el Presidente Constitucional, Nicolás Maduro Moros, tanto por parte del PSUV como por obligación del "Polo Patriótico".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1260 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a201197.htmlCd0NV CAC = Y co = US