Sigamos deshojando la Margarita del Dólar Paralelo y la Conspiración Económica

Develar la verdad que esconde el dólar paralelo, permitirá comprender mejor algunas distorsiones que padece actualmente nuestra economía; como, por ejemplo, el fenómeno inflacionario, que tanto afecta el bolsillo, la paciencia y la resistencia del venezolano.

Cuando el Presidente Nicolás Maduro dijo que “el dólar paralelo no existe”, obviamente se refería a que ese tipo de dólar no guarda ninguna relación con leyes económicas o fenómenos de esa naturaleza que puedan explicar científicamente su expresión cuantitativa. Es decir, el monto por el cual se cotiza el dólar paralelo es un invento perverso de la gente de Dólar Today, cuyo propósito lo expondremos a continuación.

Veamos extractos de un artículo publicado en la ultraderechista página Runrunes. Ante la pregunta: ¿Existe el dólar paralelo?, los economistas de derecha: Pedro Palma y Miguel Ángel Santos dieron las siguientes declaraciones:

“Aunque la cotización del dólar en el mercado paralelo tiene un alto componente especulativo y está lejos del tipo de cambio de equilibrio, estimado entre 25 y 35 bolívares por dólar, eso no significa que sus efectos no se sientan en la economía real.”

“Tanto Santos como Palma aseguran que la cotización del dólar negro funciona como un marcador de precios para buena parte de los productos que se comercializan, ya que las expectativas del costo de reposición indican que difícilmente se obtendrán dólares baratos al momento de importarlos nuevamente.”

“Desde la óptica de Santos ese fenómeno suele tener un “impacto fuerte” en el comportamiento de los precios, lo que puede acelerar aún más la inflación. “Va a haber un proceso de inflación muy fuerte, ese 180 está anticipando algo”, asegura.” (Fuente: http://runrun.es/la-economia/177228/hasta-donde-puede-llegar-el-dolar-paralelo.html).

¡A confesión de parte, relevo de pruebas!

Como podemos ver, para estos economistas, el llamado dólar paralelo tiene “un alto componente especulativo”. Consideran, además, que el dólar “de equilibrio” se estima entre 25 y 35 Bs por dólar.´; y están claros que ese dólar paralelo, con un alto componente especulativo, funciona como un “marcador de precios”. Debemos concatenar estas declaraciones con las que emitió Luis Vicente León (Datanálisis) en el artículo publicado en la página Prodavinci.com, el 8 de diciembre de 2014; cuando dijo:

“Además, el referente que se ha estado utilizando como guía para las operaciones paralelas es el precio del dólar en la frontera. Hay que decir que las operaciones que se llevan a cabo en las regiones fronterizas son marginales, así que son incapaces de representar verdaderamente el mercado paralelo.”

Cómo podemos ver, los economistas de derecha, están claros que el dólar paralelo es especulativo y no responde a la realidad económica venezolana; o sea, el valor de ese dólar es sólo un vulgar invento de alguien, sin sustento científico. Pero que a pesar de eso, lo usan como referencia para fijar precios de bienes y servicios.

A la par que ellos reconocen lo inocultable (que ese tipo de dólar es especulativo y no responde a la realidad económica venezolana) lo justifican culpando a las medidas económicas que implementa el gobierno nacional, lo cual, a todas luces, es una enorme contradicción; porque al ser el dólar paralelo, un invento perverso, su finalidad es la de desestabilizar la economía, e independientemente de la medidas que tome el gobierno nacional, este dólar pudiera seguir existiendo mientras necesiten que cumpla con su finalidad, que es la de destruir la economía nacional. Entonces, podemos decir en este punto que si bien los economistas “relevantes” de derecha no se atreven a arriesgar su prestigio profesional afirmando que ese dólar que publica DolarToday es producto de la ley de oferta y demanda; (como sí lo afirma la propia gente de DolarToday y uno que otro estúpido o conspirador por ahí), no es menos cierto que la justificación del mismo, a través de metamensajes que culpan al gobierno de todo, los colocan claramente en la acera de la conspiración.

¿Por qué se guían por ese dólar para fijar precios?

La mayoría de las personas que se guían por el dólar paralelo que publica Dólar Today, para vender dólares o para fijar precios de bienes y servicios, lo hacen por ignorancia; seguramente porque no saben que ese dólar es un invento sin ningún fundamento científico, que sólo persigue desestabilizar la economía y los efectos de guiarse por ese dólar los están padeciendo ellos también. Pero hay una pequeña porción de venezolanos que saben el daño que se le causa al país con ese dólar, y aun así lo promueven.

El dólar paralelo que publica DólarToday es un subproducto del ataque sicológico.
En el diagnóstico de los problemas económicos del país, podemos identificar muchas causas macro y micro económicas; pero entre las causas, no debemos subestimar a la confianza como una de las más influyentes.

En el marco de una guerra de cuarta generación a la que estamos sometidos (no lo olvidemos) las operaciones sicológicas juegan un papel crucial y ya está comprobada la interacción entre la sicología y la economía; como lo afirman Pablo Pascale (Profesor de Psicología Social de la Universidad de Salamanca, España) y Ricardo Pascale (Catedrático de Finanzas en la Universidad de la República de Uruguay) en el libro: “En Busca de la Confianza Perdida”:
“La economía y la psicología han demostrado ser complementarias para el estudio de diferentes situaciones. Entre ellas, se ha hallado que las decisiones económicas ya no las toma un ser humano con racionalidad perfecta, sino seres humanos psicológicamente más complejos, insertos en situaciones de incertidumbre que les comportan diferentes niveles de riesgo. En estas decisiones económicas influye la confianza”

También dos Premios Nobel de economía 2001 y 2013: George A. Akerlof y Robert J. Shiller, respectivamente, en su obra conjunta: “Animal Spirits: Cómo influye la psicología humana en la economía”, los autores analizan la confianza y aseguran que los economistas no han prestado atención a este concepto pues tienen una visión restringida de la importancia de la confianza para la economía. Uno de los principales errores es tomarla como un acto racional y señalan:

“El verdadero significado de la confianza es que nosotros vamos más allá de lo racional… la persona puede procesar la información disponible en forma racional, pero ella no necesariamente actúa en esa racionalidad. Ella actúa conforme a lo que entiende que es confiable de ser verdad”
La primeras acciones de ataque a nuestra economía se centraron en desacreditar todas las medidas económicas que implementa el gobierno (esta viene a ser la constante, en la fórmula del ataque a la economía nacional), con la intención de fracturar la confianza del venezolano en su gobierno; para lo cual utilizaron y utilizan los medios de comunicación en su poder y las opiniones de supuestos “expertos” en cuanta vaina Dios creó, para generar una matriz de opinión desfavorable al equilibrio económico y a la tranquilidad del venezolano. Luego cada vez que se aproximaba una elección se desaparecían algunos artículos de primera necesidad, y así era anunciado por los medios de comunicación opositores, lo cual creaba un clima de desespero en la población que se aplacaba una vez culminado el proceso electoral y aparecían los productos nuevamente (podemos asegurar ahora, que eso eran globos de ensayo). El liderazgo de Chávez era un elemento generador de confianza, lo que frenaba un poco las pretensiones de los enemigos de los venezolanos; pero la enfermedad y posterior muerte de Chávez hizo que la oposición, que ya conocía la reacción del venezolano frente a una escasez, lanzan con fuerza “la campaña de la escasez”, que consistió en anuncios masivos y sistemáticos de fallas en el suministro de productos de primera necesidad, para que los venezolanos salieran, como efectivamente salieron a arrasar con la existencia de esos productos; y como importamos buena parte de los productos básicos y de los que producimos aquí, alguna materia prima es importada también, se disparó igualmente la demanda de dólares para “reponer inventarios”. Esta fue la excusa perfecta para obligar al gobierno a soltar más dólares de lo habitual, con lo cual colapsaron el sistema de asignación de divisas - que no era muy eficiente- y lo hizo más permeable a la corrupción. El gobierno en su desespero de palear la situación de escasez, soltó dólares a granel los cuales fueron captados por los grandes empresarios que con empresas situadas en el extranjero sobrefacturaban la mercancía que importaban, o sencillamente no importaban nada (como el caso de Eligio Cedeño, que se apropió de decenas de millones de dólares de todos los venezolanos). Lo cierto es, que entre corruptos y corruptores crearon el ambiente propicio para que la publicación de un dólar ficticio (dólar paralelo) le diera una estocada mortal a nuestra economía y sirviera para enriquecer aún más a los corruptos poseedores de dólares quienes venden sus dólares mal habidos a precio especulativo (dólar paralelo), compran bienes inmuebles y multiplican su fortuna afectando además el mercado inmobiliario.
Pueden seguir guiándose por el dólar paralelo; por idiotas o por conspiradores. Tú eliges de qué lado estás. Lo importante es que debes tener claro que en todo caso, al seguir ese juego del mal llamado dólar paralelo, estás destruyendo a Venezuela. Y si eres de quienes creen que el gobierno es el culpable de todos tus males, piensa que destruyendo al país no es la forma de resolver tus problemas. ¿Acaso el paro petrolero no te enseñó nada? Ese paro sólo beneficio a quienes lo dirigieron desde PDVSA y sabían que estarían fuera de la industria, y ahora sí que están “enchufados” en empresas transnacionales, mientras miles de empleados que los siguieron, afectaron su vida y las de su familia por creer en esos bandidos. Hoy ocurre lo mismo. Detrás del dólar paralelo de DolarToday está Eligio Cedeño y muchos de los criminales que participaron en el paro petrolero y el golpe de estado del 2002, a los cuales no les importa prenderle fuego al país, al mejor estilo de Nerón, para lograr sus objetivos mezquinos y perversos.

Si de verdad te importa el país, no vendas tu cupo Cadivi, no compres ni vendas dólares al precio que ficticiamente te marcan en DolarToday y mucho menos, si eres comerciante o productor, marques tus precios de venta al público con esa referencia. Esa gente que está detrás de toda esa conspiración, y como ya dije, no les importa destruir el bienestar de los venezolanos para alcanzar el poder político, son los mismos que tienen 15 años pidiéndote el voto para montarse ellos en el gobierno y materializar sus aspiraciones mezquinas. Si para paralizar la industria petrolera (que nos afectó a todos) y para acaparar, esconder y especular con bienes de primera necesidad para los venezolanos, no han tenido escrúpulo, ¿crees de verdad que una vez que agarren el poder político, tú les vas a importar?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8617 veces.



Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: