Bolívar y Lenin unidos en la historia

Hoy cuando se encubre el cielo por la amenaza imperialista de los EE.UU. y la OTAN recordamos los tiempos de la guerra fría, se cierne una amenaza imperialista sobre el planeta, el ataque a Palestina, a Siria, demuestran que imperialismo existe, que la disolución de la URSS dio pie al envalentonamiento de la rapacidad imperial, la caída del Muro de Berlín y la disolución de los países integrados en el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) no creó más paz en el mundo, que la invasión a Afganistán, Libia, Irak forjan un mundo violento, auspician el terrorismo, que el nuevo orden mundial forjado por las potencia de Inglaterra, EE.UU, Francia colocan al mundo cada vez en mayor inestabilidad, la paz está frágil, el mundo está al borde de un enfrentamiento, Gorbachov debería estar purgando su responsabilidad histórica, su perestroika solo sirvió para sumergirnos en un mundo más peligroso. Por eso creo que mi responsabilidad es revivir las ideas de quienes lucharon contra los imperios para traer paz al mundo, para sembrar paz en los pueblos y demostrarnos que ideas indican que otro mundo es posible cuando se lucha incansablemente.

Bolívar en su Ultima Proclama “A los Pueblos de Colombia” dice: “Mis últimos votos son por la felicidad de la Patria”. ¡Que desprendimiento!, ¡que vocación patriota!. ¿Hay hombre alguno en América que sueñe ser como él?. Toda la juventud debe sentir en su candor el ideal bolivariano. ¡Seguro que si¡ Sin embargo, Bolívar, hombre americano del siglo XIX fue emulado por V. Lenin, líder de la revolución rusa. ¿Cómo? Así es por su trabajo y abnegación los revolucionarios que luchan toda la vida lo demuestran y así fueron Bolívar y Lenin consagrado a ser alfareros de la patria, alfareros de la humanidad.

De Lenin se expresaba un adversario menchevique: “Él es el único que vive las 24 horas del día acaparado por la revolución, no deja de pensar en ella y, de noche sueña con ella”. (Ver, Marcel Liebman, La conquista del poder, edit. Grijalbo, México, 1978, p. 41.) Así “el fuego sagrado” acompaña a estos protagonistas por la patria. Bolívar y Lenin fueron dos personajes que se consumaron en el fuego sagrado de la Patria, a su independencia y grandeza, consagrados a la revolución, a la fundación de Repúblicas, soñaron con la federación de los pueblos, de las naciones independientes y libres. ¡Abajo las monarquía¡.

Ambos forman todo un cuerpo de ideales que forman el pensamiento revolucionario bolivariano y leninista. Ellos deseaban Repúblicas democráticas federadas, centralistas y constitucionalistas por la cual se insurreccionaron contra el poder absoluto, uno contra el imperio español y el otro contra el imperio ruso, todos procuraban un nuevo orden, un nuevo mundo, el de la liberación d elos hombres y mujeres del yugo social, de la esclavitud.

Bolívar y Lenin son “internacionalistas”, transcienden las fronteras de sus países para socorrer al oprimido. Bolívar dijo: “El hombre de honor, no tiene más patria que aquella en que se protegen los derechos de los ciudadanos, y se respeta el carácter sagrado de la humanidad”. (Ver, Salcedo Bastardo, Visión y revisión de Bolívar, p. 99). De su internacionalismo dice, “Nuestros destinos nos llaman a las extremidades del mundo americano…”. (Bolívar a P. Briceño Méndez, Ver, S. Bolívar, Obras Completas, edit. Piñango, Caracas, p.224). Exactamente, “los derechos sagrados de la humanidad” guía a los revolucionarios, a Bolívar lo inspiró y demostró en su Campaña del Sur para arrojar a los opresores al mar.

Asimismo; los fundadores del comunismo, Marx y Engels declararon en el Manifiesto Comunista: “Los obreros no tienen Patria”. (Ver, Lenin, Sobre el internacionalismo proletario, edit. Progreso, Moscú, 1978. p. 36). Quiere decir; que la clase obrera en su lucha contra el imperialismo debe apoyar a sus camaradas en otros países en defensa de los derechos sagrados de la humanidad que el imperialismo conculca. Lenin señala que “….la tarea de organizar las fuerzas del proletariado para la ofensiva revolucionaria contra los gobiernos capitalistas, …por el poder político y por la victoria del socialismo”. (Ob. Cit., p. 38). Ese es el camino, el destino humano, la integración de los pueblos y las naciones para resolver las tares comunes.

Sobre las ideas de integración Bolívar señala “la Patria es América”, decía además, que su “manía del día es enviar representantes al istmo (Panamá) para formar el gran congreso federal)….Tanto es que no hay un americano que no se convenza de la Reunión General. Yo creo que esto es el último servicio que le podemos hacer a la América”. (Ver, S. Bolívar., Ob. Cit., p. 81) Esperaba que “La América meridional formará sin duda una confederación cordial (…)se ligarán( …)que parezcan…sino naciones (…) , unidas por todos los vínculos que nos han estrechado en siglos pasados. Y ahora vamos a abrazar una misma libertad con leyes diferentes, y aún gobiernos diversos; pues cada pueblo será libre a su modo y disfrutará de su soberanía, según la voluntad de su conciencia”. (Ver, Bolívar al Hipólito Unanue, 25-11-1825. Ob. Cit., p. 279).

Por su parte, Lenin señalaba “La federación es una forma de transición a la unidad completa de todos los trabajadores de las diversas naciones”. Lenin, Ob. Cit. p. 193. En la Declaración de los Derechos de los Pueblos de Rusia del 16-11 de 1917 el Gobierno Soviético proclamó su política nacional: reconocimiento de las naciones a la autodeterminación, a la igualdad y soberanía, abolición de los privilegios y restricciones nacionales, libre desarrollo de las minorías y de los grupos étnicos e inclusive el derecho a la separación libremente” (K. Zarodov, Edit. Progreso, Moscu, 1973). Así, Bolívar y Lenin coinciden, el primero por la Federación Gran Colombiana y el segundo en la Unión de la Repúblicas Socialistas Soviéticas que tanto nos hace falta hoy en dia al ver la amenaza imperialista en Ucrania, Georgia, Polonia, Yugoslavia, etc. Ahora si podrán decir los antisoviéticos de ayer cuan falta nos hace la URSS en este mundo que forja los EE.UU como unipolar.

Bolívar y Lenin son “centralistas” en cuanto a la organización del gobierno. “El sistema federal, …es el más opuesto a los intereses de nuestros nacientes estados; generalmente hablando, todavía nuestros conciudadanos no se hallan en aptitud de ejercer por sí mismo y ampliamente sus derechos; porque carecen de virtudes políticas,,,” (ver, S. Bolívar, Ob. Cit., Manifiesto de Cartagena, edit. Piñango, Caracas, p. 44). Quiere decir que la tarea de crear por parte del Estado, conciencia política, es imprescindible para formar ciudadanos republicanos. Lenin afirma en “El estado y la revolución” que en el socialismo no desaparece el Estado sino “gradualmente”, y cree que éste es un instrumento rector del “ciudadano proletario” y su vanguardia para ejercer su poder sobre las “minoría, de explotadores” que se resisten a las políticas revolucionarias, a las políticas populares, y para ello se crea una sistema político de participación popular que insiste en que el Estado debe generar “...las premisas necesarias para que todos puedan participar en la gestión del Estado”. (Ver, M. Liebman, Ob. Cit., p. 369 y 370).




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1680 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a195650.htmlCd0NV CAC = Y co = US