La Revolución y la economía de mercado

"La lucha contra el imperialismo es una frase vacía y falsa sino va ligada indisolublemente a la lucha contra el oportunismo."

V. I. Lenin

Reunidos con unos amigos que tienen pensamientos e ideales de izquierda, recordando el camino recorrido y los tiempos malos y buenos. Nos preguntábamos por qué la crisis social y económica en Venezuela es tan dramática, por qué hay tanta injusticia, tanta inequidad, tanta impunidad. Por qué no hicimos a tiempo en materia económica, lo que era elemental para el desarrollo del país, Lo importante que es la soberanía alimentaria, lo que teníamos que hacer era o es el desarrollo agrícola para autoabastecernos en materia alimentaria, se tenía que invertir en la adecuación tecnológica de las empresas básicas del país y haber hecho un gran debate con los trabajadores de Venezuela y no ser complaciente con los sindicaleros disfrazados de revolucionario y socialista que no representan el sentir de los trabajadores con mística y sentido de pertenencia por este país. Nos acostumbramos a desde comienzo del siglo XX a vivir de la renta petrolera, hace cien años se abrió el chorro que no ha parado de manar dólares y sumirnos en el letargo que todo lo tiene que resolver el estado manirroto. La política revolucionaria no se hace con slogans ¡Yanqui go home! ¡Oligarcas temblad! ¡Así, así es que se gobierna! Y los corruptos de empresas de maletín y banqueros estafan al Estado con más de 25 millones de dólares a través del SITME y aun no hay investigación ni detenidos, En un proceso revolucionario debe haber conciencia social. La oposición venezolana vive su letargo y divisiones, y si el gobierno nacional genera bienestar para el pueblo le pulveriza sus argumentos, pero ahora tiene evidencias porque no se están haciendo bien las cosas.

Recordar a Rousseau: al hablar de política los antiguos hablaban de valores y virtud, los modernos de negocios y dinero. Debemos también recordar los esfuerzos del presidente Chávez cuando propuso el proceso de las 3R, hoy olvidado por los altos funcionarios del gobierno. Debemos tener Constancia y dedicación antes que indisciplina. Estas son algunas claves del cambio moral que urge realizar la sociedad venezolana. Pero cambiar moralmente requiere una enorme fuerza de voluntad. Y la voluntad requiere una guía intelectual: la conciencia política. La voluntad sin conciencia es una fuerza ciega. Es caminar con los ojos cerrados. La conciencia sin voluntad, es puro deseo. Y los deseos no cambian la sociedad. La voluntad requiere convicciones y pasiones firmes para enfrentar los halagos, los chantajes. Gobernar para el pueblo y resolver las infinidades de problema que tenemos en Venezuela.

Creo que jamás el presidente Maduro ha llamado a los ministros, viceministros, directores y presidentes de instituciones para revisar los proyectos en ejecución, sus retardos, sus avances, para discutir sobre la corrupción administrativa, la alta inseguridad ciudadana, la falta de gas doméstico, porque la falta de medicinas en hospitales y farmacias, se han preguntado nuestros gobernantes porque una cabilla de 12 metros y un saco de cemento lo tiene que comprar el ciudadano en 500 bolívares, cuando esos dos materiales para la construcción de vivienda tiene un precio regulado cercano a los 30 bolívares, ¿hay mafias que encarecen los productos? Se ha revisado el plan ferroviario sus avances y prioridades. Estos son algunos de los multiples problemas que padecemos los venezolanos

En el tema de la Seguridad Alimentaria, insisto no podemos seguir con la importación de alimentos, con una agricultura de puertos, el gobierno nacional, el Ministerio de Agricultura y Tierras y todos los organismos involucrados deben trazar un plan de desarrollo agrícola, en los rubros que tenemos potencial para la producción, con metas de 2 a 3 años, porque si no lo hacemos no tendremos soluciones a los problemas de falta de soberanía alimentaria, escasez de alimentos, alto costo en los precios al consumidor e injusta distribución de la riqueza. Entonces es de urgencia que este plan de Productividad Agrícola, organizar comunas agrícolas con todos los recursos técnicos y tecnológicos, si hay un discurso de desarrollo endógeno socialista, deben ponerlo en práctica, porque ya basta de discursos vacuos y sin contenidos, es necesario el trabajo y la productividad, esta es la única vía de tener abastecimiento de Alimentos y soberanía alimentaria. Si somos una nación libre y soberana no podemos seguir dependiendo de la importación de alimentos y tecnología, porque con esta política estamos contribuyendo a desarrollar más los países que nos transfieren bienes de consumo, porque si logramos en corto plazo enrumbar la economía del país y fortalecer la producción agrícola podemos reducir la inflación e invertir las divisas usadas en alimentación en otros sector productivo de la economía.

Es frecuente oír camaradas y compatriotas comentar en silencio la deplorable situación del país. Ellos por la debida obediencia y lealtad al gobierno no quieren darles argumentos a la oposición para que esta enfoque sus ataques en las críticas internas, desde la militancia del PSUV. Debemos analizar si realmente la sociedad venezolana vive una situación trágica y si esta realidad es parecida o distinta de la del resto de los países latinoamericanos.

Venezuela, es hoy uno de los países considerados entre los más violentos del mundo; la inseguridad va convirtiendo las calles en tierra de nadie. Con un sistema penitenciario y Judicial deprimente y corrupto y no se nada para cambiar esta situación. En Venezuela pese a los esfuerzos realizados por el presidente Chávez de reducir la extrema pobreza, hace dos años vemos un ligero repunte en este índice, y presenta al mismo tiempo en su clase dirigente unos niveles de opulencia difíciles de exagerar y altísimos niveles de corrupción en la administración. Al parecer hay temas tabúes, que no se pueden debatir entre la militancia ni hacerlos públicos, dejando con nuestro silencio que los problemas avancen y se agraven.

Una de las características de los funcionarios del gobierno y del partido, es que nadie dice la verdad, hablan con un lenguaje encriptado por temor a ser defenestrado. Se ha acusado que el gobierno es reformista y que están rodeados por el capital, que quieren desmontar el socialismo, Me pregunto ¿Cuál Socialismo? No lo percibo por ningún lado, es solo la continuación del libreto de la IV república con distintos actores. Seguimos con la economía de mercado y el capitalismo, tenemos el problema del control de cambio y una alta inflación que hace que el poder adquisitivo del trabajador disminuya y esa es la razón, que tenemos que entender porque los trabajadores en su justo y legítimo derecho exigir un buen aumento de salario para poder adquirir la cesta alimentaria.

Los revolucionario leales y consecuentes y con principios, no aceptan la sumisión ni la obediencia debida, estas conductas anteriores son las que han causado un profundo daño al proceso político venezolano. La ausencia del debate, no haber aceptado las críticas y la autocrítica son errores que se han cometido y se están institucionalizando. Haber permitido en lo interno a los infiltrados y quinta columnas que han generado la corrupción y la inmoralidad y que han adquirido tanta fuerza en el gobierno y partido. Si no se toman urgentes correctivos, demos todo por perdido e inevitablemente hemos arado en el mar y no hemos logrado las metas propuestas que es de haber llevado el bienestar social, político y económico a nuestro pueblo venezolano. Sin Ética y moral revolucionaria, no puede haber bienestar para el pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1571 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: