El cándido Toby dice medias verdades

Lo característico de los “amigos marxistas” (por alguna razón algunos camaradas los asocian con el marxismo) agrupados en el Grano de Maíz, Antonio Aponte y su vacilante integrante Toby, es que usan frases “izquierdistas” acerca “la transnacionalización del imperialismo”, frases ¡profundas! acerca de cosas que “requieren un análisis riguroso”. Estos señores parecen nunca haber leído a Marx cuando explicaba el proceso de acumulación capitalista y la expansión del modo de producción capitalista a nivel mundial. Ahora en su afán de arrebato infantil gritan sobre “traiciones” y rendiciones al campo capitalista sin tener la menor sombra de significado político actual. Con sus prédicas vacías los “izquierdistas” ayudan a los imperialistas en su política para provocar a la República Bolivariana de Venezuela a un combate evidentemente desfavorable para ella, ayudan a los imperialistas a arrastrarnos a una trampa. Veamos que dicen:

“...Después de derrotado el campo Socialista, el transnacionalismo se expandió a ese campo virgen, nuevos mercados, carne proletaria fresca para explotar significaron un nuevo empuje para el capitalismo. El nuevo orden mundial se perfiló, surge el BRICS y el capitalismo toma nuevo oxígeno, se hace más mundial que nunca.”.
Pero detengamos un poco en esta orgía de la frases huecas en el terreno de la política exterior. ¿Qué táctica usó el Comandante Eterno Hugo Chávez para no convertirnos en instrumento de la provocación imperialista y caer en la trampa actual? La estrategia diseñada en un  mundo en el cual el imperialismo norteamericano pretende la hegemonía, fue replegarse, eludir el combate y apostar por un mundo multipolar donde tengamos oportunidad de desarrollar un proyecto socialista a favor de la clase trabajadora y todos los sectores oprimidos por el capital. Nuestros “izquierdistas” seguramente pensarán sin atreverse a contradecir a Chávez y culparlo de no aplicar una decidida política de clase.

Eso es engañar al pueblo. Si quieren combatir ahora a los BRICS, díganlo claramente. Porque, de otro modo, estarán siendo un instrumento de la provocación imperialista. Estos señores actúan como el pequeño burgués que se siente superior, pero que sabe que Chávez y Maduro tienen razón al replegarse para establecer alianzas, que mientras se carezcamos de fuerzas, la revolución bolivariana debe replegarse ante el imperialismo hasta donde sea posible, como única posibilidad de ganar tiempo para transitar al socialismo y hacer madurar la revolución en Latinoamérica y el Caribe, revolución que no se decreta sino que puede estar más cerca de lo pensado debido a la crisis estructural del capitalismo.

Los trabajadores y trabajadoras organizados seguramente castigarán esas medias verdades con la expulsión de todo puesto de responsabilidad, por lo menos. Hay que decir a las masas populares en Venezuela una amarga verdad con claridad y honestidad: es probable que el militarismo se imponga en Estados Unidos y que decida pasar a la ofensiva contra nosotros, y que Estados Unidos en Alianza con países de la OTAN intente repartirse el suelo patrio y estrangularnos. Es mejor no escuchar a los chillones, y seguir con la política internacional correcta del Presidente Obrero Maduro de romper la política hegemónica de EE.UU, rehuir el combate y retroceder si es necesario.

Estos “amigos izquierdistas” están destinados a caer en desgracia por que en lugar de reflexionar sobre las políticas plasmadas en el Plan de la Patria, se dedican solo a aprendérselas de memoria. Por eso colocan en negritas párrafos enteros que significa, probablemente, una ironía, pero que realmente demuestran su confusión mental. Veamos:
Somos cándidos, se nos olvidó que alianzas estratégicas con el diablo capitalista siempre conducen al infierno, creímos una vez más en el capitalismo con rostro humano, que los chinos capitalistas son buenos, que el malo es el gringo, más pendejos no podíamos ser.”

Estos señores no se han detenido a pensar que en la época imperialista, la defensa de la patria es obligatoria, y que pasa por el fortalecimiento del poderío nacional con el apoyo de algunos países no socialistas que luchan por sobrevivir al imperialismo.
Es que la defensa de la patria significa para nosotros la lucha por la emancipación clase trabajadora y todo el pueblo oprimido para el desarrollo del socialismo, y no ningún otro punto de vista.

Cuando una revolución se está convirtiendo en representante de las clases oprimidas por el capital, en una clase dominante frente a la burguesía, que ha empezado a transitar al socialismo, la defensa del país es algo serio que no admite medias verdades. Y ser serio en la defensa del país y la patria socialista significa prepararse y tener en cuenta la correlación de fuerzas internacionales. Si las fuerzas son aun débiles, el principal medio de defensa es replegarse y fortalecer las fuerzas internas del país hasta que entre en acción nuestro aliado fundamental, la clase trabajadora internacional. Pero entre los “izquierdistas” o (seudo) “marxistas” no parece que se comprenda la importancia del problema de la correlación de fuerzas.

El imperialismo en crisis está planificando derrotar a la clase trabajadora revolucionaria separadamente antes de que se unan. Como socialistas estamos interesados en retrasar el combate decisivo hasta el momento de la unidad de los sectores revolucionarios en un gran ejército internacional.

Independencia y Patria Socialista. CBST-Miranda/Sintraintevep-FUTPV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: