No preguntes que ha hecho la Revolución por ti; dime qué has hecho tú por la Revolución

Cuestionar a la Revolución Bolivariana es muy fácil (véase que no empleo la expresión: “criticar”, ya que en política, la crítica supone mayor seriedad). Todo proceso revolucionario genera un sinfín de contradicciones. Es algo así como un terremoto que sacude a todos los estamentos de la sociedad. En revolución socialista se avanza rápidamente en incluir a los excluidos, y en la satisfacción de las necesidades sociales que soslaya el capitalismo. Lo importante es que el saldo de beneficio para el pueblo siempre esté en positivo.

Pero como la revolución socialista acentúa la lucha de clases porque coloca en el ejercicio del poder a los excluidos, quienes desplazan a la burguesía; esto hace que esa burguesía desplazada luche con todas sus fuerzas para recuperar lo que considera suyo por antonomasia. En nuestro caso, la oposición burguesa es un agente económico poderoso, que poseen medios de comunicación masiva, bancos, medios de producción de bienes esenciales y de servicios necesarios, además de las relaciones políticas con la burguesía internacional quienes se agrupan en un cártel en nuestra contra. Eso coloca a nuestra Revolución en una posición difícil. A pesar de esto, es innegable los avances que en materia social hemos alcanzado en revolución: disminución de la pobreza, mayor acceso a la salud, mayor inclusión universitaria, mayor acceso al agua potable, viviendas dignas para los pobres, mayor y mejor alimentación del pueblo; por dar sólo algunos ejemplos. Todos, de alguna manera nos hemos beneficiado del avance social impulsado por el gobierno revolucionario.

Considero que la falla principal de la revolución ha estado en no ser acucioso en cuando a transformar el modelo económico. A pesar de algunos esfuerzos espasmódicos para transitar la vía hacia una economía “productiva”; esos esfuerzos no se convirtieron en “política de Estado”, y hay que reconocer que lo de la diversificación de la economía a través del desarrollo de la industria agropecuaria y otras áreas de la economía, se ha quedado en un eslogan. Seguimos siendo mono-productores con una economía rentista que ya no soporta el gasto público necesario.

Es hora de tomar medidas de emergencia. Pero no se trata sólo de exigirle al gobierno, se trata de darle a la revolución el apoyo que requiere para que no muera; y somos nosotros, los que creemos en el socialismo como el sistema más justo y necesario (pero construido por todos), los que debemos dar un paso adelante y salir de la comodidad de nuestras posiciones para darle un impulso a la economía nacional, y a la par, ir demostrando que desde las bases conscientes es de donde se forja el tan cacareado Poder Popular. La propuesta en este sentido es que le entreguemos a la Revolución nuestra (en donación), por lo menos 2 fines de semana para irnos a los campos a sembrar alimentos para nosotros y nuestro pueblo, sobre la base de productos de mayor consumo. No se justifica tanta importación teniendo tanta tierra fértil.

El gobierno tiene en su poder muchísima tierra para la producción y este es el momento de demostrar que llevamos la revolución en el corazón para morir por ella y no en la boca o en el lápiz para vivir de ella. Solamente los militantes inscritos en el PSUV duplican la cantidad de funcionarios de la administración pública del país; eso es una cantidad de mano de obra suficiente para arrancar una ofensiva productiva. El gobierno nos acompañaría con el asesoramiento técnico y el aporte de los insumos necesarios (transporte, si fuese necesario; alimentos y los que se requiera para la siembra). Haríamos un convite nacional. Los revolucionarios, frente a la Revolución, debemos ser como los verdaderos amigos: “se reconocen en las malas”. En el marco del III Congreso Nacional del PSUV, ésta podría ser una propuesta a discutir como acción política del partido.

Esto es sólo una propuesta, esperemos que lluevan muchas, donde se evidencie la voluntad el compromiso con el futuro de la Revolución Bolivariana.


valgo7968@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Juan Carlos Valdez G


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: