Los niños malcriados de la Revolución

Este articulo está inspirado por los niños malcriados de la Revolución. Para mí, se parecen mucho a los niños malcriados de la oposición.

¡Yo, quiero, YA!

Existen Revolucionarios que desde hace varias semanas andan gritando a otros camaradas “váyase pal’ carajo” o “la Revolución está a su fin,” o “Nicolás Maduro es un traidor” o cualquier otra cosa para demostrar su descontento con Nicolás Maduro por estar supuestamente negociando y haciendo pactos con la rancia, violenta y malvada oposición venezolana (MUD).

INQUIETUDES

Basándome en los que estos Revolucionarios escriben en Aporrea – pero creo que algunos son vil opositores pasándose por Revolucionarios – me parece que quisieran que la Revolución haga ¡ya! la transición ¡ya! hacia un estado enteramente socialista ¡ya! Como si dijeran, ¡ya basta! Maduro, póngase las pilas antes de que el enemigo nos masacre! Hay que expropiar todo ¡ya! Hay que imponer el socialismo totalitario ¡ya!

¡Yo, quiero, YA!

Bueno, eso me parece bastante anti democrático, absurdo, irracional, e ilógico. Se me parece mucho a la actitud de la rancia oposición de que “Hay que deshacerse ¡ya! de todos chavistas y cubanos, ya!” - es como si quisieran IMPONERNOS su sistema social, a palos, ya!

Chávez siempre decía que nuestro rol como Revolucionarios era de CONVENCER a los opositores a que se unan a la Revolución, y eso el lógico, eso es democrático, inteligente, y racional.

Chávez nunca quiso ni trató de imponer el socialismo sobre los opositores, ni con amenazas, o a palos, ni con patadas al trasero a esos niños malcriados de la clase media, ni a través de alguna dictadura política o militar, nunca.

Chávez era un verdadero demócrata, y Maduro sigue esta misma línea de pensamiento y de acción, es decir, Maduro no se convertirá en un dictador socialista para complacer a los niños malcriados de la Revolución.

Eso no tendría ningún sentido.

LA SOLUCION

Sigamos construyendo la Revolución, espacio por espacio, parcela por parcela, cabeza por cabeza, corazón por corazón, con paciencia y constancia, el socialismo EN PARALELO al gigantesco sistema capitalista podrido en el cual Venezuela se encuentra inmersa. Poco a poco, de esta manera, al igual que Chávez siempre lo hizo, iremos convenciendo a los seguidores de la oposición de que el socialismo es algo bueno, bonito, y positivo, y es de esta manera que los opositores dejarán por fin de apoyar a los líderes de la violenta, explotadora, xenofóbica, y racista oposición.

Chávez lo hizo durante más de 13 años, y ahora Maduro sigue haciendo igual.

La idea es muy sencilla y eficaz en comparación con otras opciones políticas (como hacer pactos o imponer una dictadura). Los ciudadanos que quisieran seguir el perverso y explotador sistema social tradicional venezolano, bien, no hay nadie que lo impida, y los que quisieran seguir el nuevo (cambiante) y paralelo sistema social socialista Revolucionario, bien, tampoco no hay nadie que lo impida. En algún momento, tal vez, una banda convencerá a la otra de unirse a su lado, pero sin IMPONERLE nada al otro.

No necesitamos caerles a palos.

FE

Es más, nosotros los Revolucionarios deberíamos tener fe, así como un buen vendedor le tiene fe a la calidad de los productos que vende.

Si nuestro producto, nuestro modelo social, es tan bueno, bonito, y positivo, particularmente en comparación con el podrido sistema social tradicional, entonces, es lógico suponer que poco a poco, sin que hagamos ventas forzadas – pero sí hay que vender - los opositores se unirán a la Revolución.

Mientras tanto, seguiremos viviendo en dos mundos PARALELOS, y no hay nada de negativo en eso. Por ejemplo, mientras que se monta el sistema productivo de autoabastecimiento nacional, el cual se demorará mucho tiempo, se sigue importando y subsidiando lo que sea necesario.

Eso es lo que quería decirles a los niños malcriados de la Revolución.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3459 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a186817.htmlCd0NV CAC = Y co = US