Socialismo capitalizado

Desde el momento mismo cuando se vislumbró el tremendo filón que les representó a los industriales angloamericanos convencionales la devastación de Europa Occidental, con motivo de la Segunda Guerra Interimperial, capciosamente conocida como *2da. G. Mundial*, se dio inicio al keynesianismo, una variante del capitalismo de Estado, caracterizado por ser el Presupuesto Nacional de todos los países vencedores y perdedores la fuente primaria del capital empleado en la reconstrucción y el alzaprimaje de las economías afectadas y deprimidas.

Desde ese mismo momento, tales países quedaron recuperados, aparentemente, aunque vitaliciamente endeudados económica y moralmente con sus supuestos benefactores, quienes convirtieron esas *ayudas económicas* en la mejor tabla salvadora de un capitalismo que ya empezaba a tambalease con motivo de la consolidada Rusia soviética. Recordemos que buena parte de los países europeos de marras adoptaron el Socialismo como alternativa, y que este haya *fracasado* varias décadas después, es tema aparte.

Esas inversiones burguesas que enredaron económicamente a Europa la vieja explican el servilismo incondicional de casi todos esos países a las políticas de exterminio, de explotación desenfrenada y de opresión que Inglaterra y USA han impuesto a la Europa después de semejantes y crematísticas ayudas económicas.

En el caso venezolano, el keynesianismo fue bautizado como *siembra del petróleo*, una entrega incondicional del Presupuesto Nacional, directamente al FMI, al BID , en forma de Deuda Pública, e indirectamente al burguesismo psuedoindustrial que ha saqueado impunemente nuestro Erario, mientras la mayoría de los verdaderos dueños de dicho Erario siguen *pelando*, aunque ahora reciban migajas y sobrantes de la torta que siguen repartiéndose los nuevos abanderados y santificados por el imperio, aunque bajo el disfraz de revolucionarios pacíficos, bonitos y neosocialistas .

De manera que, en lugar del tránsito de un capitalismo podrido hacia un embrión socialista, desde hace tiempo estamos en presencia contemporánea de un Socialismo Capitalizado, es decir. Un sistema capitalista cuyos capitales están constitucional y anticonstitucionalmente socializados en el Presupuesto Nacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4278 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: