El país desde El Cafetal

Escribo desde el desengaño y el desaliento, incluso desde el cansancio, aunque sintiendo el compromiso moral, firme e irrenunciable, de seguir luchando por el proceso revolucionario que inició el Presidente Chávez… Esfuerzo inmenso en un país que siento acobardado y donde prevalece la banalidad. Veo un gobierno entrampado en sus contradicciones y errores, de acciones más mediáticas que reales, que no logra establecer políticas adecuadas, perdido en su autismo y que, a pesar de las circunstancias, no busca abrirse a otros factores políticos revolucionarios y al mismo pueblo. Veo una oposición desbordada y ahíta de soberbia, hambrienta de recuperar sus privilegios perdidos, que exhibe su vulgaridad en su desprecio oculto hacia el hombre y la mujer de pueblo. Veo a jóvenes estudiantes ignorantes, hijos de la televisión, los videojuegos y los celulares modernos que juegan a la política, montando barricadas, quemando basura y cauchos, mientras el gobierno, pasivo, no ejerce la autoridad que constitucional y legalmente tiene.

La oposición ve el país desde las urbanizaciones del este de Caracas o de otros sectores de clase media de otras ciudades. Lo que ellos ven, desde sus espacios limitados, es el pequeño mundo en el cual viven. Encerrados en sí mismos, sin ser capaces de ver las necesidades de los más humildes. No se dan cuenta de que existe un pueblo que si bien puede estar descontento, cierra filas en torno al gobierno porque sabe discernir, tiene la inteligencia y la intuición para ello, entre lo que es la revolución y lo que puede ser una mala gestión pública.

La polarización se viene acentuando y fortalecerá al sector gubernamental. La revolución resiste, al igual que el legado de Chávez, y seguirá resistiendo a pesar de que falta un liderazgo lúcido que debería conducir el país hacia un destino mejor.

“La vida es el hecho cósmico del altruismo y existe sólo como perpetua emigración del yo hacia el otro”, decía Ortega y Gasset. Y lo mismo decía, en otras palabras, Albert Einstein: “El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad”. Nada de eso ocurre con la oposición. Por eso, siempre e indeclinablemente, a pesar de las diferencias que podamos tener, estaremos al lado del gobierno de Nicolás Maduro…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3674 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a183464.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO