XIX Foro de Sao Paulo (I)

Tuve la oportunidad de integrar la delegación venezolana que participó, el pasado 3 de agosto, en el XIX Foro de Sao Paulo – Brasil; un encuentro maravilloso, motivador y esperanzador, el primero de este tipo que se realiza, desde que se inició la Revolución Bolivariana, sin la presencia física del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías. Pudimos representar a este pueblo trabajador, guerrero, solidario;pueblo que lleva en su alma, en su corazón, y sobre todo en su conciencia, el legado del Comandante Chávez, el legado de este Gigante que lo entregó todo por rescatar y alcanzar los sueños integradores que, hace más de 200 años, iniciaron hombres como Miranda, Simón bolívar, O´higgins, San Martín, D´Lima y tantos otros.

Quiero compartir con ustedes a través de este espacio de todos los lunes, parte del mensaje que transmitimos a las más de 500 delegaciones de las fuerzas de izquierda, de unos 30 países que participaron de la América Latina y el Caribe. Nos sentimos muy honrados por poder dar nuestro humilde aporte en ese amplio debate que integran los pensamientos e ideales, basados en acciones concretas que se evidencian a lo largo de la historia y que permiten vislumbrar que otro mundo mejor es posible.Un mundo desintoxicado del perverso sistema capitalista y de modelos neoliberales, un mundo que pueda seguir promoviendo la unión continental, donde continúen convergiendo estratégicas y justas relaciones económicas, políticas y culturales, para que el desarrollo integral de nuestros pueblos vaya de la mano de la justicia y la igualdad social.

Recordemos cómo visualiza Bolívar este Proyecto Unificador para Nuestra América (Carta al Sr. Juan Martín de Pueyrredón, en 1816): “Sin duda, Venezuela, consagrada toda a la santa libertad considera sus sacrificios como triunfos. Sus torrentes de sangre, el incendio de sus poblaciones, la ruina absoluta de todas las creaciones del hombre y aun de la naturaleza: todo ofrece en aras de la patria. Hoy está cubierta de luto; pero mañana, cuando cubierta de laureles haya extinguido los últimos tiranos que profanaban su suelo, entonces os convidará a una sola sociedad, para que nuestra divisa sea; UNIDAD EN LA AMÉRICA MERIDIONAL. Sí, una sola debe ser la patria de todos los americanos”.Y antes, en la Carta de Jamaica: ”… Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo…! Qué bello sería que el Itsmo de Panamá fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos. Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios a tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las naciones de las otras tres partes del mundo”.

Ahora bien, es importante reconocer que en casi un cuarto de siglo,el foro de Sao Paulo ha integrado la voz y el accionar de la izquierda latinoamericana y por ello, debemos seguir trabajando, innovando…inventando…como lo dijera el maestro del Padre Libertador de Naciones, Simón Rodríguez, “inventamos o erramos”.Debemos continuar diseñando y poniendo en práctica las propuestas que solidifiquen el difícil transitar hacia el socialismo…cada pueblo, cada país con sus especificidades y particularidades, pero en definitiva, iguales en cuanto a los propósitos patrióticos, humanistas, socialistas y antiimperialistas.

Pienso que hemos ido avanzando, como lo prefiguró el propio comandante Chávez en el 2010: “Hoy podemos decir que el mundo ha dejado de ser unipolar. Pero si se ha producido un escenario bipolar, no hay indicios tangibles de la marcha hacia la conformación de cuatro o cinco grandes polos a nivel mundial. Es evidente, por ejemplo, que la estructura de nuestra América como un solo bloque político no se ve en el horizonte inmediato. Sé que no se hará realidad en el corto plazo. Pero igual pasa en África, Asia y Europa. Lo que sí comienza a hacerse visible es un conjunto creciente de núcleos geopolíticos sobre el mapa de un mundo al que ya pudiéramos llamar, ahora sí, el nuevo mundo. Se trata de un mundo multinuclear, como transición hacia la multipolaridad. Con esta larga travesía, cruzando fronteras de tres continentes y abriendo el corazón libertario al mundo, cumplimos con el sagrado deber de profundizar el pacto inexorable entre los pueblos que corremos suertes comunes, apostamos a iguales desafíos y compartimos las mismas esperanzas…inmenso es el compromiso, inmenso también es nuestro empeño para no dejarnos tragar por las fuerzas oscuras que pretenden acumular la extrema riqueza para unos pocos, al costo de la desgracia de millones de seres humanos; esa asimetría descomunal e inhumana hay que cambiarla radicalmente,o no habrá vida para nadie en un futuro no tan lejano…”.

Es necesario hacer acá un alto, para recordar de dónde venimos en esta lucha por la libertad y la soberanía. En esta etapa moderna, la historia venezolana fue dividida, a partir del 4F-92, en el antes y el después de Hugo Chávez(la cuarta y la quinta república).Se inicia esta nueva etapa cuando el pueblo de Venezuela (y el mundo) comenzó a conocer al comandante Chávez, al aparecer en los medios de comunicación en una alocución que le fue permitida aquel 4F de 1992, como parte de los acuerdos para la rendición, después de la derrota militar de aquella gloriosa rebelión, que sirvió para el nuevo despertar del pueblo; porque habiendo resultado una derrota militar, fue sin embargo, un rotundo triunfo político.Sin duda, fue esa rebelión cívico-militar la que dividió nuestra Historia Contemporánea en el antes y el después del Despertar Libertario de nuestro pueblo. Cuando en el mundo se hablaba del “Fin de la Historia”, en Venezuela se avivaba la llama bolivariana; la que apagó la traición aquel 17 de Diciembre de 1830, fecha de la muertefísica del Libertador Simón Bolívar.

De allí en lo adelante, la Revolución Bolivariana, como lo decimos ahora en otra gran consigna hecha acción, se mantiene en “unidad, lucha, batalla y victoria”…Hugo Chávez Frías, Comandante Eterno, líder invicto, protagonizó la victoria de 14 procesos electorales: desde el triunfo de 1998 cuando fue electo presidente de la república con el 56% de los votos, pasando por 2 referendos constituyentes para finalmente aprobar con un apabullante 90% la Constitución Bolivariana de Venezuela; pasar por referendos revocatorios, convertidos en aprobatorios que legitimaron su liderazgo, elecciones parlamentarias, regionales y consultivas, abarcando su reelección en 3 oportunidades, hasta llegar a estas últimas elecciones celebradas en el pasado mes de Abril de 2013, cuando Nicolás Maduro se convierte en presidente de Venezuela, bajo el juramento que el pueblo le hizo al Comandante Supremo, aquel 8 de Diciembre de 2012, cuando el propio Comandante Chávez solicitó al pueblo que: “si algo ocurriera…que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón”. (Continúa)

Chávez vive, la lucha sigue!!!

Hasta la victoria Siempre!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1775 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor