Un paso atrás, dos pasos adelante

La revolución socialista de Venezuela , aparte la Chilena de Allende, es un caso sui géneris no editada en ningún país del mundo, se basa en construir el socialismo del siglo XXI, manteniendo vigente los principios de la democracia burguesa y la plena libertad de expresión e información a fin de ir moldeándola hacia una democracia popular, participativa y protagónica , una democracia donde el pueblo rompe con la hegemonía de poder político sustentado por la burguesía a fin desmontar el sistema capitalista de producción, de la explotación del hombre por el hombre y de construir una sociedad de iguales en las satisfacción de alimentación, salud, formación intelectual, esparcimiento, vivienda ,cultura etc.

La toma del poder político liderado por el comandante Chávez, a pesar de todas los obstáculos (incluyendo el golpe del 2002) y trampas colocadas por la derecha para impedir que se consumara y se afianzara el poder político de la revolución, ha avanzado por espacio de 14 años con un amplio apoyo popular. Sin embargo la derecha neoliberal ha venido avanzando en caudal de votos, mientras en el campo de la revolución se observa una clara disminución, culminando con las elecciones de 14 A, donde apenas se logra superar por dos puntos al candidato de la derecha.

Son muchos los intelectuales de la revolución que escriben tratando de explicar este fenómeno y casi todas las explicaciones son más coyunturales que estructurales, por ejemplo la campaña electoral no se centró en presentar la solución de los problemas que aquejan el país, falta de conciencia de clase, saboteo económico, saboteo eléctrico: Sin duda que todos estos hechos ayudaron a que se trasegaran votos del lado de la oposición, pero estas no son causas sino consecuencias que fueron aprovechadas por la derecha para horadar el piso político de la revolución. Pero cuáles son las causas ?

Esta pregunta tenemos que buscarla en el modelo rentístico basado casi exclusivamente en el ingreso petrolero como base para hacer los cambios y transformaciones que por espacio de 14 años se han venido impulsando. Sin tratar de agotar el tema vamos hacer un sucinto análisis de por qué ésta situación.

Desde principios del siglo XX, Venezuela empieza de ser un país agrícola monoproductor a un país minero monoproductor. Cuando las compañías extranjeras ya extraían y exportaban suficiente petróleo para dejarnos pingues ingresos que superaban nuestras exportaciones agrícolas basadas principalmente en el café y el cacao, el país cambió su condición feudal basado en la agricultura a un país basado en el capitalismo importador, concentrado toda su actividad económica en el sector servicios ( comercio de importación) y una incipiente manufactura dependiente de insumos del exterior, esto ocasionó un éxodo masivo tanto de campesinos, obreros y clase media que vivían en el interior del país hacia los grandes centros de actividad económica como Caracas, Valencia, Maracaibo. En la medida que iba creciendo la renta petrolera también crecía el comercio importador consolidándose una clase capitalista parasitaria del ingreso petrolero, dedicada casi exclusivamente a la importación de todo tipo de productos desde alimentos hasta manufacturados y materias primas para alguna que otra manufactura; a la par fue creciendo una clase media burocrática consumidora de bienes y servicios y finalmente se consolidaron alrededor de estas ciudades los grandes cordones de miseria formado por esa mano obra llegada del interior del país. Aun cuando las divisas del ingreso petrolero se iban en su mayor parte para el extranjero, quedaban en las arcas del estado, producto de la renta, suficiente dinero para mantener una clase media burocrática, derrochadora y rumbosa que pensaba que el país nadaba en un mar de riqueza mientras la mayoría del pueblo se consumía en el hambre y la miseria. La cultura del trabajo fue remplazada por la cultura del ocio contagiando y permeando a las clases menos favorecidas que mezclado con los ingredientes de su bajo nivel educativo y carencia de otras habilidades manuales para el trabajo productivo fue degradándose hacia niveles delictivos para poder subsistir.

Pero también la cultura del ocio llevó a las clases medias y altas a la corrupción en todos los niveles jugando a pegarle a la piñata de la renta petrolera. Así nos encontró en 1998 el triunfo del proceso revolucionario del comandante Chávez, con un alto índice de desempleo, pobreza, delincuencia, analfabetismo, exclusión de las clases humildes en educación, salud , vivienda y trabajo digno, endeudamiento público, reservas internacionales por el suelo, escasez en general, inflación, corrupción, desintegración de la familia, alcoholismo , droga, prostitución, en fin un país gravemente enfermo en el cuerpo social y en lo político , una clase dirigente corrupta , demagoga, hipócrita, incapaz, apátrida, falta de conciencia social, oportunista y entreguista a los intereses políticos y económicos de potencias extranjeras y al capitalista interno importador y parasitario. todo un panorama desolador puesta en los hombros de un líder de carácter mesiánico con sueños Bolivarianos, Zamoranos, Robinsonianos, un soñador de utopías, quién acompañado por un grupo de otros soñadores, infatigables, optimistas y con la Fe en un Cristo Redentor pusieron en marcha planes y misiones que creyeron podían acabar con la pobreza y las injusticias sociales que padecía y padece nuestra nación; misión loable, heroica, redentora ,pero todo en un ingreso basado casi exclusivamente de la renta petrolera, la cual tiene un tope o un techo.

Se dio prioridad a la solución de todas las injusticias sociales que padecía nuestro pueblo en detrimento del desarrollo económico y productivo base fundamental para alcanzar la soberanía plena y la independencia plena. Ahora nos encontramos en un atolladero que han sabido aprovechar los enemigos de la revolución tanto internos como externos, para desestabilizar el gobierno.

Pero no entendimos en estos 14 años el proverbio chino “Si regalas un pescado será comida de un día pero si enseñas a pescar será comida para toda la vida”

Lo peor es que nuestro pueblo tiene instalada la cultura del ocio y no la del trabajo creador , productivo liberador y en estos 14 años hemos reforzado esta cultura , quieren que todo se lo den y no ganárselo por su propio esfuerzo , esto no quiere decir que la gente no trabaje, claro, debe buscar un trabajo para ganarse un salario para poder cubrir sus necesidades , pero a su vez anda haciendo apuestas o juegos de invite y azar para librarse de ese trabajo; si le preguntas a cualquier persona joven a qué se quiere dedicar lo más probable que responda es que quiere ser vendedor de algo, taxista, empleado público , y si son estudiantes de bachillerato quieren ser abogados, médicos, contadores, comunicadores sociales menos carreras tecnológicas que sean claves para el desarrollo industrial del país .La misión Saber y Trabajo está dirigida principalmente a dar empleo en el sector público con lo cual complica más los ya menguados ingresos del estado; mucha gente que se registró en esta misión no tienen experiencia alguna de trabajo y no van por el saber sino por la oportunidad de conseguir un empleo y sueldo fácil, pero nada productivo o creativo , por ejemplo, quieren que el gobierno los emplee así sea de ‘salserines”, pero no de carpinteros, talabarteros, herreros, zapateros y toda una serie de trabajos que pueden ejercer en forma independiente y contribuir al desarrollo económico del país.

La educación y formación técnica para el trabajo productivo es una prioridad que debemos acelerar si se quiere un país desarrollado. Primero debe impartirse desde la primaria el amor por el trabajo, involucrar al niño en el aprendizaje de hacer las cosas con sus manos, trabajos con madera, metal, plástico, cuero, jardinería, agricultura, carpintería, herrería, electricidad, electrónica, construcción, etc. Hay que cambiar el paradigma de la educación escolar. Medio turno para actividades de aula y medio turno en talleres de trabajo creativo. Lo mismo en nivel secundario donde se puede explorar la vocación del estudiante para conducirlo al trabajo práctico en talleres o laboratorios con mejor dotación. Al nivel superior deben reformularse los Tecnológicos para sacar verdaderos técnicos que sepan a profundidad el ejercicio práctico del oficio y la capacitación para la inventiva y la creación. Las universidades sacan profesionales para el mercado del desempleo, no existe una conexión con los planes de gobierno en materia de industrialización, desarrollos tecnológicos, ni con las empresas privadas; es urgente ofrecer formación prioritaria en esas áreas y que los profesionales que salgan sean absorbidos inmediatamente.

Una de las razones del fracaso de muchas empresas que fueron expropiadas y entregadas a la gestión obrera tiene que ver precisamente por el no conocimiento de gerencia en el personal obrero y quizás también la falta de conciencia social revolucionaria. En agricultura por ejemplo la mayoría de cooperativas agrícolas no fueron exitosas o fracasaron rotundamente por el mismo desconocimiento de procesos gerenciales y administrativos y por la poca conciencia de solidaridad y cooperación entre sus miembros. Pero el fracaso también tiene ver con políticas públicas débiles en materia de impulsar el desarrollo de un rubro o conjunto de ellos. Por ejemplo, el gobierno incentiva con crédito a los agricultores para que siembren determinado rubro, pero no saben si el productor está suficientemente capacitado para ese rubro, si tiene las condiciones ambientales y tecnológicas en su finca para el éxito de la siembra, no se le da asistencia técnica, el crédito no es oportuno, los insumos no se consiguen en la zona y tiene que viajar a otras regiones para conseguirlos, no está protegido contra los transportistas y mayoristas quienes compran el producto por debajo del costo de producción y lo venden al consumidor 10 o 20 veces más caro. En fin no hay una política integral a fin de que el productor no fracase y pueda mantenerse estable y con calidad de vida.

Si se quiere una agricultura productiva que cubra las necesidades del país y produzca excedentes para exportación, debe comenzarse con los rubros más prioritarios y bandera y las zonas donde el rubro tiene más posibilidad de adaptación y producción, en esa zona deberá de dotarse de instalaciones y espacios para los entes crediticios y de extensión agrícola, donde se expendan los insumos requeridos por ese rubro, servicio de maquinaria y equipos , además deben de establecerse los centros de acopio y distribución del producto donde oficialmente se reciban los productos de cada productor y al productor se le cancele en el acto el valor del mismo. Pero lo más importante es la evaluación y detección de problemas a fin de encontrar soluciones y una permanente capacitación y adiestramiento del productor con otras experiencias exitosas bien sea en el país u otros países.

Se debe establecer una planificación rigurosa que implique metas alcanzar, volumen de producción por año, superficie a sembrar, planes de industrialización a corto, mediano y largo plazo, consumo interno y posibilidades de exportación.

Independizarnos del yugo que es la renta petrolera conlleva también a crear una conciencia del valor del trabajo creador, productivo y que el pueblo en lugar de dedicarse a evadir el pago de servicios como la electricidad, el agua, el impuesto o al despilfarro o consumo excesivo sean ciudadanos que colaboren por su mantenimiento, buen uso y el pago a tiempo.

Los dirigentes y gobierno de la revolución deben estar atentos para corregir las distorsiones que se producen en el mercado cuando se toman ciertas medidas de control. Toda medida o leyes que impongan controles o regulaciones en un sistema de mercado capitalista conlleva también a prácticas de evasión que se tornan incontrolables y que son aprovechados por la derecha para provocar reacciones adversas a la revolución, caso del control y regulación de precios. Cualquier expropiación o creación de empresas socialistas en donde la preparación previa gerencial y administrativa del personal no se ha realizado y no se ha formado conciencia de solidaridad revolucionaria tiene alta probabilidad de fracasar. Saber retroceder y dar un paso atrás para poder avanzar dos adelante, no es claudicación del proceso revolucionario, es simplemente la táctica adecuada para una estrategia de transición del capitalismo al socialismo. Estos controles no deben implementarse hasta tanto no se logre la plena soberanía alimentaria y productiva. Los cambios deben ser graduales con el propósito final de eliminar la explotación del hombre por el hombre y la apropiación del poder popular de las riendas del poder burgués.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1784 veces.



Ángel Casanova


Visite el perfil de Ángel Casanova para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a167509.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO