¡Venezuela pre-socialista!...¡estamos en la vía, pésele a quien le pese!



De acuerdo a nuestra Carta Magna, la República Bolivariana de Venezuela es un país democrático, representativo, participativo y protagónico.


Hemos visto como muchos intelectuales le han dedicado cualquier cantidad de cuartillas analizando el proceso venezolano. No terminan de enterarse: somos una democracia representativa, participativa y protagónica. No hay peor ciego que el que no quiere ver. El mismo Presidente Hugo Chávez ha declarado qué, de la democracia representativa pasaremos a ser una democracia socialista, seremos un país socialista, con un socialismo adaptado a nuestras raíces, cultura, tradiciones y etnias, agregando… “inventamos o erramos”, recordando las palabras que dijera el maestro del Libertador Simón Bolívar, Simón Rodríguez, a quien el mismo Bolívar llamara “El Sócrates de América”


Es por ello que el Presidente Chávez ha dedicado enormes esfuerzos para, ahora sí, SEMBRAR EL PETROLEO.. El ilustre venezolano Don Arturo Uslar Pietri lo dijo allá por 1936, “Debemos sembrar el petróleo”. Luego al final de sus días y casi como epitafio confirmó que Venezuela había derrochado más de cien planes Marshall, el mismo que sirvió para la reconstrucción de Europa desvastada después de la II Guerra Mundial, y exclamara: “no logramos, no pudimos o no quisimos sembrar el petróleo”.


Los casi cincuenta años de “Democracia Representativa” llevaron al país a los más deplorables niveles de pobreza y degradación. Viéndose sólo beneficiados de este recurso las grandes potencias occidentales y la burguesía cipaya criolla. Como herencia sólo nos dejaron, además de más de un 80% de miseria paupérrima, una deuda externa qué, como fuera denominada por ese también gran visionario presidente de la hermana República de Cuba, el Comandante Fidel Castro, es “una deuda eterna”, para todo el continente latinoamericano.


En fecha reciente se llevó en Caracas, para ser más exactos entre el 29 y 30 de Agosto de 2005, un evento de trascendental importancia, con la asistencia de 32 de los 34 miembros de la Organización de Naciones Unidas, donde se planteó las necesidades que sufren nuestros hermanos del continente y área del Caribe, siendo las de vital importancia, la pobreza, el hambre, la salud, el analfabetismo, la conservación del ambiente. Para ello se ha planteado una Agenda hasta el 2015, fecha en la cual la América Latina como un todo se verá libre de estos flagelos que la han venido azotando desde que llegaron a los primeros conquistadores, porque, como de todos es sabido, ahora tenemos un nuevo emperador: el país del norte...


Venezuela ha sido siempre un país solidario con sus hermanos vecinos y no tan vecinos. Aquellos que vinieron desde tierras lejanas, escapando de guerras y hambruna, buscando un mundo mejor, aquí lo encontraron. Recibieron cobijo y cariño, hicieron sus vidas y hasta fortunas, por lo que resulta doloroso qué, esos mismos hermanos recibidos con los brazos y el corazón abierto, sean ahora, en muchos casos, nuestros más encarnizados detractores.


Los planes que ha venido desarrollando el Estado Venezolano en la figura del Presidente Hugo Chávez Frías, con su Lema la SIEMBRA DEL PETRÓLEO, y todas las Misiones que se han implementado, trabajosa y heroicamente debido a los sabotajes, paros y más sabotajes, no han dejado excluido a ningún habitante de nuestro país.


Misiones como Mercal, comida para todos. Misiones Robinson I y II, erradicación del analfabetismo, de modo que en octubre nuestro País será declarado LIBRE DE ANALFABETISMO. Siguiendo con Misión Ribas para continuación de educación media y finalmente, Misión Sucre, para alcanzar grados universitarios. Todas estas misiones educativas suponen efectivamente la Siembra del Petróleo. Una siembra de dignidad entre aquellos hermanos venezolanos que por alguna razón, -casi siempre, la pobreza- no llegaban a alcanzar esos niveles educativos. Misión Vuelvan Caras, para capacitar aquellos en las tareas manuales o del campo, de modo que todos nosotros logremos dignificar nuestras vidas por medio de estudios o tareas que eleven nuestro nivel de vida.


Pero esto no queda aquí. La Carta de las Américas se ha propuesto a la OEA, para que estos proyectos sean revisados, ampliados, reformados o adecuados, dentro de las capacidades de cada país o región. No tenemos la menor duda, de acuerdo a la acogida que se le diera a dicha propuesta, que esta será aplicada, aún con un mínimo de sentido común y que hará que nuestro Continente se eleve y logremos LA DIGNIDAD PARA TODOS LOS QUE HABITAMOS ESTA PATRIA GRANDE.



...Para finalizar segura estoy que nuestro camino hacia el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI se hará una realidad, seremos más unidos y nos conoceremos mejor... Y como decía el Genio de América: EL MEJOR SISTEMA DE GOBIERNO ES AQUEL QUE PRODUCE LA MAYOR SUMA DE FELICIDAD A SUS GOBERNADOS... ¡ESTAMOS EN LA VÍA, PÉSELE A QUIEN LE PESE!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 5402 veces.



María Antonieta Guevara Rengel


Visite el perfil de María Antonieta Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Antonieta Guevara

María Antonieta Guevara

Más artículos de este autor