La Revolución Bolivariana debe crear su propia religiosidad

Asistiendo y viendo algunos actos religiosos, que se realizaron con motivo de los honores fúnebres rendidos al Comandante Chávez, me sentí como fuera de lugar. Era como estar en ceremonias que no expresaban lo que yo sentía. De allí me vino la idea de solicitar ayuda a mis lectores, para que juntos hagamos proposiciones, a fin crear una nueva manera de hacer homenajes, rendir honores o celebrar fechas patrias que no sean las mismas que nos impuso la iglesia católica o las inducidos por el protocolo victoriano heredado de las noblezas europeas.

Pienso que la revolución es ideológica y cultural o no es revolución y en eso los símbolos y las ceremonias tienen mucho peso. Hasta ahora tenemos como base, para cualquier acto público, la celebración de una misa o una ofrenda floral y estos eventos no tienen nada de revolucionario o novedoso. Estos actos son estériles para procrear ideología revolucionaria y se caracterizan por la ausencia de pueblo y sólo las élites lo disfrutan.

No vaya a creer el lector, que estoy proponiendo la no celebración de misas u ofrendas florales ante las estatuas de los próceres, lo que estoy tratando de decir es que a estas celebraciones debe dársele un vuelco en su ejecución, esto es introducir en ellas elementos que denoten cambios, nuevos símbolos, nuevos ritos y sobre todo con participación masiva de las comunidades organizadas.

Atreverse a celebrar unas honras fúnebres, como las que se les están haciendo al Comandante Chávez, es un primer paso. Allí hemos visto al pueblo exponer su religiosidad y manifestar sus devociones y creencias sincronizadas con la fé en la revolución. Esos “Te Deum” del catolicismo no incorporan en forma activa al pueblo. Las ofrendas florales sólo benefician a los comerciantes que se lucran con las ventas de esas costosas coronas. Los avisos fúnebres en las prensas capitalistas, sólo benefician a los empresarios enemigos de la revolución.

Mi propuesta se sintetiza así: En cada Comuna, constituida a nivel municipal, debe tener una oficina de prensa y Conmemoraciones patrias, la cual recibirá los montos presupuestarios que los organismos del Estado tienen previsto para gastar en estas actividades. La Comuna que reciba estos aportes deberá organizar los actos y eventos donde participaran los ciudadanos del Municipio y representantes de los poderes públicos. La Comuna deberá dar cuenta de la forma como utilizaron los recursos a los entes públicos que contribuyeron y el porcentaje de personas que participaron. Esto seria un indicador, que nos ayudaría a calibrar la influencia del Poder Popular Organizado en las gestiones del gobierno y sus instituciones. Las posibilidades de crear empresas de propiedad social son infinitas, por ejemplo se utilizarían flores producidas en el municipio y las amas de casas podrían construir las coronas, si se sigue utilizando ese tipo de homenaje.

De esta estaríamos “transfiriendo poder al pueblo” y cumpliríamos con ese mandato del Comandante Chávez, además impulsaríamos la organización comunitaria, pues las Comunas deben obtener fondos que permitan la concreción de sus planes y ejecución de sus proyectos. Los Consejos Comunales tendrían un incentivo mas para organizarse en Comunas y de allí seguir construyendo el Estado Comunal, previsto en el Plan Patriótico 2013-2019.

Juanveroes64@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1571 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: