¿Desaparece con Chávez, la influencia revolucionaria en la región?

Los procesos que actualmente prevalecen son los que los pueblos han elegido y, a nivel de observación se sostienen sin interferencia. La creación de UNASUR, ALBA, Petrocaribe, integran con ímpetu masivo por el trueque en un 50% excluye en su mayor parte la influencia egoísta del capitalismo por el beneficio social y la integración en la que se apoya la revolución e integración petrolera de Chávez.

Es indudable que el presidente y camarada Chávez, tiende a establecer ciertos hábitos políticos de comportamiento cuya naturaleza no depende de ninguna circunstancia accidental porque son hábitos combativos contra el capitalismo, imperialismo, globalización, en ese sentido la influencia de la revolución bolivariana en Sur América tiene un destino cuya naturaleza será la misma al final, el socialismo como cada país lo construya.

Es una lógica revolucionaria experimental determina ciertas opiniones necesarias con un destino ideológico para el pueblo como libertad, soberanía, autonomía por mucho que la contumacia de pensamientos de generaciones enteras pueda ser causa para que se posponga la ultima determinación precisa.

Si esto es así como cada uno de nosotros supone que lo es, entonces, Chávez, tiene una enorme influencia moral y eso es lo que más molesta a la oposición de los países con procesos revolucionarios porque esa experiencia del pueblo alrededor de Chávez, los logros sociales obtenidos por la gente, el amor por su comandante y de este hacia ellos son ejemplos para ser emulados, es otro de los resultados ofrecidos por las revoluciones que fastidian a la oposición.

La tentación de poder de la oposición demostrada en Venezuela y por estos días en Ecuador por las elecciones es la que sugiere que sin Chávez, los gobiernos de Correa y Evo de debilitan, son los contra que no creen en la fuerza de los pueblos, es la pretensión representativa que no funda otra cultura política, son los que se creen superiores al poder del pueblo.

Lo de fondo no radica en que si Chávez debilita o fortalece los procesos ecuatorianos y bolivianos ni en las complicaciones que su desaparición desate en Venezuela, estas son calamidades creadas intencionalmente para manipular al pueblo buscando controlarlo mas allá de la política o de planificar mas allá de los socialismos para decir que la revolución nace y muere antes de crecer.

Las revoluciones pacificas son sistemas para descubrir otras verdades políticas que permitan otra justicia, es una suma de liderazgos y voluntades para construir un socialismo susceptible de acierto o error, de manipulación, pasiones, desinformación, comunicación, la participación popular encontró en las revoluciones electorales una solución para adoptar decisiones y elegir liderazgos que nos indiquen el cambio.

Es toda una propaganda política decir que las revoluciones alfaristas e indigenistas quedaran debilitadas, eso no sucederá mas allá de la enorme tristeza que desde ya despierta en todo el mundo el cáncer del presidente. Los procesos de Ecuador y Bolivia están sólidos por la capacidad de gestión de Correa y Evo, ellos levantaron su aceptación y su popularidad con ello el liderazgo de Chávez en la región, pero, los procesos internos en Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, son otros cuentos sociales, económicos y políticos.

Las revoluciones del siglo XXI son una reingeniería social, camina la idea que es posible plasmar la práctica de los derechos humanos por la igualdad de oportunidad que se busca, hasta ahora, ni la ciencia política o las ciencias sociales han podido encontrar métodos sustitutivos para el capitalismo capaz de eliminar esa práctica egoísta e individualizada del sistema globalizado.

Otra cultura colectiva, respetuosa con la naturaleza y con el crecimiento humano son complejos productos de la dinámica socialista que busca alterar las costumbres, las estructuras públicas para otras pautas de comportamiento, ideas y creencias. El problema es, que todo lo que se llama cultura, es en verdad cultura porque tras ella se ocultan practicas individualistas que buscan alterar permanentemente la sociabilidad como la dignidad humana, la libertad, la soberanía, autonomía de los pueblos.

Otro tema es, ¿quien asumirá el liderazgo de Chávez? Hans Dieterich en algún momento dijo que Rafael Correa podría asumir el liderazgo dejado por Chávez por el perfil parecido; en mi opinión ese liderazgo se construye con el tiempo, sin embargo, nadie podrá reemplazar a Chávez en la región porque no es cuestión solo de carisma, muy importante son las subvenciones económicas, energéticas, entregadas por Venezuela a la comunidad internacional.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4952 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: