Discurso pronunciado en la gran manifestación anticapitalista de Fráncfort(19/05/2012)

¡Creemos una, dos, tres, muchas Grecias...!

Compañeros y compañeras,

Vengo de Grecia, un país destruido y desesperado, un país en ruinas pero que permanece de pie. De esta Grecia que resiste y que acaba de decir un enorme y magnífico No a sus verdugos: la Troika y el FMI, la Comisión de Bruselas y vuestros Merkel y Schauble, los Barroso, los Sarkozy y los banqueros. En suma, a todos los que nos gobiernan y nos imponen políticas bárbaras e inhumanas. Esas políticas que provocan ya la malnutrición de los niños e incluso el hambre en las grandes ciudades griegas. Y todo eso ¿dónde? No en algún lugar del Tercer Mundo, sino aquí, en el corazón de la rica Europa. Y ¿cuándo? ¡Cuando en la historia de la humanidad jamás se han producido tantas riquezas!



Compañeros y compañeras,

Los resultados de las elecciones del 6 de mayo no dejan la menor duda: una enorme mayoría de ciudadanos griegos ha rechazado las políticas de austeridad. ¡Es un verdadero seísmo político! El país que ha sido elegido para laboratorio de las políticas de austeridad, está ahora en revuelta abierta contra quienes le hambrean y le humillan, quienes cierran sus hospitales y sus escuelas, quienes destruyen y venden ese hermoso país por nada, contra sus verdugos griegos y extranjeros.
Pero, atención: los griegos en revuelta no deben ser dejados solos en el momento en que están transformando su cólera en movimiento consciente y liberador, ahora que la perspectiva de un gobierno griego de izquierdas comienza a aparecer en el horizonte, a volverse posible y realista. Si los Merkel y Sarkozy, el FMI y la Comisión de Bruselas han hecho de los griegos cobayas y de Grecia un laboratorio para sus bárbaras políticas, nos corresponde a nosotros, pueblos de Europa, hacer igual haciendo de Grecia el puesto de vanguardia de nuestros combates comunes contra quienes destruyen nuestras vidas y la naturaleza. Pues la resistencia de los griegos es nuestra resistencia, sus luchas son nuestras luchas…
Compañeros y compañeras,

Vengo de un país que vuelve hoy su mirada hacia vosotros, esperando actos concretos de solidaridad. Ahora y no mañana. Pues es ahora, más que nunca, cuando los griegos en revuelta están amenazados directamente de extinción por todos los que temen que su ejemplo haga émulos, y se extienda como mancha de aceita por toda Europa. Y os aseguro, esos griegos en revuelta están persuadidos de que la mejor solidaridad hacia ellos es que les imitéis. Que imitéis su ejemplo en vuestro país. Desarrollando y coordinando las resistencias contra las políticas inhumanas de austeridad y de destrucción. Además, es exactamente eso lo que más temen nuestros enemigos comunes: ¡el contagio! El contagio de las luchas por toda Europa.
Entonces, sí, ¡hagámoslo!, ¡creemos una, dos, tres, muchas Grecias! Pongámonos en red, coordinemos nuestras luchas, organicemos metódicamente un movimiento unitario y radical, de masas y democrático, en todo nuestro viejo continente, en toda Europa, desde Rumanía a Irlanda y de Italia a Islandia. Un movimiento de largo recorrido y de grandes ambiciones emancipadoras, que combine la unidad más amplia con la radicalidad liberadora. Ahora es el momento. Pues… United we stand –Divided we fall! [Unidos resistimos. Divididos nos hundimos] O, en francés, Tous ensemble-Tous ensemble, oué, oué… [Todos juntos, todos juntos...]

Gracias, compañeros y compañeras.

Traducido por Faustino Eguberri

http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=7377


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1279 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas