Prohibido olvidar

Se están cumpliendo 10 años de aquellos días 11, 12 y 13 de abril de 2002, hechos que permitieron ensanchar el camino hacia la verdadera independencia, hacia la profundización de la Revolución Bolivariana. Y también, días aleccionadores para todos y todas: para la oligarquía nacional e internacional, en el sentido de sentir una vez más, la fuerza de un pueblo que decidió definitivamente ser libre; para nosotros, ese pueblo patriótico y bolivariano, que esta prohibido olvidar y que debemos mantenernos muy alertas, ante las pretensiones del imperio y sus lacayos, que no cesaran en sus intentos de frenar nuestra Revolución Bolivariana. Como fuerza cívico-militar sigamos gritando, que “cada 11 tiene su 13”.

Los hechos de abril del 2002 son una muestra más del plan fascista diseñado por el imperio Norteamericano para, apoyado por la oligarquía criolla, donde se incluye la CTV, Fedecámaras y los medios de comunicación privados, intentar cortar las alas del proyecto bolivariano. Un guión ya practicado en otras épocas, en otros países del continente, pero con la gran diferencia que en Venezuela contamos con el apoyo irrestricto de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana quien, junto al pueblo soberano, actuó con conciencia y valentía durante aquellas nefastas horas del golpe, para restablecer el hilo constitucional y democrático en el país; y para que el comandante líder del proceso revolucionario Hugo Chávez Frías, regresara al lugar que le correspondía por mandato de la mayoría de ese pueblo civil y militar.

El once (11) de abril de 2002, después de calentar el ambiente durante varios días, desataron el plan diseñado: una concentración que luego transformaron en marcha hacia Miraflores; previamente situaron francotiradores para asesinar gente a mansalva y culpar al gobierno; generales traidores pronunciándose a través de las televisoras privadas, con grabaciones hechas antes que comenzaran los francotiradores a ejecutar su macabra tarea, pero donde ya anunciaban las muertes y culpaban al Presidente; era la justificación diseñada para solicitarle la renuncia al jefe del estado. Luego, el día 12, con el Presidente preso, el oligarca Carmona se autojuramenta Presidente de la República; todos los poderes derogados, la Constitución violada; se arrecia la persecución contra el pueblo y los líderes de la revolución: ministros y diputados perseguidos y encarcelados, medios públicos cerrados, más muertos en la calle, embajadas y gobernaciones asaltadas; un golpe de estado fascista, sin duda.

Pero el pueblo decidió por el Socialismo: cuando menos lo esperaban los golpistas oligarcas, bajaron los cerros; los militares patriotas actuaron. Acción cívico-militar que recuperó la democracia revolucionaria y rescató al Presidente preso. Los golpistas huyeron como ratas; algunos corrieron hacia los brazos de su patrón yanqui, otros marcharon a países aliados del imperio, pocos comenzaron a pagar sus culpas ante la justicia venezolana, la mayoría prófugos de la justicia; y uno de los principales protagonistas de aquel golpe traidor, descaradamente hoy es candidato a la presidencia, representando precisamente, los intereses imperialistas. Pero la justicia del pueblo es implacable; y seguirá actuando para derrotar definitivamente la impunidad de los últimos años.

El trece (13) de abril, un movimiento cívico-militar logró darle continuidad al proceso del Socialismo Bolivariano. El pueblo salió a la calle a rescatar su dignidad, porque es un pueblo curtido ya en conciencia revolucionaria; que hoy sigue trabajando con más organización y con mucha unidad y que, sin duda alguna, el próximo 07 de Octubre, dará la muestra más fehaciente de ello, al relegitimar el proceso revolucionario y bolivariano que avanza en Venezuela.

La lucha, después de 10 años se ha mantenido, enfrentando saboteos, intentos desestabilizadores y guarimbas; y no descartemos que busquen seguir en la tónica de años atrás, desconociendo resultados electorales o, mucho peor aún, intentar por “otras vías”, no llegar a las elecciones. Ya lo dijimos antes, muy alertas ante el plan imperial y oligarca, que sigue presente.

Dos ideologías se contraponen: la que es incapaz de producir bienestar social, contra la que busca ese bienestar por sobre todas las cosas; la que propicia la miseria espiritual y material, versus la que proporciona desarrollo productivo en colectivo y fortalece el espíritu patriótico, solidario y de libertad; la que propicia exclusión y crisis, contra la que lucha por la inclusión y el bienestar del pueblo. Es la ideología capitalista versus la bolivariana-socialista. Es, como dijo Rosa Luxemburgo, hace más de sesenta años: Barbarie (capitalismo salvaje) o Socialismo. O como destaca más recientemente István Meszáros: “Si tuviera que modificar las dramáticas palabras de Rosa Luxemburgo con relación a los nuevos peligros que nos esperan, sumaría a “Socialismo o Barbarie”, la frase “Barbarie si tenemos suerte”

Es por ello que una fecha como esta, debe seguir sirviéndonos de alerta, tener presente siempre contra quién luchamos y porqué luchamos. Es nuestro proyecto bolivariano-socialista contra el modelo capitalista-dependiente. El socialismo contra la barbarie. La salvación de la humanidad contra su propia destrucción. Es por ello que, compatriotas, camaradas… resaltemos este mandato popular: está prohibido olvidar!!!

Así como también está prohibido fallar y, sin caer en triunfalismo y muy pendientes de la intención fascista, desde aquí lo decimos: si en el 2002 la oligarquía no pudo lograr sus objetivos, menos lo lograrían ahora. Esto debido a la conciencia y el poder que se ha asentado en el pueblo, el amor por nuestro líder y la pasión patria, junto a la lealtad de la Fuerza Armada Bolivariana, la organización política del Partido socialista Unido de Venezuela, con la unión de las fuerzas aliadas, representadas en el Gran Polo Patriótico; la expansión de los medios alternativos con la información veraz y responsable y demás fortalezas revolucionarias, que en 10 años se han consolidado, blindan al país de otro golpe fascista y nos permite decir con seguridad y convicción que, el próximo 7 de Octubre se convertirá en otro 13 de Abril de 2022, cuando volvamos a salir masivamente, pero esta vez no a rescatar a un líder secuestrado, sino a ratificarlo como “el mejor guía” para seguir el camino hacia la consolidación del socialismo bolivariano. Nada ni nadie podrá detener la fuerza y la convicción patriótica de un pueblo que está decidido a ser definitivamente libre y soberano!!.

Independencia y patria socialista

Viviremos y venceremos!!!


sentirbolivarianobarinas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1717 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor