¿Son revolucionarios los que carecen de una simple respuesta a cualquier correo electrónico recibido, así sea del más insignificante combatiente y que también es un insustituible compañero?

¡¡Por eso es eterno nuestro quijote de la moto!!

(Creo tener el derecho como combatiente de cambiar en mi mente, el “Quijote de a pie”, por el de la moto)…

¿Ustedes se imaginan el titánico esfuerzo de recorrer nuestra América, 2 en una misma moto?

¿Cosas de locos?

La historia se encargó de decirnos, que de loco no tenía nada…

Y de los dos, el que quedo como icono de la humanidad, era un muchacho soñador enfermo de asma, que para esa época era como codearse a cada ataque con la muerte…

¿Será por eso que lo convertimos en inmortal?…

El compañero Ernesto (no existía para él, mayor orgullo cuando lo  llamábamos “compañero”), jamás dejaba una carta sin responder en la Cuba de sus amores…

En épocas en que contestar una correspondencia era toda una odisea y más si pensamos en sus múltiples ocupaciones como comandante…

Escribirla manualmente, el sobre, mandarla, y no dejaba de contestar las miles y miles, que recibía.

¡Es que él, conocía a su pueblo!

La América india, la morena, la mestiza, la del obrero, la del campesino, la del sufrimiento…

¡¡De donde sacaba fuerzas!!

De solo imaginar la algarabía acompañado del nudo en la garganta, de gritar a los cuatro vientos…

¡¡Que el Che Guevara, les había contestado!!

Esto también va, para los que piensan que están muy ocupados…

Una de esas contestaciones emblemáticas de nuestro Che, se convirtió en un símbolo para cualquier revolución…

Una compañera centroamericana le escribió  preguntándole sobre su mismo apellido y un posible parentesco, lo que él le contesto, lo que todos sabemos:

“No somos hermanos, tampoco somos amigos, pero si tiemblas ante una injusticia, somos compañeros”…

Será por eso que me da tristeza, cuando compañeros no contestan un correo…

Es tan simple…

Y son muchos los correos que con una sola palabra es suficiente (si tienen ocupaciones) “gracias” y un simple botón, regresa el correo a su destinatario…

Es parte de la solidaridad, por la alegría que recibe el que nos alegró a nosotros con su primer intento…

Es tan sencillo como respirar, porque si no lo hacemos, todos sabemos lo que nos pasa…

Jamás deje un correo sin contestar, hasta  a los escuálidos les he escrito, siempre que lleguen con respeto (tratando de convencerlos)…

¿Saben porque esta simple reflexión?

Porque cuando empecé a escribir mis mamarrachos, para defender con mi muy humilde pluma este gigantesco proceso bolivariano comandando por Chávez Frías, hace ya como 9 años, me llamo la atención cuando me agradecían mis repuestas de algo que por mi ignorancia desconocía: “Gracias camarada, pensé que no me iba a contestar, porque la mayoría no lo hace” (y no son tan pocos los que me escriben)…

Será por eso que no acepto eso de: “Por mis múltiples ocupaciones, no puedo hacerlo, sino lo haría con gusto, etc., etc….”

(…) Mi reflexión

Ayer conocí a Carola Chávez por VTV, mi mente me la imaginaba como una señora mayor, y es apenas una carajita…

Por culpa de mi sangre obrera que corre por mis venas, la mayoría de las veces, desconozco quienes son los que escriben, el carajito que siempre llevo adentro, me las presenta como mi simpleza personificada en mi persona, y muchas veces no es así…

Muchos escritores e intelectuales pululan nuestra revolución y yo lo desconozco, solo me lleva a felicitarlos, por algún escrito que creo que  cargan un gran humanismo (tan necesario en este mundo que hoy vivimos)…

Después de mi correo a Carola, supe que era escritora y posible candidata para gobernadora…

Y lo que siempre recuerdo es su exquisita repuesta de uno de mis garabatos…

“Le había robado una lagrimota de sus ojos, por mi loca ocurrencia”…

(Ella me robo más de dos en su repuesta)…

Al compañero Mario Silva le mande una apreciación personal  sobre los candidatos, y tuvo la solidaridad de responderme…

¡Pero la mayoría no lo hace!

¿Por qué no lo hacen?

Si nos agiganta interiormente como seres humanos…

No debemos olvidar, que esta revolución bolivariana comandada por nuestro líder Hugo Chávez Frías, antes que nada es: ETERNAMENTE HUMANISTA…

¿Será importante mi reflexión?

Seguramente muchos pensaran: “Cosas de viejo”

Y si hablamos de humanismo, todavía recuerdo el día que le pedí disculpa al Che, por cambiar mi final en cada mamarracho de mi autoría…

Es que la frase de nuestro Félix Ribas me atrapo eternamente porque me acaricio el corazón…

Y el de “Hasta la victoria siempre” lo cambie por esas palabras que cierto día me los trajeron en sus picos una bandada de turpiales y guacamayas donde me decían:

NECESARIO ES VENCER 
 
josevarela753@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1649 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a133804.htmlCd0NV CAC = Y co = US