"¿Echar a un lado el Libro Rojo sin un Congreso Constituyente? preocupante llamada de Chávez" a Ernesto Villegas Escrito por Francisco Sierra Corrales

Respuesta al artículo aparecido en Aporrea

A ver, Carmen te voy a contestar todo punto por punto, conforme lo voy asimilando poco a poco aver:

Mira, que yo no le paro, no hando con medias tintas y a veces mis críticas no son jalamecates, nunca lo son escribo lo que me parece a mi entender que es lo justo. Admito que puedo estar equivocado.

Proceso de derechización, que sufre el proceso bolivariano. (Desde hace tiempo)

Tiene aquí razón eso está sucediendo desde hace ya tiempo, hay quienes no quieren y desean (gente del muy alto gobierno) que el proceso avance más que hasta un límite.

No quieren –estas personas- comprometer su vienestar ni sus empinadas posiciones.

 Socialdemócratas se llaman también los adecos. Cúpulas, deditis, cooptación, todo esto va en contra del verdadero proceso revolucionario y en contra de las bases del proceso revolucionario. –Eso se vive en el PSUV hoy y es lamentable.

 Esto que escribe a mi entender es verdad verdadera.

 Las autoridades deberían ser siempre elegidas por las bases y respetarse su decisión.

Desde el 26-S-2010, hemos estado sufriendo un proceso de derechización, sin asumir una discusión, sin dar un debate, sino simplemente un proceso de derechización (Bastante acelerado por cierto), que cuando nos demos cuenta ya estamos en la derecha y entonces no habrá marcha atrás, esos procesos de degeneración se vivió aquí, mas recientemente, para no irnos tan lejos, con AD, quien solía decir (Aun sus estatutos al hoy lo dicen), que era un partido anti-imperialista, anti-capitalista, anti-feudal y socialista democrático, no hace falta escribir tanto para saber que pasó. 

Esto también es muy cierto

 O SE DICE PATRIA SOCIALISTA O MUERTE O NO SE DICE NADA: EN EL SOCIALISMO Y EN LA PATRIA ESTA IMPLICITA LA VIDA 

 Esto también es cierto

Chávez hace muy mal, si piensa irse al centro político “por etapa” o “con vaselina”, pensando que no nos damos cuenta, aquí abajo, de esas cosas, sin convocar a otro congreso ideológico que derogue el libro rojo o dar una discusión de fondo. Como una forma de justificar, el “giro hacia el centro”, se ha pretendido usar el mismo argumento de las derechas recalcitrantes clásicas y del oscurantismo cristiano, quienes, a pesar de ser los promotores de la violencia y de la muerte en el mundo le endilgan a los comunista ser los violentos y los asesinos (Come niños, mata gente, etc.); y se le ha querido dar un halito a los comunistas de ser apologistas y ensalzadores de la muerte, con sus consignas, himnos y canciones; y precisamente una de las consignas mas criticadas ha sido “El Patria o Muerte, Venceremos” y otros himnos épicos, no solo de comunistas sino de luchadores nacionalistas, radicales y revolucionarios de verdad como “Vencer o Morir”.

 Y.....esto también es válido.

Estas consignas, que tienen como opción la muerte, son consignas validas y reales, porque si en la historia de la humanidad ha habido un grupo social o grupo humano que ha vivido la muerte, real y verdadera, pero no por acción directa de ellos sino por la acción de los capitalistas que han reaccionado a las revoluciones, han sido precisamente los comunistas, desde la comuna de Paris, en donde hasta los niños eran asesinados (Para erradicar la “peste comunista”) hasta en Nuestramérica, las dictaduras del cono sur, en los 70-80, en Centroamérica en los 80 y parte de los 90 y actualmente en Colombia y recientemente en México, en donde la figura del para-militar, una creación “made in USA” (Un terrorista de derecha, “independiente” que hace la tarea sucia de exterminio físico y terror a comunistas y revolucionario que antes hacían los estados), han sido centenares de millones de comunistas, izquierdistas, revolucionarios, anarquistas, nacionalistas, en total anti-capitalistas asesinados por el imperialismo Atlántico en el ultimo siglo; en otras palabras, en toda la historia de la humanidad no ha habido un grupo humano que haya tenido que convivir con la muerte, el exterminio, la tortura, la persecución, la discriminación como los comunistas, demasiada capacidad de resistencia, resilencia, supervivivencia y amor y entrega por la humanidad para después de todas las presiones que han sufrido, y siguen sufriendo del imperio Atlántico (USA, Canadá, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Holanda, España, Portugal), tengan la alegría de vivir, de seguir luchando, de seguir sacrificándose y entregando vidas por la humanidad, ese es un verdadero amor sublime y real de verdadero dar (Y no hablar) por la vida. Se pretende venir con una simpleza que demuestra ignorancia (Por ponerlo chiquito porque pudiera ser mala intención o maniobrería), decir que con patria socialista o muerte, se invoca a la muerte y debe decirse “vida” o “viviremos”, la verdad que el asunto suena a superficialidad o nimiedad, con algo que es tan serio.   

Finalmente este párrafo tambié es certero.

SIEMPRE SE DEBE LUCHAR EN CONTRA DEL DOGMATISMO O EL SECTARISMO, PERO ESA NO ES LA RAZÓN POR LO QUE LA CLASE MEDIA NO NOS OYE 

El primer grupo social, que después del 4-F, vio con simpatía y entusiasmo al Comandante Chávez, fue precisamente la clase media y en especial la intelectual, que hoy es quien mas lo odia. Pero ese desencanto con la clase media, no es producto de un sectarismo o dogmatismo doctrinario o marxista o siquiera bolivariano. El desencanto de la clase media sobretodo la intelectual, que era la llamada a co-gobernar con el bolivarianismo revolucionario, conjuntamente con los trabajadores, ha sido producto de una política muy personal (Por no decir personalista) de Hugo Chávez quien no ha sabido rodearse con los mejores cuadros del país, sino que los ha escogido por su incondicionalidad, que no es lo mismo que lealtad, mas que a el a un proyecto y a la patria. La intelectualidad competente de este país, que era marginada y subyugada por la partidocracia adeco-copeyana (Acuérdese del carnet político para conseguir trabajo y la meritocracia de Renny Ottolina), vio en Chávez la salvación y la oportunidad de surgir, pero nada que ver, se ratificaron a los mismo profesionales de la IV república, que habían entrado en los ministerios precisamente con carnet político blanco o verde y se infiltraron dentro del estado y el partido bolivariano o “chavismo”, los mas oportunistas y trepadores del país, los mas astutos y ramplones, los propios “bachilleres Mujiquitas de nuevo tipo”, son quienes nos dirigen hoy y son los que cantan el cumpleaños feliz a todo gañote, eso enardece a una intelectualidad y clase obrera que se vio burlada (En cierta forma es una traición) y ve que sus verdugos blanco-verdes de ayer, son los mismo rojos, rojitos de hoy, quienes “comen solo” y después de ellos no hay para mas nadie, el pueblo venezolano odia a esa gente. Pero ese odio de esa intelectualidad, en donde participan muchos trabajadores, no es por culpa ni del sectarismo y /o dogmatismo marxista o por el “patria socialista o muerte”. Ahora si lo a los que se quieren ganar es a la burguesía a los explotadores a los asesinos y torturadores de la humanidad, eso si esta bastante mal y muy grave, pero se debería decir y asumir la discusión y no ir “metiéndolo con vaselina” o “por etapa”, pensando que la gente no se da cuenta. 

Ese es mi comentario al margen del escrito en cuestión son cosas que han venido sucediendo y son ciertas. Esa es la razón principal –las aquí enumeradas por las que hemos perdido cudros, espacios, y estas tres últimas elecciones.

Particularmente a mí eso de cambiar el color rojo por el amarillo me parece una niñería del presidente Hugo Chávez, en el color no están las convicciones, el idealismo, los principios pero la bandera del 26 de julio fue y es siempre roja y negra el color de los revolucionarios arrechos. De los revolucionarios verdaderos.

Que lejos está ahora Hugo Chávez de aquello que dijo en una de sus cientos de miles de alocuciones.

Todo revolucionario verdadero tiene algo de anarquista, yo soy revolucionario por eso también tengo algo de anarquista.

 Finalmente, lo que siempre he pensado esta revolución murió cuando Hugo Chávez, el mismo trece pide perdón al pueblo yperdona a los golpistas sosteniendo en sus manos el crucifijo azul.

Con las revoluciones no se juega, se hacen o no se hacen.

La oligarquía no perdona, es implacable

Recuerden al  Chile, de Pinochet.


requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2518 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor