Hombres de ideas en la dirección del proceso o una simple y vulgar copia

“…No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano. He aquí una misión digna de una generación nueva”…José Carlos Mariátegui

Cada día que pasa y cada conversación que uno sostiene con los diversos camaradas y compañeros de este proceso, asombra por la cantidad de coincidencias y opiniones que se expresan sobre las ideas, discursos, proyectos y programas que muchos ministros y altos jerarcas del gobierno presentan en diversos escenarios como suyos. Ya sea como discursos o planes de acción, resulta, apreciados camaradas y compatriotas, que estos “gerentes revolucionarios” en muchos casos se apropian de las ideas de otros revolucionarios y la presentan como autenticas y propias. Olvidan estos camaradas las palabras del Che “…La modestia revolucionaria debe dirigir nuestro trabajo diario y debe ser un arma fundamental de nuestro comportamiento…” Ciertamente una de las armas de un proceso, si es verdadero, son las ideas y el conocimiento propio de sus revolucionarios forjados en el estudio y la acción.

El asombro es mayor cuando vemos a estos gerentes dando un discurso de inauguración en un acto público o de una obra de infraestructura, son tan poco originales que su oratoria copia hasta el punto y como. Hablan de Marx, Lenin, Mao, Grasmci, Mariàtegui, y otros clásicos de la revolución mundial como si fueran unos estudiosos de esa ideología. El extremo llega hasta algunos militares que están en el gobierno.

Vemos con mucha preocupación como los espacios que son claves para el logro de la transformación que persigue todo proceso revolucionario son asaltados por diversos tipos de calcadores de oficio. Si tratamos de tipología podemos mencionar al menos dos de las más comunes: los que toman para sí ideas ajenas y los que destruyen toda posibilidad de que las ideas de otros beneficien a la revolución.

Los ladrones de ideas se muestran en las personas que valiéndose de su cargo se apropian de las ideas de sus subalternos, por lo que no permiten que críticos y gente pensante forme parte de sus equipos o estén alrededor de su gestión, pues para ellos el conocimiento es subversivo y tener tipos de esa “calaña” en su equipo es contraproducente. Algunos de estos gerentes le echan “paja” con otros gerentes cuando se enteran que tal camarada es asesor de cualquier alto jerarca, palabras como: cuídate de ese bicho que te va a serruchar el cargo; cuidado con ese traidor que te está vigilando; ojo con ese tránsfuga, no lo contrate ya que es un “pajuo”; a ese leproso ni de vaina le des un cargo en tu equipo pues te va a sabotear tu gestión. Usan cualquier tipo de epítetos para descalificar el conocimiento, la experiencia y el compromiso de lo que es un hombre de nuevo tipo comprometido con las mejores causas.

Por otro lado tenemos otra especie de gerente que le llueven los proyectos e ideas innovadoras, pero al contrario de los anteriores ellos esconden, engavetan o echan al cesto de la basura las carpetas y las esperanzas de mucha gente. En el mejor de los casos nombrar una comisión para que no hagan nada al estilo de la cuarta república. Esta forma de manejo de las ideas es también una perversión que pretende siempre hacer la del Photo Finish de la carrera, en cuanto no hacen nada en realidad pero quieren aparecer de primer plano en la foto de la inauguración o cualquier otro acto en que puedan promocionar su imagen, siempre persiguiendo el beneficio propio en lugar del bienestar colectivo, cuestión que niega su condición de revolucionarios.

En verdad lo que necesitamos es aprovechar las capacidades creadoras de los camaradas sinceramente comprometidos, sin dejar que sectarismos inútiles limiten la inclusión de gente que brindaría al proceso de transformación un impulso nuevo, un brío realmente revolucionario y un caudal de nuevas ideas que innoven y den paso a un Proceso que sea Propio.

“… No es posible destruir las opiniones a palos y precisamente es lo que mata todo el desarrollo, el desarrollo libre de la inteligencia…” CHE

Dr.

Docente/Investigador titular- UCV

Ex-Rector de la Universidad del Deporte

pedrogarciaa@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2075 veces.



Pedro García Avendaño


Visite el perfil de Pedro García Avendaño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a124108.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO