Héroes Anónimos

Historias en Revolución

Esta historia la conocí por un evento médico personal, hace algunas semanas a tras, por una apendicitis tuve que acudir al CDI mas cercano, allí fui rapidamente atendido y operado de manera excelente por el cuerpo médico.

Pero la historia no es esta propiamente, sino la de unas mujeres, compatriotas del mundo venidas de Cuba, a quienes les correspondió la guardia ese fin de semana, la primera que nos atendió a todos los pacientes con una dedicación sobresaliente, revisión de signos cada 4 o 5 horas, medicación aun en la madrugada del domingo y una actuación especial como a las 5 am, cuando pasó a revisarnos y nos preguntaba a cada paciente “¿Cómo se siente?

Pero no como un desconocido sino con un tono de interés, tan humano, casi familiar que podía conmover a cualquiera. Luego al día siguiente cambio de guardia, llegó una segunda compatriota, esta más joven, pero no menos profesional, y vaya que torbellino de muchacha!, un verdadero ciclón antillano, igual de atenta y amable, tanto que en verdad parecía que estuvieramos en otro país por la buena atención.

De ésta tuvimos oportunidad de compartir un poco más, madre de un niño de 11 años, triste por no poder estar con él, pero orgullosa de cumplir con su misión médica para el mundo, viuda ayudada por sus padres, en cada frase no deja de mencionar a su esposo, a quien lleva consigo en ese corazon grande que tiene ni deja de mencionar a su Cuba querida, asombrada de cómo hay personas en Venezuela con 5 o mas hijos, nos mencionó que allá en Cuba son muy pocas las personas que tienen esas cantidades de hijos, porque “vaya allá nos dedicamos a estudiar y trabajar” ¡que orgullo!; ojala que en Venezuela podamos lograr mejorar socialmente como en ese país, de esa forma tan bella tan humana, estas lineas están dedicadas a ese personal noble de Cuba que deja a su familia, para venir a nuestro país a darnos su colaboración, su empeño y su profesionalismo y sobre todas cosas su ejemplo y don de gente, gracias compatriotas, hijos de nuestro tío Martí.

Correo: allansclavijo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Allans Clavijo

Abogado. Miembro del colectivo de la Radio Senderos de Antímano en Caracas. Profesor de la Misión Sucre.

 allansclavijo@gmail.com

Visite el perfil de Allans Clavijo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: