A las obras de Lina Ron…

La muerte de Lina nos produjo un gran impactó a muchos, ya que se percibía fuerte y siempre decidida según ella concebía el mundo, lo que era revolución, la vida…

Pero como todos algún día nos vamos y ojala dejemos obras de forma anónima o no, hacia los semejantes y la naturaleza, merece resaltarse en ella y en todo ser humano lo bueno.

Hoy leí un reportaje de la periodista Sebastiana, me llamo mucho la atención no porque yo no lo percibiese así, si no porque resalta verdaderamente desnuda y sin temores, que quizás sintió muchas veces, la personalidad de Lina.

Me permito pese a las consecuencias que pudiese ocasionarme (ya que tenia al parecer sus diferencias endógenas y exógenos) manifestar que realmente, detrás de esa cara, algunas veces muy seria, de esta mujer estaba su mente y sentimientos de preocupación por el semejante desvalido y pese a sus métodos de acción algunas veces cuestionados y no compartido, lo que quizás denotaba era “temor” o “aquí estoy de esta manera” .

La conocí un poco, en la conformación del PSUV en Maracaibo cuando ella dirigía desde la Comisión Técnica Presidencial y que en poco tiempo tuvo que abandonar … la percibí sincera y coherente en sus acciones y establecimos una de las conversaciones de las que recuerdo especialmente sobre Mahatma Gandhi.

También recuerdo a las personas quienes la acompañaban, trabajando con esmero en la sala situacional, atendiendo etc, y un día ante la respuesta de una de sus amigas cuando le pregunte ¿en cuales barrios están realizando su trabajo socio comunitario? me respondió: -Nosotros vivimos en esos barrios …- entendí la esencia y cotidianidad a dedicación exclusiva porque vivenciaban sus problemas, desde su mismo entorno. Pensé esta mujer si tiene claro su equipo y vive en constante revolución. Me comentaron sobre las obras que realizaban y escuchaba con detenimiento. Lina, adversó lo que ella creía que no era lo correcto a su concepción de formación de un partido, reía, cantaba estuvo alegre, conocía muy bien sobre organización comunitaria y manejo de su sala situacional, no observé ningún acto de rudeza en sus accionar en ese escenario, se sentía tomada en cuenta y realizaba la labor encomendada.

Pienso que pese a los errores que se le atribuyen, siempre estuvo dispuesta a ayudar, pese a los equívocos vibraba y hacia vibrar antes los problemas de los mas necesitados, se adelanto hasta muriendo, a los tiempos …

Por lo que le deseo: Lo mas bello y lo mas bueno a su memoria.

*Docente e Investigadora de LUZ


marzavster@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2255 veces.



Maria Zavala de Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: