Radicales y radicalización del proceso revolucionario hacia una Patria Socialista

Últimamente en el seno de la Revolución se viene hablando de radicalizar la Revolución, el propio Comandante Chávez así lo ha manifestado, esto no es nada nuevo, basta recordar cuando por primera vez el propio Presidente hablo de las 3R para que fuese aplicado a todos los niveles, llámense instituciones, gobernantes, ministros, diputados, alcaldes, concejales, jefes de oficinas, etc. ¿Qué pasó?, nada, pero absolutamente nada pasó, salvo algunas excepciones que si asumieron el planteamiento de la revisión, la rectificación y el reimpulso como un lineamiento político emanado del gran líder de la Revolución Bolivariana, pero luego después de las elecciones del pasado 26 de Septiembre, nuevamente el Comandante hablo de la necesidad de la reactivación de las 3 R pero al cuadrado y tampoco pareciera que no ha pasado nada, algunos de esos dirigentes que ocupan cargos importantes a nivel local o regional siguen de espaldas al pueblo, no aceptan críticas de ninguna especie, ni siquiera lo relacionado con los problemas básicos del pueblo, se manejan como imperturbables hasta por quienes están a su alrededor quienes tienen que demostrar sumisión y falsa obediencia de disciplina en los cargos secundarios establecidos, permanentemente manejan la rosca sobre falsas corrientes, haciendo creer que son más revolucionarios que otros, en la práctica pareciera que fueran unos verdaderos radicales de la revolución. Algunos de esos dirigentes que conforman la autoridad del Partido demuestran no tener criterio político para decidir e imponer la autoridad sobre aquellas cosas y comportamientos de otros que a diario hacen quedar mal a la Revolución, hay una especie de protección y solidaridad automática, no se procesa nada para determinar si es verdad o mentira de lo que se dice sobre alguna institución o sobre algún funcionario, por ejemplo, de los muchos que existen relacionados con la matraca, hasta para obtener un sobre del Instituto Nacional del transporte (INTTT)  en muchas de las oficinas regionales donde se procesan diferentes trámites hay que bajarse de la mula entre cinco y diez veces el valor del mismo. Esto sucede porque muchas de las personas que dicen estar con la Revolución y ocupan cargos en ese tipo de instituciones o llegaron corrompidas o las corrompieron y por esta razón se hacen ineficientes porque nada se corrige,  todo se tapa, es la complicidad compartida y cuando las quejas o reclamos llegan a la dirigencia, esta tampoco hace nada por aclarar las cosas y que se corrija a cambio lo que haya que corregir, con esta actitud se está dejando de hacer la revisión, la rectificación y el reimpulso. En ese sentido tienen razón algunos camaradas que en estos momentos están siendo definidos dentro de una corriente radical y en la cual se tendría que ubicar al propio Chávez, quien insiste con las TRES R al cuadrado Y HABLA CONSTANTEMENTE DE MAYOR  EFICACIA Y EFICIENCIA  Y GUERRA A LA CORRUPCION Y  A LA BUROCRACIA.  Ahora bien, quizás  esa actitud  por la falta de compromiso con el pueblo y a la ineficiencia en la resolución de problemas,  se deba a que no se quieren comprometer con nada, porque su pensamiento es turbio, no tienen claridad ideológica, se manejan como guabinas, manejan el criterio que para avanzar y ocupar cargos en la política lo mejor es hacerse de la vista gorda, están pensando en su yo personal, no tienen claro que el capitalismo es depredador de la especie humana, algunos  hasta han olvidado la raíz de donde provienen y quieren parecerse más a la burguesía. En algunas regiones existen organismos del estado que parecieran  elefantes blancos, el partido en la práctica se comporta desvinculado de las masas, la mayoría de las autoridades y dirigentes solo se hacen presente cuando hay procesos electorales, entonces se ve a más de uno  dispararse tremendos discursos y lo peor del caso es que no tienen concordancia entre lo teoría y la práctica, entonces en consecuencia a todo esto se impone la necesidad de derrotar  el reformismo dentro de los entes del gobierno y del propio PSUV, hay una especie de secuestro del partido que no permite ni la comunicación de diálogo horizontal  con el pueblo, ni mucho menos la discusión para el análisis de las críticas y las correspondientes soluciones a los problemas planteados. Entonces vamos a radicalizar la revolución con verdaderos radicales y cero reformistas y esto debe comenzar por dirigentes y autoridades en una nueva comunicación de acercamiento verdadero con el pueblo, sin demagogia, sin falsas promesas, con una verdadera comunicación de doble vía con la base del partido,  con una estrategia de mejor control y supervisión del funcionamiento adecuado de las instituciones del estado, para una mejor eficacia y eficiencia de las mismas  acabando con  la burocracia y la corrupción, para que no siga pasando lo que ha sido señalado por muchos y que a manera de ejemplo se puede señalar lo ocurrido con la venta de pensiones  a personas que ni siquiera cumplen con el requisito de la edad y cuyo monto ha estado por el promedio de los  5.000 Bs y que tampoco hasta la presente fecha nadie ha querido investigar como corresponde. Pero finalmente todo lo que se tenga que hacer para profundizar la revolución, debe comenzar por afectarse la estructuración social, la cual descansa en la base económica, además del sacudón correspondiente a todas sus instituciones llámense alcaldías, gobernaciones, ministerios, etc., asimismo la necesidad de enfrentar a  todas aquellas actitudes contrarrevolucionarias que muestran algunos dirigentes a nivel de de los organismos mencionados, como lo son la ambición de poder y la manipulación de la organización con fines de roscas o tendencias alrededor de personas, que demuestran tener debilidad ideológica por cuanto no muestran congruencia entre lo que dicen con su verbo político y lo que hacen en la práctica, que generalmente es todo lo contrario al deber revolucionario. Otros premian la ineficiencia y la corrupción de algunos que han ocupado cargos, colocándolos en otros iguales o mejores. Tenemos que avanzar derrotando al reformismo y a los reformistas, recordando que para estos últimos las transformaciones no son necesarias y por esa razón terminan siendo quinta columnas, pero que antes de pasarse al bando contrario añoran la burocracia y la corrupción, aparte del peligro que los mismos representan, por ser presa fácil del enemigo interno y externo  a la revolución para contribuir con la desestabilización y hasta poner en peligro la vida del Presidente.  Entonces vamos a radicalizar la revolución con verdaderos revolucionarios, que no utilicen los cargos para enriquecerse, para imponer proyectos personales, que no sean demagogos ni sectarios, ni prepotentes ni personalistas, que sean críticos y autocríticos de su propia actuación, y que no manipulen a la base del partido para su beneficio personal, hay que darle un parao a la imposición de candidatos que responden al entorno de quienes representan la autoridad del partido, gobernación o alcaldías, que sea la propia base del partido en discusión abierta que decida con base a la trayectoria política, los posibles camaradas que deben colocar su nombre para la escogencia de candidatos, cualquiera que sea el momento electoral de que se trate,  que se tenga presente que el actual proceso revolucionario debe contar con los mejores hombres en la vanguardia de la Revolución orientada hacia una Patria Socialista, contribuyendo de esta forma a tener verdaderos radicales en la radicalización del actual proceso, se trata de contar con buenos compatriotas siguiendo entre otros las ideas del Che, Ezequiel Zamora, Simón Rodríguez, Fabricio Ojeda, Alberto Lovera, Américo Silva, Argimiro Gabaldon, Alí Primera y Simón Bolívar, en esa constante lucha por los derechos a la educación, vivienda, salud, cultura, alimentación, etc., para que la gran mayoría tenga acceso a través de  las misiones existentes y otras que se puedan crear  y se pueda alcanzar la mayor suma de felicidad en el seno del pueblo, este que durante muchos años en un concepto de falsa democracia y libertad fue excluido y arrinconado hacia montañas y áreas geográficas inestables, alrededor de las grandes urbes formando los cordones de miseria como fue definido por la misma burguesía, además de ser esta última la encargada de generar la dinámica social para que ocurriera tal injusticia. En consecuencia a todo lo señalado no queda otro camino que acentuar la radicalización con verdaderos radicales, pero eso sí a la cabeza con nuestro máximo Líder y Comandante HUGO RAFAEL Chávez FRIAS, siguiendo sus lineamientos, demostrando lealtad y disciplina revolucionaria con base a ideología, principios y valores que debe caracterizar a todo aquel que se llame Revolucionario.

Patria Socialista  o Muerte, Venceremos.

romel_ali@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2325 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Romel Alí Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a114796.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO