Frenado el valor del socialismo

Para que el pueblo a favor del cambio pueda desempeñar el papel que le corresponde en el proceso, para que funcione la revolución, es necesario crear un conocimiento adecuado acerca de la importancia de su participación en todas las decisiones político-económicas.

Como vimos esta conciencia no mejoro con el PSUV, la gente vio que su participación como partido se profundiza en temporada electoral, no creo una atmosfera política que haga sentir la necesidad y el valor de comprometerse con la revolución. Con el partido, la actuación de las gobernaciones, alcaldías, en mejorar la conciencia resulto igual de intrascendente porque la confrontación con la practica no produce eficacia para una actitud consciente y activa.

No es fácil comparar en que medida existen y se desarrollan tales consciencias en los países que entraron en las sendas del socialismo Ecuador, Bolivia, en Cuba, sabemos que tienen que modernizar la economía para salvar la revolución, se supone que Venezuela, estaría mas adelantado en el conocimiento de la nueva ideología socialista para influir en un mayor grado de consciencia, pero los números del 50% con el que se gana las elecciones muestran un estancamiento del proceso.

Con este problema se agranda otro asunto de enorme importancia, las reformas, y el papel que juega en el crecimiento del socialismo, así, la trascendencia de la ley habilitante por mas que exista buenas intenciones, los decretos no crean premisas para el desarrollo de la economía, lo vemos con la inflación y la sostenida especulación porque no hay desarrollo para la gestión del obrero y del campesino como organismos básicos de una economía no petrolera, no podemos olvidar que el petróleo es un elemento insuficiente en época de crisis para garantizar el desarrollo y evolución de las relaciones socialistas en una economía autónoma por la especulación a la que esta sujeto su precio y, el alto valor del barril de crudo al que puede llegar poco beneficia por la depreciación del dólar.

Dentro de una macroeconomía, el sistema centralizado crea dependencia de las empresas y de los estados, es imposible evitar esa dependencia y es contraproducente porque el país no esta socializado en su producción, y en un gran porcentaje, la macroeconomía depende de PDVSA y es un limitante que ocasiona a mediano plazo conflictos económicos que obliga al presidente a salir para buscar recursos económicos frescos, de ahí se desprende que la proyección industrial debe ser descentralizada en el aspecto económico, garantía otorgada a la sociedad para que pueda influenciar en las decisiones generales de los problemas fundamentales de la renta nacional.

Esa seria la participación del pueblo en las decisiones de estado en los planes económicos y en las consecuencias sociales, esa seria una participación real de las sociedades en la revolución, independiente, sin embargo, que la tesis sea aceptada o no, los plenos poderes entregados al presidente Chávez, deben servir para reformar la participación del pueblo no solo en la igualdad política sino en la igualdad económica y material elaborando desde las bases las soluciones técnica -económica para mejorar el aspecto socio-político de la revolución con el trabajo de las sociedades.

Sin entrar en polémica, en los últimos años se ha frenado el interés en torno al valor del socialismo, al menos a juzgar por lo que se ve, se escucha y se practica en solucionar los problemas generales y por los números de participaciones en foros, conversatorios, debates, marchas, estas son solo contra el imperialismo en su mayor cantidad, la participación del pueblo en los asuntos socio-económicos, muy poco, casi nada, es notable como la “perdida” en las legislativas aumento el descontento con el proceso por el poco desplazamiento de los problemas generales a los concretos, seguimos con la misma demagogia para entretener masas, algo enmascarada por los compatriotas desplazados por las inundaciones y por la esperanza que la ley habilitante mejore la revolución como la primera ley para la reconstrucción de las áreas afectadas ¿y después? Ya hubo otras tres leyes especiales para el Sr. Presidente.

No se explota el valor del socialismo en la practica, los miles de planteamientos de las bases quedan archivados en el olvido de la Asamblea y en las vicepresidencias de Miraflores, en claro síntoma de sectarismo político muy sutilmente aplicado para alejar de la participación política a la masa para que continúe apareciendo la representación de las sillas en las plazas de la República, con toldos que dicen Asamblea Nacional y todos vestidos de rojo, con fotos del Che, himnos socialistas para un puñado de representantes de los consejos comunales, barrios y movimientos, absorbidos por las alcaldías, ministros y diputados, preñados de dependencia y representación política sin valor socialista.

Esta posición muy sintética explica que, por más poderes especiales que se otorguen al presidente para crear mecanismos políticos- sociales, leyes de valor para mejorar la participación del BsF, asignación de recursos y otras leyes, estas disociaran si en el contenido no se considera a la forma propia del socialismo que es la participación del pueblo en las decisiones socio-económicas.

En el sistema capitalista se decretan leyes a diestra y siniestra sin consultar al pueblo como se lo esta haciendo aquí, en el capitalismo pocas son las leyes que benefician a la población y siempre a través de los monopolios y las oligarquías. En este proceso se consulta solo a la Asamblea, a sabiendas que esta perdió legitimidad hace rato reconocida por usted presidente Chávez, por el poco apoyo al proceso en los estados por mediocridad y confabulación que afectaron las ultimas elecciones.

La relación directa pueblo-gobierno no puede dejarse de lado para proyectar económicamente al proceso, hoy la economía y el desarrollo material son los pilares del socialismo del siglo XXI no sola la política, porque la política no lo es todo, esta demostrado en Cuba, en estos años en Venezuela, por lo que paso con la ex URSS o lo que esta ocurriendo en China, ese cuento que la política es todo es pura demagogia para sostener al pueblo en la ignorancia socialista, las finanzas mueven la construcción de un socialismo científico ya que la transición pasa por las unidades domesticas-económicas, en decisiones centralizadas y descentralizadas, porque, en todos los sistemas políticos -económicos la centralización y la descentralización coexisten, no se trata de dos problemas, es uno solo visto desde dos puntos de vista diferente.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3024 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: