Conozcamos la Burguesía

“Los recién llegados fueron acomodados en las sillas y en el sofá. Luego hablaron de los chicos e hicieron unos comentarios sobre el frío prematuro y sobre la casa…El señor Hoffstede se quedó más tarde extasiado  ante un magnífico tintero de porcelana de Sévres`, colocado sobre el secreter  y que representaba un perro de caza, con la piel manchada de negro. El doctor Grabow, de edad aproximada a  la del cónsul, con sus cortas patillas, entre las cuales aparecía un rostro  apacible y bonachón,  contemplaba los pasteles, los panes de Corinto y la curiosa colección de saleros, todos rebosantes que había sobre la mesa. Tratábase del “pan y la sal”, ofrenda tradicional que los parientes y amigos habían hecho a la familia con motivo  de su cambio de residencia. Y para que se viera que  tales obsequios procedían de gente de alcurnia, el pan venía en exquisitos y trabajados bollos y la sal en saleros de oro macizo”  (Nobel Tomás Mann, Los Buddenbrook, Pra. Parte, cap. Primero).

“Iván Ilich se sentía todo este tiempo muy alegre y en perfecto estado de salud. Era, según escribía a sus familiares,  como si le hubiesen quitado quince años de encima. Pensaba terminar en setiembre, pero la empresa no se vio coronada hasta mediados de octubre. En cambio, todo resultaba encantador: no lo decía él solo, sino que así lo aseguraban cuantos lo veían.

En esencia, se trataba de lo mismo  que podemos ver en las casas  de las personas no muy ricas, pero que quieren aparentarlo, y por eso lo único que logran es parecerse entre sí.: ébanos, flores, alfombras, y bronces, tonos oscuros y resplandecientes; todo cuanto las personas de cierta clase hacen por parecerse a todas las personas de cierta clase”(

León Tolstoi, La muerte de Iván Ilich, cap. III).

Burguesía es un término utilizado principalmente en la economía política, y también extensivamente en sociología e historia. La palabra de origen francés describía originalmente a los habitantes urbanos (característicamente mercaderes o artesanos en la edad media tardía).

Puede identificarse por su papel en un modo de producción, caracterizado por una posición en las estructuras de producción y por establecer relaciones de producción específicas con otras clases. En el caso de la burguesía se caracteriza por poseer medios de producción y, gracias a esto, establecer una relación mercantil con el proletariado, que al no poseer estos medios debe vender su fuerza de trabajo a la burguesía. La relación mercantil entre burguesía y proletariado permite la acumulación de capital por parte de la burguesía que caracteriza al capitalismo.

Al poner fin al Antiguo Régimen los revolucionarios franceses y norteamericanos sentaron las bases de las ideas de la burguesía, clase social que saltaba a la escena para defensa social:

· Gobiernos parlamentarios democráticos y basados en una Constitución.

· Más libertad para expresarse, publicar, discutir los problemas, cambiar de trabajo y pago para los trabajadores.

· Mayor movilidad social, es decir, ascenso o descenso de los individuos en la escala social gracias a su educación, su trabajo, a sus méritos y no a cuestiones de sangre, herencia o pertenencia a un Estamento.

· Inventiva e iniciativa individuales además de dividuales en ciertos casos.

· Propiedad privada para invertir, producir más y, con ello, impulsar capitalismo

· (http://es.wikipedia.org/wiki/Burgues%C3%ADa

Históricamente, fueron los pequeños empresarios, artesanos y comerciantes y algunos intelectuales y profesionales, los iniciadores del capitalismo, de las  clases  burguesas, es decir: la burguesía y el  proletariado. Con la evolución industrial apareció el gran capital, y los pequeños empresarios pasaron a formar parte de la explotación por parte de aquél. Sin embargo, es a estos pequeños empresarios a quienes más les agrada la etiqueta  de burgueses “medios”, e integrantes de la clase media,  aunque científicamente no lo sean.

Porque es común  negarle a la sociedad capitalista   su carácter clasista, y es así cómo los Sociólogos vulgares la  dividen en estratos salariales: Obreros de salario mínimo, de salarios  medios y gente de elevados y elevadísimos ingresos (ganancias)  y con rentas inmobiliarias de corte feudaloide.

En verdad, los trabajadores que dependan de salarios son todos proletarios, pero    a los integrantes de la  llamada “clase media” les resulta denigrante y repulsivo este tratamiento científico. Ellos prefieren el vulgar trato de  trabajadores especialistas, de profesionales, intelectuales, artistas  y demás eufemismos más técnicos que económicos.

Esa falsa clasificación responde a la marcadas diferencias salariales que imperan  en la sociedad burguesa, habida cuenta de que mientras unos trabajadores apenas reciben salarios de sustento vital, otros hasta logran acumular pequeños capitales para  comprar acciones menores y ciertas propiedades rentables, generalmente inmobiliarias, y talleres con nóminas pequeñas de “obreros de bajo precio”. Por cierto, estos trabajadores  de medianos ingresos, al lado de las plantillas gerenciales y asesoras, suelen ser las principales víctimas  de los “cracks” financieros.

Mediante las dos citas de nuestro epígrafe se puede conocer y apreciar quiénes forman parte de la “clase media” y quiénes realmente constituyen la clase burguesa.

marmac@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2724 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: