Pensando en voz alta...

Señor Presidente; mi Comandante: Este proceso electoral que acaba de terminar es un buen momento para que, como usted lo acostumbra, reflexiones un poco sobre lo que está pasando no solo en el país, sino en el proceso revolucionario como un todo. Existe dentro de lo que es nuestro proceso, una Quinta Columna; unos ineptos que están mas pendiente de la corrupción que de gobernar o de gerenciar. En una ocasión se hablo de las Tres R., de que sirvió si quienes se la tenían que aplicar no lo hicieron jamás. Se requiere tomar medidas ejemplarizantes contra aquellos que están identificados como revolucionarios pero que actúan, viven y conviven como los propios burócratas y millonarios. Hay que revisar y actuar en consecuencia. El tiempo es oro. En los próximos doce meses debemos transformar la revolución; el partido y el país, pero ahora tenemos una Asamblea que obstaculizará todo cuanto pueda.


Como líder fundamental de la revolución, usted deberá poner mano dura contra tanta injusticia interna. La ineficiencia en los Organismos del estado ha llegado a su límite. Pero ahí siguen estando los mismos de siempre; observe, son como en las novelas, solo cambian de organismo o de ministerio; pero son siempre los mismos: el hermano, el cuñado, la esposa, la hija, el ahijado, etc. Siempre la misma familia; como los faraones; como los reyes. Acaso en algún lado de la Constitución Nacional, se establece que las personas deberán permanecer en sus cargos sin importar el desarrollo de sus competencias. Donde dice que para ocupar un cargo hay que ser militar en servicio o retirado. Donde esta escrito que los hijos, hermanos, papas, sobrinos, esposas, amantes, etc., son mejores venezolanos que el resto de la población. Ya estamos cansados de verlo a usted, señor Presidente, asumiendo la responsabilidad de otros. Que cada quien asuma. Y que quien se equivoque pague con su propio peculio. Porque premiar tanta incapacidad?. El pueblo, que es sabio se da cuenta. Y no vota en contra por usted, pero NO VOTA. Revise su tren ejecutivo; revise los Organismos del estado; revise los nuevos Diputados; revise todo y se sorprenderá de cuanta gente es una misma familia. Ya vivió una experiencia que le pudo costar más; el famoso hermanito banquero. Por ahí le vienen otros dos hermanitos con toda la familia en el gobierno. Después no diga que no lo sabía.

No hay ningún tipo de Control, Supervisión y menos Evaluación en el gobierno. Su ministro de Planificación le dirá que si. Y usted confía en el. Pero… Comience por ese flamante Ministerio. Maneja nada más y nada menos que las cuentas del gobierno y lo que encuentra dentro es una guerra de poderes que pareciera no tener ni pie ni cabeza. Ahí se maneja la Tesorería Nacional, el BCV., los diferentes Bancos del Estado, Los entes reguladores del estado. El mejor ejemplo de ineficiencia lo vivió el Gobierno con la intervención del Banco Industrial; un puntito en el enorme problema que se les venia encima. Que paso ahí. Para complacer a la familia pusieron una Junta Interventora que de banca pública no sabia nada. Lo que debieron haber resuelto en tres meses con una posible prorroga de tres meses mas, lleva más de un año y lo único que ha ocurrido es que destrozaron la infraestructura del Banco, se perdieron unos diamantes y no se sabe que paso con las obras de arte. Pero no se sabe nada de la sinceracion de las cuentas. La morosidad está estancada, no hay ingresos en caja, y el Banco sigue lleno de personal ejecutivo. Sabe porqué señor Presidente? Porqué las decisiones desde un principio estuvieron mal ejecutadas. Por la incapacidad de la Junta Interventora no se tomó las medidas prudentemente. Había que salir del personal ejecutivo pero no de un solo golpe. Ninguna organización aguanta eso y menos si queremos recuperarla. Y menos en un Banco atípico como el Industrial. Las Vicepresidencia de Operaciones y de Tecnologia no se podían dejar acéfalas. La banca pública no se maneja como la banca privada. Por consiguiente ahí estuvo otro error. Trajeron genios de la banca privada para resolver un problema del gobierno. Lo que dio dolor es que la parte operativa se podía resolver con personal interno con amplios conocimientos en banca pública. Bueno, eso era algo fácil para el Gobierno, pero claro había que complacer a algunos y las consecuencias que las pague Chávez. Una de sus primeras instrucciones debería ser regularizar el caso del BIV., eso esta muy fácil, pero deberá solicitar apoyo del BCV no de Finanzas, o recuperar el personal operativo que se desincorporó y que no esté trabajando para el estado (si está trabajando para el estado ya se imaginará que era un apoyado o quien lo está apoyando es un antirrevolucionario, aunque se vista de rojo).

En la Gerencia del estado debe prevalecer la fidelidad, el buen trabajo y la confianza. La mayoría de sus Ministros no son fieles; no están haciendo un buen trabajo; y lo que es peor, nadie les tiene confianza. Es oportuna la ocasión para realizar cambios que satisfagan a la base y encaminen el proceso revolucionario. Que de un claro indicio a la gente de que se está trabajando para ellos, que ponga a trabajar a todo el mundo para el país y en función del 2012. Necesitamos nuestro proceso de cambio, pero la gente debe ser parte de ese cambio. Necesitamos la Revolución.; pero para bien de la mayoría, no de unos pocos.

Señor Presidente, estamos a la orden para dar continuidad al proceso pero con una aplicación rotunda y convincente de las 3R. Sin importar quien caiga. Y cuando caiga uno, deberá salir toda esa familia porque sino se convierten en parte de la oposición… recuerde que no hay fidelidad cuando hay poder. Saludos…


jcarlos-990@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1413 veces.



Juan Carlos Pérez


Visite el perfil de Carlos Pérez Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO