La abstención

Una vez más, será nuestro principal enemigo. No tenemos duda alguna que nuestras fuerzas son superiores a las fuerzas de la oposición. Sin embargo, en los últimos procesos electorales, un porcentaje alto de nuestro electorado, desmotivado o descontento por diversos motivos, ha preferido quedarse en sus casas. Es una realidad. Debemos lograr que estos compatriotas no sólo vean los árboles, algunos secos, otros llenos de líquenes u otros parásitos, o con hongos en su corteza, sino que vean el bosque completo…

La maquinaria electoral ayudará a bajar la abstención. Nos referimos a las patrullas, a las visitas casa por casa, al 1 por 10, a la propaganda, a los puntos rojos, etc. Esto es importante pero la experiencia de procesos electorales anteriores indica que no es suficiente. Tampoco el discurso emotivo de nuestro máximo líder pareciera ser suficiente. Necesitamos el GRAN DISCURSO. No basta hablar del nocaut, de la aplanadora que va a triturar a la oposición, etc. Este discurso electoral de la motivación, de la arenga, de la “pasión patria”, no llega a todo el electorado chavista, llega a los que estamos definitivamente fundidos, ideológicamente, con el proceso revolucionario y que tenemos un compromiso inquebrantable. Se requiere el DISCURSO TRASCENDENTE. Recordamos algunos de estos discursos inolvidables del Presidente Chávez: el del 11 de febrero de 2000, cuando se vio obligado, por la posición asumida por los otros 3 comandantes del 4F, a hacer un recuento de los “desiertos” transitados y nos pidió “mirar el camino allá adelante”, el del 03 de junio de 2004, desde el Palacio de Miraflores, cuando le dijo al país, en un mensaje “dirigido desde el alma”, que la oposición había recogido las firmas y era necesario enfrentar el reto del Referendo Revocatorio, el del 15 de diciembre del 2006, el llamado “discurso de la unidad”, donde reflexionó sobre las motivaciones para crear el PSUV o el del 21 de noviembre de 2009, en la instalación del Congreso Fundacional del PSUV, cuando recordó cómo murió Bolívar, “íngrimo y solo” e imploró “no lo dejemos solo, de nuevo, en su laberinto”. El DISCURSO INTEGRADOR. Es necesario que todos nuestros compatriotas vean cómo se fue gestando la idea de Barrio Adentro, cómo se ha ido dando respuesta a cada nueva necesidad del pueblo de atención en salud, cómo se creó la Misión Robinson y, a partir de allí, cómo han surgido otras misiones educativas, hasta llegar a la Misión Alma Mater o a la formación de médicos integrales comunitarios o, también, cómo se enfrentó el ALCA, cómo fue naciendo y creciendo el ALBA, y cómo se han establecido unos nuevos conceptos de integración. Igualmente, por qué ha sido, estratégicamente, necesario tomar el control de algunas empresas de alimentos o por qué ahora “PDVSA” es realmente de todos y todas. Este DISCURSO capaz de mostrar, como dijera algún poeta, “LO QUE HA SIDO, LO QUE ES Y LO QUE SERÁ” o “LO QUE ENCIERRA MONTAÑA Y VALLE, AIRE Y AGUA” es indispensable…

El proceso revolucionario ha sido un hermoso y complejo proceso de construcción, con los errores y contradicciones que son propios e inevitables de todo acto auténtico y verdadero de creación humana, y con las viejas estructuras capitalistas aún persistiendo. Es indispensable que nuestros compatriotas vean el BOSQUE completo… Es necesaria esta acción, lo decimos con todo el respeto debido, del amigo Presidente Hugo Chávez Frías.


inprocoin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1730 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a107978.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO