Sentir Bolivariano

La nueva historia

En 1998, el Comandante Chávez derrotó al Punto Fijismo, limpiamente y con las propias reglas de juego del sistema  imperante; con el trabajo de masas realizado durante varios años, mostrando al pueblo el proyecto de transformación necesaria, de igualdad y justicia social, de libertad y soberanía auténticas; es decir, planteando abiertamente el camino de la Revolución Bolivariana.

El 6 de diciembre de ese año, Chávez gana las elecciones presidenciales con un  56,2% de los votos. Asume la presidencia  el 2 de febrero de 1999 y el 15 de diciembre del mismo año, es aprobada en referendo,  la nueva Constitución Bolivariana, luego del intenso trabajo realizado en la Asamblea Constituyente. Este procedimiento para aprobar la nueva carta magna convirtió la constitución venezolana de 1999 en la primera y única en la historia nacional, aprobada por el pueblo mediante el voto, recibiendo el respaldo del 71,78% de los votos escrutados, siendo promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente en Caracas, el 20 de diciembre de 1999. Dicha constitución, se convirtió en la primera en reconocer los derechos de los pueblos indígenas, estableciendo como oficiales sus lenguas y reconociendo derechos sobre los territorios ocupados ancestralmente.

El 30 de julio de 2000, Chávez gana con el 59% de los votos las elecciones presidenciales, convocadas para legitimar los cargos públicos en el marco de la nueva Constitución. El presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, se juramentó nuevamente el sábado 19 de agosto de 2000 como primer mandatario, en el marco de la nueva Constitución Bolivariana, que le permite sumar seis años, al año y seis meses de gobierno ya cumplido y le permite la reelección inmediata por otros seis años más. Como se recordará, la anterior Constitución no permitía la reelección inmediata y fijaba un período de gobierno de cinco años.

"Me siento más seguro, pisando terreno mucho más firme", dijo Hugo Chávez en la víspera de la ceremonia. Ahora, "comienza un tiempo nuevo, una nueva esperanza para Venezuela, atrás hemos dejado las tormentas, el huracán. Venezuela se levanta sobre bases nuevas", manifestó el primer mandatario.

Ahora bien, como el proyecto de Revolución Bolivariana fue acelerando la marcha, la oligarquía nacional apoyada por el gobierno norteamericano, lanzó el golpe de estado del 11 de abril de 2002, como un intento fuerte de derrocamiento contra el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. Después de varias horas de resistencia, el Presidente se entregó, fue hecho preso en Fuerte Tiuna y luego trasladado a la base naval de Turiamo; allí escribió una nota donde le informaba a la población que lo eligió, y al mundo entero, que no había renunciado "al poder legítimo que el pueblo me dio". Para ese momento, ya miles de simpatizantes de Chávez habían salido a protestar frente al Palacio de Miraflores y en la Brigada de Paracaidistas de Maracay. En la madrugada del 14 de abril de 2002, Chávez fue liberado, por una brigada de militares patriotas, de la Isla La Orchila donde había sido enviado finalmente por los golpistas; y fue repuesto como presidente constitucional de Venezuela, por la presión popular en las calles. Fueron 48 horas que estremecieron a Venezuela, 48 horas de dictadura de extrema derecha que conmovieron a la Nación.

Continúa la marcha de la Historia, avanza la construcción Socialista. El 15 de agosto de 2004, Chávez gana el referendo revocatorio con el 59% de los votos, contra el 40% de sus adversarios, y es ratificado en el cargo. El revocatorio fue convocado tras la recolección de las firmas reglamentarias, aunque permanecen las dudas por las llamadas “firmas planas” y de  si realmente la oposición cumplió con el requisito constitucional. Posteriormente, el 31 de octubre, se celebran elecciones regionales que dan la victoria a l@s candidat@s revolucionari@s, en 20 de las 22 gobernaciones del país y el 7 de  agosto de 2005, se logra la victoria mayoritaria en las elecciones municipales.

Y sigue su marcha la rueda de la Historia. El 12 de Agosto del 2006, el líder de la Revolución Socialista anunció la propuesta para reformar el texto constitucional. Se plantea la reforma de “33 artículos, menos del 10 por ciento” de los 350 de la Constitución vigente desde 1999 y que abarcan las áreas “política, social, económica, militar y territorial”. Dijo Chávez: “El proceso debe continuar rompiendo las cadenas, trasformando la sociedad civil, que termine de nacer el nuevo Estado y termine de morir la vieja sociedad…”. Esta reforma servirá, continúa el Presidente, “… para abrir otra etapa en este proceso de construcción de la patria socialista… Hoy comienza el verdadero debate sobre la reforma, muchos se adelantaron y dieron un debate artificioso, etéreo”.

Con un pequeño margen, el 2 de Diciembre de 2007, resultó rechazada la propuesta de reforma constitucional. Necesario es reconocer el error cometido en la forma de presentar dicha propuesta y la manera de llevarla a la población, además de la enorme guerra mediática a la que fue sometida por la oposición. Luego, el importante triunfo del 2008, en gobernaciones, alcaldías y consejos legislativos. Y el 15 de febrero de 2009, le fue introducida la Enmienda Nº 1 a la Constitución Bolivariana, la cual fue nuevamente impulsada por el Presidente Chávez y que, ahora sí, recibió un gran respaldo de diversos sectores del pueblo venezolano. Enmienda que, a diferencia de la propuesta de 2007, sólo planteó la modificación de cinco artículos constitucionales, para permitir la reelección continua de cualquier cargo de elección popular, dependiendo ello sólo de la voluntad popular.

Así, resumidamente, con importantes logros para la felicidad del pueblo, reconociendo errores cometidos, revisando lo que sea necesario, rectificando donde haga falta y reimpulsando la construcción del Socialismo Bolivariano, podemos decir que concluye la segunda etapa de esta Nueva Historia de nuestra Patria.

Estamos comenzando la tercera etapa de esta nueva época, en la cual tenemos el enorme reto de consolidar, para beneplácito de las futuras generaciones, este proyecto Bolivariano. Es por ello, que las elecciones parlamentarias del 26 de Septiembre del presente año, son de una importancia suprema, para continuar fortaleciendo la victoria  del Socialismo Bolivariano en nuestro País. El comandante Presidente Chávez ha reiterado que, “para asegurar la gran victoria de nuestros candidatos y candidatas por cada circuito, en cada estado, y para que lleguen a la asamblea nacional, debemos demoler definitivamente a la quinta columna enemiga, apátrida y asegurar los dos tercios de la Asamblea Nacional y garantizar la continuidad de la revolución bolivariana, se debe trabajar en unión, con la convicción de la victoria  y por supuesto con el trabajo casa por casa, en los campos, comunidades, sectores, montañas, en todo el país”.

Así que, la Oposición fascista jamás volverá a tener el control de la patria; los oligarcas serán arrasados, demolidos, por la revolución bolivariana, que en Venezuela no se detiene y cuenta con la maquinaria roja lista para la gran victoria del 26 de Septiembre, con el pueblo organizado y consciente del compromiso histórico, con los hombres y mujeres dispuestos a dar sus vidas, si fuese necesario, para que se consolide definitivamente el Socialismo Bolivariano…

¡Patria, Socialista o muerte!

¡¡Venceremos!!

Barinas, 06 de Septiembre de 2010.

sentirbolivarianobarinas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1855 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor