Hacia la economía socialista

La realidad sociopolítica y económica universal, muestra que efectivamente, el sistema capitalista viene en “picada”. Cada día que pasa, menos gente cree en ese sistema, cuya arma fundamental es el interés materialista individual. La alternativa es el Modelo Socialista; donde debe ponerse en práctica el concepto de la propiedad social, que es aquel en el cual los trabajadores hacen uso común de los medios de producción, manejan el proceso de producción y de distribución de los productos, en aras de los intereses de todos los miembros de la sociedad. En Venezuela hace ya once años se inició el proceso revolucionario necesario para construir, en este sentido, nuestra alternativa: el Socialismo Bolivariano.

Toda revolución debe crear su propia política económica. Por eso estamos empeñados en la lucha por la destrucción del viejo modelo económico burgués, donde los medios de producción están en manos de la cúpulas capitalistas; y trabajando sin descanso por la construcción del nuevo modelo económico socialista, que tiene, como se dijo, como base fundamental la propiedad social sobre los medios de producción y se desarrolla con miras a satisfacer las necesidades materiales y culturales del pueblo.

Recordando el artículo anterior, la Ética Socialista es la primera línea estratégica planteada por nuestro líder revolucionario, comandante presidente Hugo Chávez Frías dentro del Plan Nacional Simón Bolívar; el nuevo modelo de producción o economía socialista, resulta ser la segunda línea y dice que: “La producción en la búsqueda de lograr trabajo con significado se orientará hacia la eliminación de la división social del trabajo, de su estructura jerárquica actual y a la eliminación de la disyuntiva entre satisfacción de necesidad y producción de riqueza”. Es decir, el resultado del trabajo de los individuos, debe ser para beneficio enteramente social. Y continúa planteando nuestra segunda línea estratégica: “El modelo productivo responderá primordialmente a las necesidades humanas y estará menos subordinada a la reproducción del capital. La creación de riqueza se destinará a satisfacer las necesidades básicas de toda la población de manera sustentable y en consonancia con las propias exigencias de la naturaleza en cada lugar específico. El Estado conservará el control total de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país y el desarrollo multilateral y de las necesidades y capacidades productivas del individuo social. Esto conlleva identificar cuál modo de propiedad de los medios de producción está mayormente al servicio de los ciudadanos y quiénes la tendrán bajo su pertenencia para así construir una producción conscientemente controlada por los productores asociados al servicio de sus fines”.

En función de ello, es que debemos tomar conciencia, todos y todas, de seguir profundizando y consolidando la conformación y organización de las comunas socialistas, profundizando en la organización de los consejos comunales; en fin, fortalecer el poder popular como eje fundamental e impulsador de este nuevo modelo, que es la base del desarrollo integral y definitivo de nuestro país. Tengamos presente que el gobierno revolucionario y bolivariano, no descansa ni un solo momento, para lograr esta meta, que se ilustra en el principio leninista de que con la participación amplia y activa de las masas trabajadoras en el manejo de la producción, se descubrirán nuevas fuentes y reservas en el crecimiento de la producción social.

En Barinas, el gobierno revolucionario viene avanzando en la construcción de esa alternativa, a través de diversos planes y proyectos; recientemente se conformó una empresa socialista, DISBARSA, (Distribuidora Socialista de Barinas, Sociedad Anónima) la cual tiene como finalidad acopiar y distribuir alimentos y productos para cubrir los requerimientos necesarios, a fin de constituirse en una alternativa frente al comercio capitalista e impulsar el comercio comunal en la región, encaminándonos a obtener una cadena alimenticia socialista, donde contaremos con el apoyo y participación de nuestros pequeños y medianos productores para colocar el producto directamente en las comunidades, y de esta manera, hacerle la lucha a la especulación y la inflación.

Y así como ésta, tenemos la intención de impulsar muchas otras como las Areperas Socialistas, el Sistema Integral Socialista para el Transporte “Che Guevara”, el cual se dividirá en 5 áreas económicas: Cauchera Socialista, Venta de Repuestos, Servicios de Mantenimiento Integral de Transporte y Concesionarios de Automóviles y tractores iraníes y bielorusos; la Procesadora de Pasta Maizanta, El Complejo Avícola Socialista Francisco de Miranda, La Cementera Socialista (EPSUMACEB) y la reactivación y consolidación del complejo Porcino, Sabaneta Comporsa. Además de, la Empresa Socialista de Construcción (CORSOBAIN), ya en pleno funcionamiento.

Pero, ojo, no basta con cambiar las relaciones de producción en nuestra construcción socialista. Es imperativo desarrollar la conciencia (la Educación Individual y Colectiva es fundamental para lograrlo) y el desarrollo de la Ciencia y la Técnica necesaria, para el progreso y la formación integral de la sociedad nueva. Así lo hemos asumido como pueblo; y nada ni nadie nos detendrá. Continuaremos avanzando aceleradamente en la construcción de la Economía Socialista; en la consolidación del modelo del Socialismo Bolivariano, en lo económico, en lo político y en lo social. Construyamos Patria Nueva, libre y soberana.

¡Patria socialista o muerte!

¡! Venceremos ¡!


sentirbolivarianobarinas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2861 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: