El reto de la PDVSA gasífera

Así como en el año 1998 se decía que en Venezuela no había gas suficiente, salvo para cubrir la demanda interna del País, los tristes informes pasados al presidente Chávez por la antigua caja negra de PDVSA , los panfletos burlones que eran repartidos en las plantas de compresión , estaciones de flujo y por notas de interés de la antigua Intesa (Cerebro norteamericano enquistado) para lectura de nuestros trabajadores: “No sigamos mintiéndole al Presidente Chávez , digámosle la verdad, para que no quede mal ante el mundo, es mentira que tengamos grandes yacimientos de gas en Venezuela”. Hoy la historia es otra, y nuestro País se encuentra rumbo a consolidarse como el cuarto productor de este recurso, que ha colocado en segundo lugar al petróleo tradicional, como fuente de interés mundial por su calidad de energía limpia y polivalente.

La Nueva PDVSA, compite como empresa gasifera por excelencia contra gigantes como Gazprom de Rusia, Chevron de Usa, Eni de Italia, Repsol de España, Petrochina, Petrobrás de Brasil y otras. Los nuevos fogonazos en superpozos como el Pozo Perla 2, en el bloque Cardón IV del mar territorial venezolano, con estimaciones entre 12 y hasta 20 trillones de metros cúbicos de gas, lo confirman.

Nuestra empresa debe colocarse a la altura de los nuevos retos que se avecinan,

porque una nueva era arrancó desde hace rato y para acompañar este proceso, necesario es, que se desprenda ya de viejos paradigmas y consejas contrarrevolucionarias que todavía hoy, amenazan nuestros objetivos y debe trascender a mezquinos intereses que pretenden seguir perturbando el rearranque conectado desde el año 2002, a pesar de las expropiaciones necesarias de bienes y servicios básicos para la batalla, como lo son nuestros transportes lacustres y terrestres. Los trabajadores nuevos y antiguos, los que nos mantuvimos al frente de la empresa , los que se unieron a nuestras filas en plena batalla , los gerentes y lideres comprometidos, en fin todos como un solo hombre, debemos derrotar pequeños rezagos del pasado y acompañar al Comandante Chávez, en este nuevo reto de liderizar el proyecto gasifero que se nos encomienda.

Necesitamos la ayuda de las nuevas generaciones de trabajadores, desplegadas en todas las áreas de nuestra industria, para alcanzar las metas establecidas por la revolución energética. Para ello debemos cerrar filas en posiciones estratégicas motorizantes de una buena gestión en áreas tan sensibles, como la administrativas, las operacionales explotación, producción, refinación, mercadeo, transporte, y reconocer que mas allá de una marcha necesaria, un color rojo inspirador, un lema cargado de sueños, está la nueva empresa que estamos construyendo juntos.

Cada trabajador de la nueva PDVSA debe velar por su trinchera, derrotar la desidia, evitar a toda costa sucumbir ante las adversidades, buscar la eficiencia y repetir hasta el cansancio las palabras del Comandante Chávez: “Paciencia y mas paciencia, constancia y mas constancia, trabajo y mas trabajo, para tener patria”. El que tenga oídos que oiga…

Patria, Socialista o Muerte……Venceremos

eliasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1840 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor