Una visión del sector eléctrico venezolano

El sector eléctrico venezolano tiene hoy serios problemas estructurales. Creer que los problemas son únicamente técnicos es un error, puesto que este sector tiene problemas de distintas índole siendo lo fundamental la falta de una política para las áreas más relevantes del sector. ¿Cuáles son esas áreas fundamentales?. En mi opinión son 7:

  • La concepción empresarial capitalista que persiste en las altas gerencias de las empresas del sector.
  • Los problemas técnicos.
  • Su ubicación en la estructura del Estado.
  • Los trabajadores del sector.
  • La correspondencia con el Plan Nacional Simón Bolívar
  • Su relación con la población.
  • La relación entre las empresas filiales de Corpoelec y entre tales empresas con otros entes del Estado.
 

Se requiere tratar y resolver las situaciones que representan problemas en cada una de estas áreas simultáneamente para avanzar seriamente en la adecuación del sector eléctrico nacional a los nuevos tiempos. Es decir, establecer un modelo de sector eléctrico que se corresponda con el modelo de sociedad a la que tiene que servir y que está en construcción. 

A continuación presento el resumen de una opinión al respecto

  1. La concepción empresarial capitalista que persiste en las altas gerencias de las empresas del sector.

    Para las altas gerencias de las empresas del sector eléctrico, la electricidad no es más que una mercancía y que por ello se produce, se transporta y se comercializa. Esta concepción toma fuerza con la estructura vertical que estas empresas han mantenido y reforzado. Se trata entonces de combatir el capitalismo dentro de las empresas y establecer la concepción correcta de la electricidad en la sociedad que estamos construyendo. En otras palabras, construir un modelo para el sector eléctrico que se corresponda con el modelo de sociedad que estamos construyendo.

    La electricidad no debe seguir viéndose como una mercancía. Debemos internalizar que, en la transición hacia el socialismo, la energía eléctrica tiene un doble rol:

  1. El rol de herramienta -hoy indispensable- para el desarrollo de nuestro país y
  2. El rol de servicio básico al que tiene derecho toda población, la cual -a su vez- debe adquirir el compromiso de usarla de manera racional.

    La ruptura con el capitalismo dentro de las empresas también requiere la transformación de esa estructura vertical, la cual se reproduce incluso en las organizaciones sindicales. Se deben democratizar la información, las decisiones y la participación activa de los trabajadores, así como eliminar la verticalidad en las relaciones entre la alta gerencia y los trabajadores.

    Otro aspecto que se corresponde con la concepción capitalista predominante en las altas y medias gerencias de las empresas, es la estructuración en Generación, Transmisión, Distribución y Comercialización. Todo ello está ligado a la División Social del Trabajo, donde el conocimiento se mantiene parcelado y donde a los trabajadores y y trabajadoras de base no se les reconoce ningún conocimiento producto de su experiencia laboral.

    Proponemos una estructura distinta donde se contemple la participación directa de las y los trabajadores de base, sean profesionales universitarios o no. Esa nueva estructura podría ser organización por funciones, es decir: Administración y Finanzas Generales, Operaciones, Mantenimiento, Proyectos y Construcción, Planificación y Asuntos Laborales. De esta forma todas las áreas de la estructura tradicional quedarían integradas en esas grandes áreas y obedeciendo a políticas comunes. Adicionalmente, esto corregiría ese adefesio impuesto por la tecnocracia de que las instalaciones de 115 kV son atendidas por personal de distribución, en lugar de ser atendidas por personal de transmisión. Para el reconocimiento de la experiencia laboral ya existe un instrumento, autónomo de las empresas y que se encamina en el sentido de la autoformación de la clase obrera, la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero”. Los trabajadores del sector eléctrico deben impulsar –de manera organizada- la instalación de esta universidad en sus centros de trabajo y constituirse como Universidad de Trabajadores, de manera autónoma a las empresas. 

  1. Los problemas técnicos en el sistema eléctrico nacional.

    Para nadie es un secreto que actualmente hay racionamientos. Los mismos pueden tener varias razones técnicas, las cuales fundamentalmente, en el lenguaje de los electricistas, suelen ser: Racionamientos por Potencia, Racionamientos por indisponibilidad o sobrecarga de equipos y Racionamientos por Energía.

  1. Racionamientos por indisponibilidad de equipos son muy fáciles de entender. Hay un transformador o una línea de transmisión o distribución que quedó indisponible (por falla o mantenimiento) y bueno hay que esperar a que sea arreglado, reemplazado o terminado el mantenimiento para volver a contar con su disponibilidad y poder usar nuevamente la electricidad. Eso nos pasa en lo mas común de nuestras vidas, porque se nos dañó el computador y quedó indisponible hasta que alguien lo arregle. O hay que hacerle mantenimiento al tanque de agua y no tendremos agua hasta que termine el mantenimiento y se vuelva a llenar el tanque. La solución a eso es la redundancia de equipos o instalaciones, pero ello resulta a veces muy costoso. En el caso del computador pudiera ser que me compro dos, para cuando uno se dañe tengo el otro. En el caso del tanque de agua a lo mejor no es tan "sencillo". En el caso de la electricidad, se planifica para reducir las consecuencias de esta situación. Pero en este caso hemos llegado, a lo largo y ancho del país, a situaciones donde a sectores de la población se les raciona el suministro de electricidad porque el transformador de la S/E de distribución está sobrecargado para la cantidad de energía que la gente está usando y no se incluyó en los presupuestos de la empresa eléctrica la sustitución de ese equipo por uno de mayor capacidad ni tampoco se evaluó la razón de ese incremento en el uso de la electricidad, para determinar cuánto de derroche hay en eso.
  2. Racionamiento por Energía, gracias a Dios no hemos llegado a esos niveles. Consisten en aquellos racionamientos obligados porque no hay la energía. Brasil y Colombia sufrieron esta situación en épocas más o menos recientes y vinculadas ambas al fenómeno del Niño. Sus embalses no tuvieron agua suficiente y sus plantas térmicas resultaron insuficientes para afrontar el nivel de uso de electricidad, viéndose obligados a racionar el suministro de la misma. En Colombia recuerdo que le dieron cárcel a los principales responsables del área de la electricidad y en Brasil recuerdo que cambiaron horarios de trabajo. No sé si en ambos casos adoptaron, como una política de país, medidas para usar la energía eléctrica en total armonía con la naturaleza, es decir de manera racional, ELIMINANDO EL DERROCHE. Aunque no hemos llegado a una situación similar, hoy tenemos una gran amenaza al respecto. La previsión para afrontar esta eventualidad es la construcción de centrales termoeléctricas de manera oportuna y el combate al derroche en el uso de la energía eléctrica. Lo primero no se hizo y la realidad es que las centrales termoeléctricas en construcción continúan atrasadas. Aunque yo tengo mis opiniones, considero que deberán explicarlo las autoridades salientes de la CORPOELEC. El nuevo Ministro tiene un gran reto, el cual debe compartir con los trabajadores (sindicalistas y no sindicalistas) del sector, incorporándolos a la toma de decisiones. Allí la contraloría social de los trabajadores y trabajadoras, en unión con las comunidades aledañas a los sitios de las obras, harán la transformación de esa realidad. Más adelante expongo algunas propuestas específicas para atacar esta situación. En cuanto al combate al derroche de la electricidad, debemos ejecutar un plan agresivo y audaz para materializar las medidas que en ese sentido esbozó y requiere nuestro presidente Chávez. Allí el Estado debe dictar la pauta y dar el ejemplo. Veamos una muestra en las salas amplias de los aeropuertos y concluiremos que no requieren tantas luminarias encendidas. Igual en las oficinas donde trabajamos e igual pasa con los aires acondicionados. En las calles y autopistas hay muchos postes cuyas luminarias permanecen encendidas. Los trabajadores y trabajadoras de todas las instituciones del Estado Revolucionario deben asumir las medidas dictadas por el Presidente como una orden de nuestro comandante en jefe.
  3. Racionamientos por Potencia: son producto de la imposibilidad de continuar transmitiendo una energía que aunque existe en las centrales hidroeléctricas del Caroní, no se puede transmitir porque un fenómeno eléctrico hace que la transmisión de electricidad se cae por sí sola, cuando no existen los soportes de potencia necesarios en puntos claves de la red eléctrica. Esos soportes de potencia los debe suministrar las centrales termoeléctricas que se están construyendo o que existen pero sus generadores están en reparación o en mantenimiento. Y tales soportes, en conjunto con la potencia del mayor generador de electricidad, permiten establecer la fijación de unos límites dinámicos de transmisión, los cuales indican el nivel máximo de energía que se puede transmitir en condiciones seguras para el sistema eléctrico nacional. La inexistencia de soportes adecuados conduce a operar el sistema eléctrico nacional con restricciones y cuando se requiere suministrar electricidad se llega a la situación de no responder al requerimiento y comenzar a racionar. Pero, se puede llegar a violar los límites (dinámicos) de transmisión para no racionar, corriendo el riesgo de operar en una zona insegura donde cualquier falla eléctrica local podría hacer caer todo el sistema eléctrico nacional. O, peor aún, se opera con las dos consecuencias: racionando y violando los límites dinámicos de transmisión a la misma vez. Una muestra se indica en la página 7 de 8 del documento titulado “RESUMEN DIARIO DE LA OPERACIÓN DEL SISTEMA ELÉCTRICO NACIONAL  emitido por el Centro Nacional de Gestión y que  expongo a continuación:

    NOVEDADES DEL SEN

    Miércoles, 21 de octubre de 2009

    Eventos Importantes:

    00:04 Fuera de servicio la línea N° 2 a 230 kV El Corozo - San Mateo desde la subestación El Corozo, transferida la carga de la subestación La Concordia al sistema Venezolano.

    06:18 En servicio línea N° 2 a 230 kV El Corozo - San Mateo desde la subestación El Corozo, transferida la carga de la subestación La Concordia al sistema Colombiano.

    07:47 Fuera de servicio la línea N° 2 a 230 kV El Corozo - San Mateo desde la subestación El Corozo, transferida la carga de la subestación La Concordia al sistema Venezolano.

    10:09 Disparó la unidad Nº 7 de Planta J.J.S.B., por bajo vacío en el condensador.

    10:09 Racionados de forma escalonada hasta un máximo de 943 MW durante un tiempo promedio de 3 horas 35 minutos en el SIN, estados Bolívar (255 MW), Zulia (125 MW), Anzoátegui (97 MW), Carabobo (95 MW), Monagas (45 MW), Falcón (40 MW), Lara (40 MW), Sucre (30 MW), Aragua (30 MW), Miranda (30 MW), Cojedes (30 MW), Guárico (30 MW), Apure (26 MW), Yaracuy (20 MW), Barinas (15 MW), Nueva Esparta (15 MW), Táchira (10 MW) y Mérida (10 MW), por déficit de capacidad de generación.

    10:31 Ajustada la Frecuencia del SEN a 59,90 Hz, para disminuir los intercambios.

    11:21 Sincronizada la unidad Nº 7 de Planta J.J.S.B.

    17:30 Racionados de forma escalonada hasta un máximo de 1479 MW durante un tiempo promedio de 4 horas 44 minutos en el SIN, estados Bolívar (274 MW), Zulia (270 MW), Anzoátegui (150 MW), Carabobo (120 MW), Monagas (95 MW), Aragua (80 MW), Sucre (78 MW), Miranda (72 MW), Lara (51 MW), Falcón (40 MW), Cojedes (30 MW), Guárico (30 MW), Yaracuy (30 MW), Portuguesa (30 MW), Trujillo (26 MW), Barinas (25 MW), Táchira (24 MW), Mérida (23 MW), Apure (20 MW) y Nueva Esparta (11 MW), por déficit de capacidad de generación.

    18:39 Corte de 54 MW durante un tiempo promedio de 6 minutos en CADAFE, estado Táchira, para poner en servicio la línea N° 2 a 230 kV El Corozo - San Mateo desde la subestación El Corozo y transferir la carga de la subestación La Concordia al sistema Colombiano.

    22:22 Disparó la unidad de Planta Termobarrancas, por baja presión de gas.

    23:55 Sincronizada la unidad de Planta Termobarrancas.

    Notas:

    1. El límite de Exportación EDELCA fue excedido durante 13 horas y 54 minutos, con un máximo de 1.152 MW.

    2. El límite de Importación Centro fue excedido durante 15 horas y 07 minutos, con un máximo de 1.597 MW.

    3. El límite de Importación Centro Occidente fue excedido durante 4 horas y 14 minutos, con un máximo de 281 MW.

    Nuevamente las antiguas autoridades deben explicar esa situación, pero aquí también entra en juego el derroche en el uso de la energía, y esa es la situación que vivimos casi todos los días actualmente. Entonces, para este caso la solución vuelve a centrarse en la incorporación de los trabajadores y trabajadoras del sector eléctrico y las comunidades en general para que juntos comencemos a transformar la realidad creada y acentuada por el capitalismo y mantenida por la tecnocracia en el sector. Eso conduce a que el Nuevo Ministro está obligado a moverse muy bien en ese sector, detectando la tecnocracia, confiando en las y los trabajadores y desechando eventuales "ayudas" como la que pudiera ofrecer la tecnocracia y una persona que trabajó en EDELCA y que al ser expulsado de esta empresa por una conducta inmoral y que además siempre manifestó ser contrario a las ideas del Presidente Chávez, fue aceptado para asesorar a la diputada Belkis Solís en la subcomisión de electricidad de la Asamblea Nacional.

     
    Para enfrentar estos problemas técnicos proponemos las siguientes batallas:

    Regionalizar el equipo de seguimiento y control de los grandes proyectos hoy conocidos como “estructurantes”, Incorporar a los trabajadores y trabajadoras de base en los distintos equipos regionales que realizarán ese seguimiento y control. Darle continuidad a los mismos, pero estableciendo que las recomendaciones del equipo de seguimiento y control regional sean de obligatorio cumplimiento por parte de las unidades ejecutoras y administradoras de tales proyectos.

    Realizar los estudios para el equilibrio de las cargas por fase, en los circuitos de distribución (alimentadores) y ejecutar los que ya están hechos de modo de comenzar a resolver de forma definitiva los problemas de fases sobrecargadas que ocasionan la mayoría de las interrupciones al nivel del usuario final.

    Incorporar provisionalmente -mientras se van incorporando la generación distribuida y las centrales de los grandes proyectos- la generación de emergencia que tienen las grandes empresas del Estado. La idea general es que estas empresas utilicen, durante 3 horas al día, la reserva de generación eléctrica que tienen y se separen del Sistema Interconectado Nacional (SIN), de manera de que la energía que hoy se les suministra desde el SIN sea utilizada para suplir las poblaciones que están sometidas a racionamientos.

    Realizar una alianza estratégica entre CORPOELEC y sus empresas filiales, con otras empresas del Estado, como ALCASA, VENALUM, CABELUM, SIDOR, FERROMINERA, entre otras. En esta alianza se establecerían los compromisos para la fabricación del material para construir las cubas de transformadores, las chapas de hierro para núcleos de transformadores, conductores desnudos para líneas aéreas de transmisión y distribución, conductores para cables de potencia de baja y media tensión, conductores para cables de control, tableros de baja y media tensión, armarios para transformadores de potencia, postes de alumbrado, torres de transmisión y distribución, entre otros. Esto permite contribuir con el inicio del desarrollo de las industrias aguas abajo de las llamadas empresas básicas.

    Realizar una alianza estratégica entre CORPOELEC y las empresas privadas que se dedican a la reparación y reconstrucción de transformadores de potencia de niveles de tensión hasta 230.000 voltios 230 kilovoltios (o 230 kV). Para esta alianza estratégica la Corporación tiene como fortalezas la existencia del CNRT de CADAFE y la existencia del CIAP en EDELCA, entre otras. Con esta alianza se deben activar áreas que se disponen en subestaciones a 765 y 400 kV de EDELCA y CADAFE, las cuales se pueden organizar para realizar encubado y desencubado de los transformadores, el tratamiento de aceite dieléctrico y las pruebas funcionales del sistema de control y protecciones internas de los mismos.

    Realizar una alianza estratégica entre CORPOELEC y sus empresas filiales con las empresas privadas que se dedican a la reparación y reconstrucción de transformadores de distribución.

  1. La ubicación del sector eléctrico en la estructura del Estado.

    La creación de la Corporación Eléctrica de Venezuela (CORPOELEC) y la nacionalización de las empresas del sector que estaban en manos privadas son grandes aciertos del Gobierno Nacional y constituyen un tremendo avance en la conformación de una política para el sector eléctrico.

    La historia del Ministerio del Poder Popular para la Energía y el Petróleo indica la enorme experiencia en el área del petróleo, que hay en este ente. Sin embargo, dado que por un lado, las empresas del sector no tenían articulación entre ellas, ni entre ellas y el Ministerio, en materia de electricidad este Ministerio ha adolecido de debilidades, muchas de las cuales aún se mantienen. Adicionalmente, el petróleo todavía resulta vital para nuestro país y ello hace que todo lo que se coloca al lado del mismo queda en minusvalía, desde el punto de vista de atención del máximo nivel del Ministerio. Ello hace pensar en la conveniencia de analizar los pro y los contra en la creación de un Ministerio de la Electricidad, para lo cual se debe formar una comisión. Esto ya fue decidido por el Presidente Chávez, decisión que ha causado una gran alegría en amplios sectores de los trabajadores y trabajadoras. El nombramiento del titular del nuevo Ministerio, el camarada Ángel Rodríguez, también ha generado grandes expectativas en cuanto a las profundas transformaciones que se esperan en el sector.

    Hoy se vislumbran algunas amenazas como son el cerco que acostumbra a tender la tecnocracia, cada vez que hay algún cambio como el que acaba de ocurrir. Las altas gerencias de las empresas (fundamentalmente EDELCA, EDC, ENELVEN y CNG) son especialistas en impresionar con presentaciones “power point” y una verborrea tecnocrática. Le corresponde al camarada Ministro y su equipo de confianza vacunarse contra ese virus. Otra amenaza proviene desde la Asamblea Nacional ya que en la subcomisión de electricidad estuvo (no sé si aún sigue) asesorando, un personaje que fue literalmente expulsado de EDELCA. El personaje de marras, a inicios del año 2003, intentó despedir a 3 trabajadores porque estos decidieron por su cuenta trasladarse un fin de semana hasta San Tomé para poner en servicio el centro de control eléctrico de PDVSA. Sin embargo, su expulsión se debió al acoso sexual que hizo a jóvenes aprendices, pero su despido no se materializó por una tramoya leguleya, diseñada por representantes de la alta gerencia de esa empresa, logrando que el referido personaje “trabajase” en Comisión de Servicio en la Asamblea Nacional. 

  1. Los trabajadores del sector eléctrico.

    El total de los trabajadores del sector eléctrico está por el orden de los 36.000 compañeros y compañeras.

    Algunas empresas filiales de la Corporación mantienen la práctica de dividir a los trabajadores y trabajadoras en dos nóminas, una contractual y otra de “confianza y dirección”.

    Todas las empresas utilizan la nefasta práctica de la tercerización, la cual es un arma capitalista muy efectiva para implantar la atomización de la clase trabajadora.

    A la división de los trabajadores del sector eléctrico ha contribuido también la multiplicación de organizaciones sindicales. En el sector hay 42 sindicatos. En algunas regiones CADAFE, que es la empresa con más trabajadores, tiene más de 5 sindicatos por región. Ello es expresión del sindicalismo tradicional.

    Combatir la división de los trabajadores y las trabajadoras debe ser una batalla de primera línea. La integración de los trabajadores debe ser el fin a conseguir en una primera etapa. Los trabajadores deben ver señales claras en ese sentido y entonces no se puede seguir hablando que, con base en lo indicado en el decreto de formación de la CORPOELEC, EDELCA tomará las instalaciones de CADAFE y ENELVEN-ENELCO a 400 kV. La idea de tomar instalaciones tiene un doble efecto negativo en los trabajadores de todas las empresas. Los “tomistas” se creen que son superiores y los “tomados” se sienten invadidos. La integración, que es el objetivo de ese decreto fue transformado en “toma” e “invasión”. De manera específica pensamos que en instalaciones comunes deben realizarse las funciones como el mantenimiento, integrando al personal de las empresas allí existentes. Ese es el caso de EDELCA-CADAFE en las S/E’s Santa Teresa, El Tigre, La Arenosa, La Horqueta y Yaracuy; EDELCA-EDC en la S/E Sur, EDELCA-ENELVEN en la S/E Cuatricentenario 

  1. La correspondencia del sector eléctrico con el Plan Nacional Simón Bolívar, Primer Plan Socialista 2007-2013.

    La construcción de nuevas Centrales Hidroeléctricas en el río Caroní atenta contra la Seguridad y Defensa de nuestra Patria.

    Entre las políticas del sector eléctrico tiene que construirse una línea de acción que se enmarque en el objetivo de la Independencia Tecnológica. Ello requiere compromiso desde las altas gerencias hacia “abajo” para, por un lado adquirir bienes y materiales fabricados en el País y por el otro impulsar la fabricación nacional de bienes y materiales que pudiendo fabricarse en nuestro país se adquieren en el exterior. Estos compromisos pasan por que las empresas que se integrarán en la Corporación a su vez se comprometan a planificar la producción junto a las empresas fabricantes. En consecuencia, deben modificarse las especificaciones técnicas usadas actualmente en las empresas e incluir penalizaciones cuando se ofrezcan equipos y/o materiales que se producen en el País.

    CORPOELEC debe ser el resultado de la desaparición de las empresas mal llamadas filiales. Su estructura debe corresponder con la orientación establecida en el Plan Nacional Simón Bolívar, en cuanto a estructura se refiere, por lo que debe ser lo menos vertical posible haciendo que se minimicen las jerarquías y se implemente el control de la gestión de la empresa por parte de las y los trabajadores del sector eléctrico.

    Con las oportunidades de contrataciones menores, las empresas que deben unirse en la CORPOELEC deben impulsar la microeconomía socialista, acompañando la formación de unidades de servicios con carácter social.

    El sector eléctrico en su conjunto (trabajadores y autoridades) debe impulsar la autoformación de las y los trabajadores a partir de su experiencia laboral, con miras a lograr el control de la producción y de la gestión de las empresas por parte de las y los trabajadores. Lo que ello significa es que las y los trabajadores deben compartir sus conocimientos y para eso ya existe una herramienta muy poderosa: la Universidad Bolivariana de Trabajadores “JESÚS RIVERO” 

  1. La relación del sector eléctrico con la población.

    Se debe dar un impulso real a materializar la Contraloría Social. Ello exige que la comunidad en general esté permanentemente informada de los trabajos, proyectos y planes de las empresas del sector.

    Se deben dictar talleres técnicos a poblaciones alejadas de los centros de mantenimiento, de modo que puedan atender fallas menores.

    Los Consejos Comunales deben ser incorporados de manera activa y bajo la modalidad de participación protagónica, a los planes de desarrollo social de las empresas, de forma que la acción social de las mismas se corresponda con las necesidades reales y prioritarias de la población donde se ejecutará la referida acción.

    Los trabajadores del sector deben ejecutar planes de trabajo voluntario en las comunidades aledañas a los sitios de trabajo y/o las instalaciones de las empresas. Ello contribuye con la unidad e identificación entre los trabajadores y los pobladores.

    Los trabajadores y trabajadoras de las empresas deben dictar talleres de formación de las comunidades en el uso racional de la electricidad. 

  1. La relación entre las empresas filiales de Corpoelec entre sí y entre tales empresas con otros entes del Estado.

    Se hace necesario tratar y resolver los problemas existentes como resultado de una relación inadecuada entre las empresas filiales de CORPOELEC, donde históricamente han prevalecido “las culturas” o “culturitas”, como las llamó el Presidente Chávez, de prepotencia entre trabajadores de unas empresas, de menosprecio hacia trabajadores de otras empresas, la creencia de que cada empresa es autosuficiente y que no necesita de la ayuda de otra, entre otras características. Igualmente adecuar las relaciones entre las filiales de CORPOELEC y PDVSA, así como entre aquellas y los distintos Ministerios.

    Es fundamental establecer una relación de respeto y reconocimiento entre las empresas y el Ministerio del Ambiente, con el cual estamos obligados a compartir muchas labores juntos. 

Estas son unas primeras notas que empiezan a ser debatidas entre camaradas como un aporte a nuestra revolución.

Patria, Socialismo o Muerte, ¡Venceremos! 

igor.gavidia@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 9481 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /energia/a89696.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO