Tengan mucho cuidado, por favor

Cómo ustedes creo que saben, les estoy escribiendo desde mi teléfono ya que los continuados apagones y las masivas fallas y fluctuaciones eléctricas que sufrimos en muchos lugares del país (Venezuela) desde más o menos finales del 2013, me quemaron la computadora número siete en ocho años.

Sí señor.

Siete computadoras lanzadas por la ventana, o sea, un mínimo de $4500 --- sin contar las horas de trabajo perdidas --- que el actual Estado venezolano me robó.

Sí, me robaron.

Bueno ...

Cómo ustedes creo que saben también, soy brujo, nací así desde la sangre Quechua de mi abuela del sagrado Desierto de Atacama, quien también nació bruja, sin embargo, hasta hace unos pocos días atrás, yo no sabía que la palabra "brujería" tenía una connotación negativa aquí en Venezuela, entonces, por ende, y en base a la sugerencia de una amiga venezolana mía (¡gracias amiga!), cambiaré esta palabra por "chamán," o sea, soy chamán, nací así, como mi abuela, chamán.

Entonces ...

Les escribo este artículo para compartir con ustedes una especie de visión o noción que me ha estado picoteando la cabeza desde hace tres días, y que igualmente (está noción) ha venido con el mensaje, "adviérteles," lo cual ocurre (en mi caso) rara vez.

Normalmente no me involucró en el camino de la advertencia del Destino en lo particular como harían otros chamanes, sino que mis advertencias las presento en términos de predicciones generales, las cuales en su mayoría se cumplen ya que normalmente formarían parte integral de un Destino fundamentalmente inevitable, sin embargo, a veces, muy raramente, me viene un mensaje --- digamos importante --- que tendría que ver con alguna advertencia relacionada a la posibilidad de evitar algún posible Destino.

Este es el caso actual.

Se traduce en lo siguiente … y lo pongo entre comillas ya que este mensaje me viene desde afuera, o sea, no viene desde las profundidades de mi ser, que yo sepa, estas no son ideas mías, sin embargo, lo que sí nace desde mi ser, es la forma de expresarlo:

"Este mensaje se dirige a toda la gente buena que trabaja en Miraflores. Cuídense, estén siempre pendientes, tengan los ojos y los oídos abiertos. Tengan mucho cuidado."

Y a eso, yo le agrego, "por favor."

Ahora, yo no tengo ni la menor idea por qué me llegó este mensaje desde el mundo chamanístico, pero supongo que debe tener algo que ver con algo que ocurrirá en Miraflores en algún momento, y, no creo que al presentarles esto aquí en Aporrea, eso cambiaría la esencia principal del Destino (en este caso), es que no me gusta influenciar el Destino aunque haya nacido con la capacidad de hacerlo hasta cierto punto y bajo ciertas condiciones.

No sé cuándo esto ocurrirá o si de hecho ocurrirá, tal vez que nunca ocurrirá, no lo sé, presiento solamente que, de ocurrir, será algo que podría poner en riesgo las vidas de las personas buenas que trabajan en Miraflores, allí entre tantas personas malas, entre estás, la gente buena como la mayoría de las cocineras, la gente de limpieza, las buenas personas que le lavan la ropa sucia a la gente sucia, los jardineros, ellos tal vez siendo como ángeles que tal vez sembrarían flores de amapola, coca, y datura para satisfacer los perversos planes secretos de los Diablos que hacen vida allí, pero sabiendo que algo ocurrirá, no lo sé.

No sé cuánta gente buena trabaja en Miraflores, pero me imagino que deben ser varias decenas, si no, no creo que esta advertencia hubiera surgido de manera tan intensa.

Tengan mucho cuidado, por favor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 931 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: