Auditórium

Maduro, en El Tigre- Anzoátegui: ¡En Corpoelec son unos criminales!

Con un apagón de quince días sin luz tiene la comunidad de la Calle 17 Sur, entre las Carreras 10 y 11 del sector de Pueblo Nuevo Sur en El Tigre Estado Anzoátegui, por la quema de los transformadores, en Corpoelec no hay respuesta, hacia estas personas a las cuales tratan como animales, señor Presidente Nicolás Maduro.

La crisis de la energía eléctrica en el país no es solo por los apagones o lo prolongado que puedan ser estos, también está en la escasez de repuestos para responder a cualquier emergencia que se presente en alguna comunidad señor presidente, aunada a la matraca de los funcionarios cuando por debajo de cuerda exigen dólares para solucionar este grave problema señor Fiscal General de La Republica Tarek William Saab, cuestión esta que debe mandar a investigar el amigo poeta, nacido en este terruño.

Tal es el caso de esta comunidad, del Municipio Simón Rodríguez del Estado Anzoátegui que cumplen este domingo 11 de julio 15 días sin el servicio eléctrico por la explosión de los dos transformadores según me informan los vecinos angustiados y desesperados, y la falta de respuesta por parte de Corpoelec, mantiene al menos a 200 familias a oscuras, sin poder cocinar, y bajo la desidia total. Un llamado también que le hago al alcalde del Municipio Ernesto Raydan, a ver en que puede colaborar para solucionar este grave problema que padece esta comunidad.

Un aproximado de 50 casas de ese sector, y las calles adyacentes se quedaron sin luz desde el 25 de junio desde que los transformadores que proveen de electricidad a esa zona explotaron, y hasta los momentos no han podido ser reparados o reemplazados por la estatal eléctrica. Las razones que en Corpoelec han dado a los vecinos del sector es que no hay equipos para reemplazar los que se dañaron. ¡Qué repuesta tan desgraciada dios mío, en contra de esta humilde gente!

En esa comunidad de venezolanos no viven camellos ni ratas de albañal viven seres humanos, donde hay niños ancianos, y pacientes con enfermedades crónicas que están siendo afectados por la situación de la falta de este vital fluido eléctrico. Vecinos de la comunidad han llamado hasta a la mama de Tarzan y nadie les para bolas. No han recibido respuesta al respecto de nadie.

Esto lo escribo para que desde el alto gobierno les den un templon de orejas a estos funcionarios indolentes y se mande a solucionar este gravísimo problema que padece esa comunidad. Sin luz es imposible que puedan llevar a cabo sus responsabilidades hogareñas. Me comentan los vecinos: "Hemos perdido comida, ahora debemos ir a casa de algunos vecinos cercanos que sí tienen luz, a cocinar lo que compramos a diario. Después de 15 días sin respuesta de Corpoelec, se presume que lo que buscan es la extorsión- autogestionaria, ya que ninguno de esos cristianos puede dar 50$ que es lo que están pidiendo, según se rumora entre los emisarios. Cada transformador, y que cuesta 2.500 dólares. Entonces no se qué va a pasar con nosotros", dicen los vecinos desesperados.

La mayoría de los vecinos aseguran que no van a pagar para que los transformadores sean repuestos, pues alegan, primero lo que ganan es para medio comer, y la reposición de esos transformadores es parte de la gestión pública del Estado Venezolano. Sin embargo, otros vecinos me pidieron hacer esto del conocimiento de las autoridades nacionales, estadales, y municipales, porque pueden pasar meses sin luz en todo el sector.

Esos transformadores dañados, y que tienen más de 25 años de usos, y no han recibido mantenimiento. Cuando explotaron los tabacos, esto parecía fuegos artificiales, y es porque ya los transformadores cumplieron su vida útil sin mantenimiento, pero hay que hacer la denuncia amigo Perdomo para que le metan la mano a esta situación, me comentó llorando vía telefónica una vecina del sector, cuya madre está postrada en una cama.

Además Los habitantes de ese sector me informaron de no poder cumplir el confinamiento para evitar contagios de la COVID-19 porque deben pasar el día de casa en casa con una extensión en la mano buscando donde cargar sus teléfonos o enchufar las cocinas eléctricas para poder preparar comida pues además sumado a esta tragedia, se ha puesto cuesta arriba conseguir los cilindros del gas doméstico.

Estamos todos apoyándonos, y vemos que hacemos el día a día, pero es muy difícil, y engorroso todo lo que tenemos que vivir con esta nueva tragedia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 947 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: