Comentarios de un idiota:

¿Quién dice la verdad la OPEP o el ministro Quevedo?

En la célebre película de Mario Moreno Cantinflas titulada "Ahí está el detalle", el pelado, en el enredo de aquel juicio, en el cual se le acusaba de haber matado a un rufián, mientras creía se le juzgaba por la muerte de un perro con mal de rabia llamado "Tony", o algo así, apelativo el que casualmente también se aplicaba al hombre asesinado por otra persona, en un momento que su defensor admitía ante el jurado pecados y defectos de su defendido, sintiéndose ofendido, pero negando haber cometido el crimen del cual se le acusaba , le interrumpe, admite haber dado muerte al "Tony", pero al perro, y sentencia:

"No me defiendas compadre".

La OPEP es ni más ni menos que un cartel destinado a poner controles u orden entre la oferta y la demanda del petróleo, con lo que demuestra que la tal "Ley de oferta y demanda" que los capitalistas aluden como el "ave María" o sacrosanta Ley, es una mentira. Como sabemos Venezuela no sólo forma parte de ese cartel sino que fue cofundadora y hasta se puede asegurar que el venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo, fue el promotor de aquella atinada idea. La OPEP no puede estar contra Venezuela porque sería como tirarle a su propia familia y si al caso vamos, los países que dentro de ella se favorecen con el incumplimiento por nuestra parte al no poder alcanzar la cuota que nos corresponde, le conviene ocultarlo. Pero no, la OPEP, hace poco hizo público que en diciembre nuestra producción había descendido en 12 por ciento.

No obstante, el nuevo ministro del área y presidente de PDVSA, el general Quevedo, parece haber desmentido a la OPEP, al afirmar que para esa misma fecha, estando él al frente del asunto, solo en mes de gestión, habíamos subido la producción en 500 mil barriles diarios.

Pero el ingeniero Einsten Millán Arcia, experto petrolero, en artículo publicado en Aporrea, el 11-02-18*, dice al respecto "a pesar de las arengas, de las ofertas e intensa propaganda, la producción ofrecida por el principiante a casi tres meses de su arribo continúa hacia el sur,; en picada:" El adjetivo "principiante", por supuesto, alude al general Quevedo. Y agrega que tal como declina la producción y la relación entre los compromisos con el mercado externo y las necesidades internas, se ve muy comprometida la demanda de ingresos en dólares necesarios para que funcione la economía venezolana en 2018.

Pero no es nada difícil y menos extraño que pudiera aparecer alguien, hasta el mismo ministro Quevedo, desmintiendo a quien eso dijo y, quienes esto último lean o escuchen, siendo partidarios a ultranza de los manejadores del aparato estatal, optaren por calificar a Millán Arcia de mentiroso y hasta manipulador de cifras, de esas que abundantemente menciona en su trabajo.

Afortunadamente hay un muy viejo refrán que dice "la culebra se mata por la cabeza". En este asunto del petróleo y el cumplimiento de las cuotas, no hay mejor fuente que la propia OPEP, con la cual nuestro gobierno tiene excelentes relaciones, tanto que apenas unos dos días atrás el presidente de la Organización estuvo de visita en Miraflores y por quien el presidente se derramó en honores. De modo que ella es un testigo confiable y al cual no se puede descalificar como si fuese vocero del Departamento de Estado o de la MUD. Y como ya dijimos, ese testigo testificó que en diciembre nuestra producción descendió en 12 por ciento. Lo que contradijo lo que anunció el ministro Quevedo.

Ahora mismo, la OPEP, acaba de informar que "las extracciones de petróleo en Venezuela cayeron el pasado enero un 2.8 % respecto al mes anterior y se situaron en 1.6 millones de barriles diarios". En cambio, los datos oficiales, del gobierno, dados desde Caracas hablan de un aumento del 9%, hasta 1.7 millones. Es decir, pareciera que el presidente de PDVSA, insiste en desmentir a la OPEP. ¿Cuál de las dos fuentes dice la verdad? ¿Tiene la OPEP algún un interés en informar como lo está haciendo? Si fuere así, el gobierno venezolano debe desenmascararla.

Si lo que dice el ministro Quevedo es verdad, que sería si no un desmentido expreso a la OPEP, eso pudiera significar que quienes presumimos aliados nuestros, por lo memos en el negocio común, el del petróleo, hasta el presidente del cartel con el cual creeamos tener muy buenas relaciones, pudieran estar metidos en la guerra económica, por lo que sería bueno que el presidente Maduro diga a la organización y a quien ahora la preside:

-"No me defiendas compadre".

Pero al mismo tiempo muestre las verdaderas cifras y obligue a la OPEP a desmentirse. ¡Quien no la debe no la teme! Eso sí, tome en cuenta que el precio del petróleo sube y no vaya a meterse en otro enredo y le pregunten "dónde están los reales".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1911 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Armando Lafragua

Armando Lafragua

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /energia/a259513.htmlCd0NV CAC = Y co = US