CASO Pedro León en PDVSA, viene con ola de gerentes y aspirantes

El carácter resaltante de nombre Pedro León dentro de las acciones de la fiscalía por casos de corrupción en PDVSA, es una muestra apenas representativa de los otros altos directivos y gerentes, y significa además, lo que para muchos la salida en proceso del Sr Del Pino. No fueron pocos los personeros de las altas directivas de PSUV, y de otras instituciones del estado, entre ellas oficiales de rango de la Fuerza Armada, los que llegaron a tener contacto con este magnate criollo quien fue el operador de los negociados de nuestra principal industria. ¿Quién no se tomó una foto con este alto directivo?, y además, ¿quién no cayó en las garras del león?, aún se está a la espera de las piedras que lanzarán los libres de pecados. Le correspondió en esta realidad, al Sr Del Pino, facilitar la entrega de los otros casos de corrupción, lo cual actuará de forma de pago para indulto del poder político. Todo esto con el menoscabo de la otrora Fiscalía General.


La corrupción viene con el capitalismo, lo que no quiere decir que no se deba atacar, el hecho poderosamente dañino es la pérdida de credibilidad en la dirigencia revolucionaria a causa de este flagelo. Ya es tarde para decir, que antes no hubo señalamientos o alertas al respecto. ¿Será que el Sr León, era un recién llegado y ahora todos quieren demarcarse de lo que hacían en grupo y con permiso de alta jerarquía?, por otro lado, ¿quiénes se venían beneficiando de estos negociados? Muchos se beneficiaron de la fuga de este alto jerarca, que dentro de la lógica del estado de derecho actual, pero ahora están temblando y haciendo maletas por lo que pueda ser sus declaraciones. Pasa acá, lo que puede ser un hecho recurrente a la hora de la declaración de implicados, como por ejemplo, uno de los casos recientes la historia republicana, el caso del cura de San Mateo, donde a modo de "mofa" se decía que a este sacerdote "le dieron un golpe para que hablara y como 100 para que se callara". En el mismo orden de ideas, en el contexto de la nueva PDVSA, al Sr Parada luego de la primera declaración, al parecer no han querido interrogarlo nuevamente. Tenemos entonces nuevos curas… Los testimonios corroen y actúan como ventiladores.

Esta realidad es un trago amargo, y pasa cuando los revolucionarios no son la hegemonía en la dirigencia, cuando la concepción reformista y pequeño burguesa son las que marcan la agenda del día, para poco a poco querer dar el ejemplo de que si se puede humanizar a la burguesía, y así humanizar al capitalismo. El caso de Pedro León, visto desde el individuo es una realidad, pero detrás de esto se ha venido denunciando, una preparación sistemática con impacto a mediano plazo de colapso operacional de la PDVSA de Chávez, la PDVSA del Pueblo (https://www.aporrea.org/tecno/n291926.html ). Por un lado se sobredimensionó los sobre inversiones en la Faja descuidando el resto del negocio a lo interno(áreas tradicionales), deplorables esquemas de explotación, falta de políticas de mantenimientos, etc, etc, y por otro lado, se le traslada a esta medular gallina de huevos de oro, la responsabilidad de asumir en costos y divisas, un conjunto de políticas públicas sacrificándose la gallina en sí misma. La teoría de "un negocio petrolero mal administrado como el segundo mejor negocio", tiene en Venezuela una valoración crítica que hay que tomar en cuenta. ¡Qué PDVSA asuma la deuda social, sin contexto, sin eficacia política y calidad revolucionaria!

La búsqueda de soluciones, es un tema de alto calibre dentro de los factores de poder dentro del gobierno. Pasa por cambiar, por pedir cambios, el debate entre ser político y no ser técnico, los políticos despreciando lo técnico, y los técnicos despreciando lo político. Los militares haciendo malabares, persiguiendo resultados sin contexto. Mucho de voluntarismo que bastante Chávez criticaba, empero… de esta realidad hay muchos que sacan provecho personal, y en lo estructural se abren las condiciones para la Reapertura neoliberal Petrolera, donde los socios, incluyendo los socios estratégicos como China Y Rusia empiezan a presionar para tener resultados.

El colapso operacional ha dejado de ser un tema tabú, y la toma de decisiones puede generar escozor. En estos momentos, se revisan infinidad de curriculum para empezar la cascada de la nueva dirigencia, unos prefieren mujeres por una cuestión de género, otros prefieren jóvenes para refrescar, recomendaciones van, y recomendaciones vienen, padrinos van y padrinos vienen. Lo cierto es que se evidencia que no hay hegemonía de las fuerzas de izquierda para posicionar la eficacia política y la calidad revolucionaria, para sostener la maltratada gallina de los huevos de oro. Cada curriculum necesita el aval de un padrino poderoso, esto no conocerá a este postulado, por lo que arriesgará por otro candidato más de su confianza (MÁS LEAL) aunque no tenga competencias técnicas, y por el compromiso político no se preocupan porque estos padrinos creen "controlarlos" y así se repite la historia. Se reedita el caso de los cargos 99 en manos de la reacción.

Y como todo el que respira, también aspira, así pues desfilan lobbistas, promoviendo los aspirantes a gerentes, a directores, a presidentes de filiales. Unos más comprometidos que otros, unos más competentes que otros, unos más igualados que otros, unos más frustrados que otros, en fin muchos que ven dentro de esta coyuntura con Nelson Martínez su oportunidad de oro para "exhibir su talento". Estas son secuelas, entre otras cosas de la falta de partido revolucionario. Dentro del las vocerías del Proyecto Estratégico Socialista, y además el llamado Golpe de Timón, ambos ejercicio de consulta, se ha generado una exacerbación de aspiraciones, que hasta declaran y piden a Maduro que los tome en cuenta para intervenir PDVSA, lo cual puede ser dicotómicamente; o un síntoma de pueblo constituyente o una forma de ingobernabilidad. Dentro de estas exacerbaciones no queda claro si quienes dentro de PDVSA promueven a los consejos de trabajadores, están peleando para ser voceros de estos consejos, o más son unos aspirantes frustrados a gerentes o directores. Queda en manos de Nelson, de la dirigencia lidiar entre la tecnocracia verticalizada y reaccionaria o apostar a una masa de trabajadores con debilidades organizativas… ¿Y dónde está el PSUV?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2619 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US Y ab = '0' /energia/a252279.htmlCd0NV CAC = Y co = US