El descarado intento de retorno de los saboteadores de PDVSA

Los medios de comunicación de la oposición vienen desarrollando toda una campaña destinada a presentar al gobierno del Comandante Chávez, como segregacionista y violador de los derechos humanos.
Pretenden ahora, como parte de esa estrategia, rescatar del olvido al que ellos mismos condenaron, a los saboteadores de PDVSA, y presentarlos ante la opinión pública nacional e internacional como unos ciudadanos a los cuales se les viola el derecho al trabajo, simplemente porque son opositores al gobierno.

Lo que no dicen los medios de comunicación de la oposición es que los protagonistas del sabotaje a la industria petrolera nacional, actuaron al margen de la ley, a conciencia y con un desprecio por el resto del país, que refleja muy bien la prepotencia que siempre los caracterizó.
Ellos estaban conscientes de que carecían de argumentos para justificar su posición, sabían que la misma era ilegal, sabían que estaban usando una empresa para conseguir un objetivo político, sabían que causarían muertes, estaban completamente claros de que el país y la empresa sufriría pérdidas millonarias, se vanagloriaron públicamente del daño que causaron, despreciaron las decisiones del Ministerio del Trabajo y del Tribunal Supremo de Justicia y como si fuera poco se dedicaron a destruir las instalaciones y equipos de la corporación.
Ahora, cuando los medios los necesitan nuevamente, reaparecen del foso al que fueron lanzados porque quienes los usaron descaradamente, para expresar que no consiguen empleo porque el gobierno les impide retornar a PDVSA e incluso visitar sus instalaciones.

Por múltiples razones no había escrito sobre este tema, a lo largo de los tres años que han transcurrido desde el criminal saboteo, pero el descaro de esta gente no tiene límites, y creo que es hora de que alguien les diga claramente porque están como están.
Dejo claro, sin embargo, que esta es mi posición personal y nada tiene que ver con PDVSA, su política y directrices.
Intentaré a continuación hacer algunas comparaciones que me permitan ilustrar por qué a los saboteadores de PDVSA no se les debería permitir acercarse a menos de un kilómetro de alguna instalación petrolera.
Si el maestro al que se le entrega una treintena de niños para que les eduque, se dedica a violarlos, nadie saldría a reclamar porque al aberrado no se le permita continuar trabajando con infantes. Seguro estoy que ninguno de los que sabotearon PDVSA aceptaría que sus hijos o nietos estuvieran en un salón de clases con un violador, aunque este haya pagado su condena.
¿A quién se le ocurriría permitir que su hija o su esposa, sean atendidas por un médico que ha sido denunciado de anestesiar a sus pacientes para violarlas?
Al igual que al maestro se le entrega algo tan valioso y hermoso como la vida e inocencia de unos niños a los hoy extrabajadores de PDVSA se les entregó un tesoro invalorable para la nación.
La violaron, la sabotearon y la pusieron al servicio de intereses subalternos… creo que ni Dios los perdonará.
Es muy fácil asumir hoy la postura de marginado o segregado y dar por olvidado todo el daño que causaron, cuando ni siquiera han mostrado el menor síntoma de remordimiento y mucho menos han reconocido que cometieron un acto criminal.

No se trata de retaliación y mucho menos de segregación, es simplemente un acto de justicia y muy lógico por demás.
Nadie en su sano juicio puede permitir que un violador de niños trabaje como maestro o un saboteador de la industria petrolera visite, gerencia o administre las instalaciones de esta.
Lo que les hace falta a los saboteadores no es perdón, sino gallardía para sumir las consecuencias de sus actos y dejar de representar el papel de víctimas.
Si fueran más inteligentes podrían darse cuenta que los mismos que los hicieron creer que eran los héroes que salvarían a la patria del “tirano” y les alimentaron su estúpido ego; sólo para usarlos como carne de cañón; son los mismos que hoy los llaman para que formen parte de la nueva comparsa mediática.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3436 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor