(¡Ahora que conozco mejor a Citgo, pienso que…!)

Pdvsa empresa sólida, pero… (III)

¿Con qué propósitos se adquirió Citgo y otras refinerías en el exterior?

Por supuesto que se adquirieron con el “supuesto” objetivo de desarrollar verticalmente la industria petrolera venezolana, Pdvsa, mediante la refinación, distribución y venta de crudo y productos en el exterior. La meta fundamental fue el desarrollo “aguas abajo o downstream”  del crudo pesado y extra pesado venezolano. Ese objetivo se cumplió, aunque solo en una modesta proporción. Además, el objetivo principal, la obtención de ganancias propias del mejor negocio del mundo, el petrolero, ha quedado en entredicho. Vimos en la entrega anterior que sus pírricas ganancias y dividendos han devenido en una verdadera “lacra para el Estado venezolano. La tasa de retorno, que no es otra cosa que la recuperación del capital invertido en un negocio en proporciones consideradas rentables según el tipo de negocio, ha sido evidentemente absurdo en el caso de nuestras refinerías en el exterior.

La adquisición y desarrollo de Citgo ha sido objeto de severas críticas por reconocidos autores venezolanos y extranjeros, tal es el caso de J.C. Bogué, Francisco Mieres, Carlos Mendoza Potellá, Gastón Parra Luzardo, Elie Habalian, Víctor Poleo, Pablo Hernández, entre otros, quienes denuncian que tras bastidores se materializaron una serie de adquisiciones de activos que sufrían de una infame carencia: las refinerías compradas fueron diseñadas y construidas para refinar crudo liviano, y el nuestro es principalmente pesado, de modo que se estaban sentando las bases no para un negocio venezolano, sino para uno multinacional cuyo núcleo planteaba vender nuestro crudo con descuentos de hasta el 20 por ciento de su valor en ese momento, y comprar el liviano a refinar en los mercados a precio internacional.

De allí el juicio de estos y otros analistas quienes coinciden en que “CITGO es una empresa diseñada para exportar ganancias e importar costos.

Tres aspectos sobresalen de un primer análisis de este negocio llamado CITGO:

i) CITGO emergió, se desarrolló y se consolido en territorio estadounidense y su comportamiento está adecuado a la infraestructura, cultura e intereses de esa economía.

ii) CITGO es una filial de Pdvsa que moviliza cifras millonarias por concepto de compra de crudo liviano en el exterior, así como por sus transacciones en la bolsa y pagos a terceros.

iii) El margen de ganancia histórico es groseramente muy bajo pues sus ganancias dependen de lo que queda luego de refinar, lo que llaman los especialistas el “netback” que es la diferencia de los ingresos por venta menos los costos y gastos de refinación.

A manera de ilustración, se muestra a continuación un cuadro estadístico que refleja el comportamiento de las cifras de CITGO entre 1990 y 2004.

 

Las Cuentas de Citgo entre 1990 y 2004

Período

1990

1991

1992

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

TOTALES

Ingresos

6570

7681

8555

9201

13066

14239

17419

13622

12161

13969

22766

26927

19358

19358

23600

228512

Ganancia

-1056

204

179

558

280

182

216

396

461

174

515

638

180

640

250

3817

Ganancia %

-16.1

2.7

2.1

6.1

2.1

1.3

1.2

2.9

3.8

1.2

2.3

2.4

0.9

3.3

1.1

17.3

Dividendos a

Venezuela

0

0

0

0

0

0

0

0

0

0

213,8

0

0

500

400

1113,8

Dividendos a

Venezuela %

0

0

0

0

0

0

0

0

0

0

0,94

0

0

2,58

1,69

0,49

Fuente: La Hora del Cambio, página digital: http://joseluissiete1.blogspot.com/2012/03/citgo-entre-la-pobreza-y-la-codicia.html.

 

En 1990, CITGO fue adquirida en su totalidad por Pdvsa. Obsèrvese como el cuadro muestra las cuentas gruesas de CITGO desde ese año. Es muy importante observar que el total de ingresos desde entonces y hasta finales del 2004 es de 228.512 millones de dólares, mientras que el aporte al fisco venezolano es de apenas 1.113,8 millones de dólares, lo que representa un 0,5 por ciento, esto es, 50 centavos de dólar por cada 100 dólares vendidos. Además, el promedio de ganancias en esos 15 años, como muestra el cuadro, fue 1,15%, que para una empresa petrolera, ¡el mejor negocio del mundo, deja una montaña de interrogantes!

El analista José Luis Marín, en una investigación realizada en 2012, ante la interrogante ¿vale la pena invertir 100 dólares en CITGO, si el retorno es de sólo 50 centavos de dólar?,

Llegó a las siguientes conclusiones:

•       Para un Directivo de CITGO la respuesta pudiese ser algo como: “el netback siempre arroja márgenes pequeños, pero resulta estratégico mantener presencia en mercados como Estados Unidos, además, estamos mejorando el aporte fiscal con la visión del nuevo gobierno”.

•       Para un Gerente de Mercadeo de CITGO la respuesta pudiera ser: “por supuesto que es un buen negocio”. Claro que hay que recordar que los bonos de productividad a los empleados en CITGO, no se pagan por lo que se vende o la ganancia corporativa, sino por el volumen de compra de crudo liviano a terceros.

•       Para un político boliburguès del gobierno actual: “la revolución ha logrado que CITGO envíe dividendos a Venezuela que antes se quedaban en Estados Unidos, estamos adecentando a CITGO”.

•       Para un político en la oposición: “el gobierno está recibiendo más dinero porque el precio del barril ha sido mayor en los últimos años, y no por políticas acertadas o buen criterio gerencial”.

•       Para un lector de prensa avispado o para algún docente capaz de la autocrítica, en algún salón de clase en una universidad en Venezuela, la respuesta pudiese ser: “CITGO fue, y sigue siendo, un insulto y una estafa contra nuestra nación, es una vergüenza, y deberían liquidar esos activos, detener la compra de crudo a precio internacional y encarcelar a los culpables de su creación y a los que perpetúan su existencia”.

•         La respuesta de un residente del Estado Vargas, a cuya comunidad CITGO le haya donado 1 millón de dólares… ¡no dudamos de su respuesta!

·         Los beneficiarios de varios estados de EE.UU., que han recibido de CITGO combustible para calefacción a partir de 2005 después del paso de los huracanes Rita y Catrina, cuando miles de personas de bajos recursos en Estados Unidos pidieron ayuda para enfrentar los altos precios del combustible para calefacción.

Antes de formarnos un juicio definitivo, téngase en cuenta que los informes auditados de Pdvsa, proporcionados por el comisario y la firma auditora independiente contratada por la corporación, solo ofrece datos consolidados, por lo que es imposible ir al detalle, al menos con esa información. Algunos aspectos, en todo caso, pueden ser analizados. Es necesario aclarar que las actividades de Pdvsa en el extranjero están reguladas por leyes y normativas propias de los países donde éstas se realizan.

En lo que no hay duda, es en que la estructura de costos de CITGO está institucionalizada, no hay vuelta atrás, la hemorragia fue, es y será continua, no importa los torniquetes que se le apliquen.

Si después de leer los tres artículos de esta saga y no se ha formado todavía una opinión sobre si se debe o no vender CITGO, siga meditando

[1] Miembro de Nª de la Academia de Ccias. Económicas del Estado Zulia


*Economista

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a194019.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO