Critica al izquierdismo infantil

Frente de Factores Revoltosos Petrolero

En tiempos de revolución es natural que afloren todas las contradicciones de la sociedad decadente. En tierras donde la lógica del capital labró con todas sus riendas, por todas sus anchas, tanta maleza, debe ser cortada para que la revolución lleve a acabo su buena siembra. Pero a la enajenación del capital tampoco escaparon aquellos elementos que hoy creen combatirla.

Unos, los oportunistas; opuestos solo en forma a la barbarie evidente del capital, pero en el fondo compartiendo su lógica, pretendieron hacernos creer que democratizando el capital, solucionaban las contradicciones sociales. Ellos en un momento plantearon la repartición de acciones de PDVSA a todo el pueblo, fracasada la idea, hoy levantan las banderas de la cogestión. Los dogmáticos plantean las rígidas doctrinas del desarrollo de las fuerzas productivas, “la burguesía nacional”. Otros, los ignorantes, que simplemente desconocen el fondo las verdaderas intenciones que se esconden tras estas ideas, sin preocuparse por estudiarlas, las asumen y las defienden con posturas infantiles y no de buena fe, arremeten contra todo los que creen contrario. Con sus conductas anarquistas le hacen el juego a la reacción. Ellos también, son oportunistas.

No comprender las grandes contradicciones a las que nos enfrentamos, la dialéctica de este proceso de cambio en cursos, la complejidad de emprender transformaciones radicales en donde las particularidades propias y la falta de guiones universales aportan nuevas variables en formulas que, de antemano, sabemos inexacta, donde los mecanismos e institucionalidades (unos nuevos, otros heredados) sujetas a transformaciones, conlleva a cualquier persona sana a emitir juicios de desespero, pero nunca en forma reiterada.

El socialismo, no puede ser sino, una sociedad en que toda forma de explotación esta en trance de desaparición, a medida que desaparecen sus bases materiales. Una fase de transición y de luchas permanentes contra los elementos supervivientes del sistema capitalista, de nacimiento de nuevas ideas y muertes de otras, de críticas constructivas.

Ahora bien, las criticas y el debate de ideas son fundamentales para esta etapa. Al respecto, el filósofo Marx escribió: "el socialismo se construye bajo el fuego despiadado de la crítica y la autocrítica." Mas, la critica necesaria, a la que nuestro autor elude, debía de ser científica, con el pleno conocimiento de la realidad, del momento histórico y de las fuerzas en pugna.

Solo provoca indignación el relajo descarado, la irresponsabilidad y la arrogancia con el que, un grupo de seudo-revolucionarios mal llamados Frente de Factores “Revolucionarios”, se expresan al referirse de la naciente PDVSA, de su Presidente y Ministro Rafael Ramírez en especial, hombre digno y de intachable trayectoria. Olvidan los avances del Estado en el control de la nueva PDVSA, sus logros, la separan de la realidad y de su entorno, de su fase transitoria actual, desconocen sus permanentes cambios y se hacen eco de la oposición con las banderas de la revolución. Con criticas mal intencionadas y expresada de forma irresponsable, encubren los verdaderos problemas que aquejan a la institución. ¿Será eso lo que desean?

Bien los acuñaría nuestro Presidente Chávez, utilizando la frase de Jesús: Fariseos hipócritas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2480 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: