“La solidaridad Cubana sin parangón”

¿Quién nos compra el barril de petróleo más caro del mundo?

Leemos una nota que contiene lo expresado por el Diputado Jesús Farías en la Asamblea Nacional en torno al debate para la aprobación de recursos con la finalidad de atender temas de salud y que obviamente tocan lo que a la derecha más le duele, Cuba y su sistema de salud que destaca en el mundo, es un honor para todo revolucionario aprobar recursos que son para nuestro pueblo y ejecutados por el ejemplo de la revolución cubana. La revolución cubana trascendió ya lo meramente político, es el faro que se mantuvo en los momentos más aciago de los pueblos ante la caída de la URSS y el bloque socialista europeo. En medio de estas circunstancias hubo de todo; los blandengues se acogieron al discurso imperial, “el fin de la historia”, y en medio de ese terrible momento Cuba mantuvo la luz y fue capaz de sobrevivir gracias a las ideas y al liderazgo de Fidel y todos los compañeros cubanos. Nadie niega la terrible situación interna vivida por este pequeño país que lo llevo en la década de los noventa a establecer el llamado “periodo especial”. Valdría la pena hacer análisis profundos de las razones que sostuvieron el espíritu revolucionario de todo un pueblo en medio de una terrible crisis, incrementada por el bloqueo criminal de EEUU por más de 50 años, esto solo fue posible por las ideas revolucionarias y el amor que las mismas representan, sin amor y compromiso espiritual es imposible y Cuba lo logró.

También leemos las afirmaciones de la derecha y las mismas, en boca de Miguel Ángel Rodríguez muestran el odio al ejemplo cubano, critican y hablan de “traición a la patria” por la aprobación de unos recursos en un programa donde los hermanos cubanos tienen participación, todo en el marco de la ley y de los convenios internacionales celebrados por Venezuela, pero a la derecha le arde la sola presencia de Cuba en cualquier cosa. Cuba los descontrola y, vaya el dato a nuestra fracción revolucionaria, no está de más desestabilizarlos emocionalmente con más frecuencia.

La reacción de la derecha, ahora avivada por la atención esmerada de que es objeto Chávez en la hermana república socialista, les da dolor de cabeza a los más punzantes representantes del imperialismo en la Asamblea Nacional, esto lleva a Rodríguez a plantear el tema de “traición a la patria”. Como es común en estos pitiyanquis, todo lo que vaya en beneficio del pueblo es “traición a la patria”, entre otras cosas porque su concepto de patria se circunscribe a la burguesía de estos países y al imperialismo. La derecha no tiene patria y el capital internacional tampoco, ellos tienen un sistema que defienden, un sistema excluyente en donde los pueblos solo participan para incrementar sus riquezas, las riquezas de la burguesía a costa de los sacrificios de los habitantes de estos pueblos.

Pero no queremos desviarnos mucho de título de este escrito ¿Quién nos compra el barril de petróleo más caro? Si enfocamos el asunto desde la óptica capitalista el barril de petróleo más caro se lo vendemos a Cuba. Cuba es un país sin recursos energéticos, en medio de enormes vicisitudes, asediada por el imperialismo, sin embargo, nadie puede negar los avances que en materia de salud ha logrado, educación, deporte, cultura y algo más importante que ha logrado Cuba. Cuba es un ejemplo en el mundo porque aprendió a vivir en medio de la austeridad y alejada del consumismo capitalista, algo vital en una revolución.

El ejemplo cubano le duele al imperio porque está basado en el amor, por ello Cuba se desprende de más de 30 mil médicos y para médicos y los envía a Venezuela en medio de una terrible crisis generada por un paro petrolero, un golpe de estado promovido por la derecha y el imperialismo. El pueblo conoce los esfuerzos de la misión médica cubana en aquellos primeros momentos y esto es algo que solo se logra si existe mucho amor. ¿Cuánto cobraría un médico de esos contrarrevolucionarios a rabiar, que los tenemos, acostumbrado a obtener enormes recursos en una clínica privada, si Chávez le plantea que vayan a atender a los pobres en los barrios? ¿Estarían dispuestos esos médicos a dormir en las condiciones en que durmieron nuestros hermanos médicos cubanos? ¿Se mudarían a los barrios a sufrir las penurias de nuestro pueblo pobre?

Los burgueses saben que eso en el marco capitalista, sería impagable y por ello reaccionan con virulencia porque le temen al ejemplo. El socialismo se fundamenta en el ejemplo, sin negar las necesidades básicas para el buen vivir, para que no vengan con ese cuento de que queremos “empobrecer” a todo el mundo y de “nivelar hacia abajo”, expresiones muy comunes de la burguesía; se trata de establecer unos parámetros con base a lo espiritual, a las ideas, al compromiso, al amor por el prójimo y eso lo ha logrado Cuba.

Si hacemos un cálculo conservador en el marco capitalista, esto no es científico pero nos permitimos elucubrar, el aporte de Cuba a lo social en Venezuela y el barril de petróleo que le vendemos, podemos llegar a una conclusión…Cuba nos compra el barril de petróleo como a 400 dólares y eso lo saben ellos, jamás lo reconocerán, tampoco nos importa, pero si importa que nuestro pueblo y el mundo lo sepa, el barril de petróleo que vendemos más caro es el que nos compra la hermana Cuba. Ahora bien, el ardor de la burguesía criolla en la Asamblea Nacional se refiere a que Venezuela como país soberano hace convenios con la república de Cuba, esos convenios requieren de un aporte financiero, lógico, es esto lo que más les duele, que sea Cuba y no el imperio quienes se beneficien con dichos convenios, pero esto también permite visualizar los importantes avances de Cuba en materia de avance tecnológico y científico, cosa que también le arde al imperio.

Señores de la burguesía, ustedes lo saben pero no lo van a reconocer, en Venezuela quiéranlo a no se hará la revolución y siempre contaremos con el ejemplo y la vocación de Cuba para lograrlo. Chávez cada vez está cortando más finito y eso a ustedes les aterra; en la medida en que avanza nuestro proceso nos acercamos más al punto central de toda revolución; a las ideas, a lo espiritual, al amor. Somos víctimas de ataques de todo tipo, de adentro y de afuera, se desesperan cuando observan claridad en al análisis y en la interpretación del momento histórico, tiemblan cuando el pueblo expresa el amor por Chávez, le temen a ese vínculo amoroso y sobre todo le temen a un Chávez profundo en la reflexión. Ustedes saben que la única manera en que se derrumbe totalmente el sistema capitalista es cuando el amor aflore en todos los corazones de nuestra patria, o al menos cuando el amor se haga hegemonía…por ello reaccionan con odio, juegan a las divisiones, atentan con las rémoras del pasado inoculadas en nosotros mismos e intentan acrecentar en el pueblo la mezquindad por encima del amor, pero no lo lograrán. Es así como para la burguesía los pranes de las cárceles, hermanos llenos de odio producido por el sistema capitalista, se convierten en “los héroes de los medios burgueses”, como siempre, instigando a la violencia. Allá fueron los diputados pitiyanquis a exacerbar los ánimos e intentar desestabilizar, allá instalaron las cámaras los medios de la burguesía para incitar al odio, pero no lograron ni lograrán sus objetivos, bañar la patria con sangre del propio pueblo que utilizan como conejillos de indias. Está desesperada la derecha, no nos cabe la menor duda, por eso actúan con saña contra el presidente y todo aquel que exprese las ideas revolucionarias.

La burguesía, ducha en mil batallas prefiere que no se discutan las ideas, prefieren que no se descubra lo hermoso del amor social, que nos dividamos y nos fragmentemos, que la envidia derrote al amor, pero no lo lograrán. La reacción burguesa está por todas partes; odian a Chávez porque ama y es amado en Cuba, es bañado con el manto del ejemplo revolucionario; demandan a Mario Silva porque dice las verdades en su programa y eso incomoda, no se sabe si más adentro que afuera, pero incomoda; lo cierto es que incomoda a la formalidad de la derecha. Formalidad creada para contener al pueblo, pero ellos son unos inmorales cuando está bien claro que todos los que defienden al imperio en contra de la patria son unos hijos de p….. y no nos referimos a los alienados y enajenados por la propaganda capitalista, esos son engañados, nos referimos a los que con conciencia de clase defiende el sistema, porque el capitalismo es un sistema hijo de puta, hijo de la peor perversión contraria a toda humanidad; no es a bobolongo que Mario ataca, Mario ataca a todo un sistema, por eso lo odian…afortunadamente para el pueblo ya la revolución está en el corazón de éste. Con Chávez a la cabeza siempre Viviremos y Venceremos.

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3192 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor