El Rescate Revolucionario de Anzoátegui

Luego de la derrota sufrida el 26S en Anzoátegui, para rescatar este estado para la revolución no bastan las 3R al cuadrado, acá son necesarias cinco R al cuadrado: Revisión, Rectificación, Reimpulso y Rescate Revolucionario.

El Rescate del estado Anzoátegui para la revolución es objetivo primordial, y rescatar el PSUV en este estado es la misión que deben realizar los militantes del partido con el acompañamiento de la Dirección Nacional y del comandante presidente. Es decir, no podemos rescatar el estado Anzoátegui para la revolución si al mismo tiempo no rescatamos el PSUV de manos de las camarillas que -por ahora- lo tienen secuestrado.

En este sentido, la primera pregunta a formularse es: ¿Quiénes rescataran el PSUV en Anzoátegui? Y está claro: No serán los responsables de la derrota sufrida el 26S.

El primero y principal responsable de esa derrota es el gobernador Tarek William Saab (TWS), quien contraviniendo la línea trazada por la Dirección Nacional del partido y el comandante presidente, impuso por la vía del ventajismo, del chantaje y la extorsión a candidatos de su conveniencia, para desarrollar su propia línea y planes personalistas.

Luego son responsables los alcaldes de los municipios donde fuimos derrotados; primero, por desarrollar una gestión alejada de los intereses y necesidades del pueblo, y segundo, por acogerse acomodaticia y servilmente a las líneas del gobernador TWS.

En el caso de los alcaldes, es de hacer notar la gravísima actuación y responsabilidad de Carlos Hernández, alcalde de El Tigre, quien ha apoyado y financiado a sectores de la oposición en desmedro de los intereses del pueblo y de la revolución.

El tercer lugar corresponde a Aristóbulo Istúríz, ya que siendo Vicepresidente del partido para la región oriental no supo estar a la altura del compromiso asignado y no alertó a tiempo ni hizo las recomendaciones pertinentes para impedir la derrota que se veía venir.

En consecuencia, no compete el rescate del PSUV ni al Gobernador TWS, ni a los alcaldes, ni a Aristóbulo Istúríz. Esta tiene que ser misión y tarea de los colectivos, corrientes y personalidades militantes del PSUV en el estado Anzoátegui con el acompañamiento de la Dirección Nacional y de nuestro comandante presidente.

Si no rescatamos el PSUV en Anzoátegui, perderemos indefectiblemente el estado para la revolución en las elecciones de 2012 y este es un crimen que no podemos permitir.

La segunda pregunta a hacerse es: ¿Cómo rescatar el PSUV en Anzoátegui?

Los colectivos, corrientes y personalidades militantes del PSUV en el estado Anzoátegui tienen derecho a ejercer la democracia interna, participativa y protagónica reconocida en los estatutos del partido. Por ello, deben confluir y articularse en un amplio frente político para el rescate del PSUV. Es necesaria esa articulación unitaria para hacer frente y derrotar la corriente derechista y contrarrevolucionaria que ha secuestrado al PSUV en Anzoátegui y lo ha convertido en instrumento de intereses contrarios a la revolución.

Los colectivos, corrientes y personalidades militantes del PSUV en el estado Anzoátegui tienen derecho a exigir la aplicación del Artículo 36 de nuestros estatutos, que establece:

Artículo 36: De las sanciones

Al o la militante que infrinja cualquiera de los postulados establecidos en el presente estatuto y de acuerdo a la gravedad de la falta, se le podrán imponer sanciones de amonestación, suspensión y expulsión.

La sanción de suspensión se aplicará cuando el incumplimiento de un deber de militancia acarree perjuicios al Partido Socialista Unido de Venezuela, o cuando su actuación no contribuya a fortalecer el Poder Popular y el Socialismo Bolivariano, o se le haya amonestado tres (3) veces en un lapso de un (1) año.

La sanción de expulsión se aplicará cuando el o la militante incurra en las siguientes faltas graves: se presente como candidato o candidata de una organización distinta al partido, contravenga públicamente las políticas del gobierno revolucionario o los lineamientos de la Dirección política nacional, cuando su actuación contravenga o ponga en peligro un espacio ganado por la Revolución, o se le haya suspendido en dos oportunidades.

En virtud de las acciones y omisiones que condujeron a la grave derrota del 26S en el estado Anzoátegui, las medidas que deben aplicarse en atención a lo establecido en el Articulo 36 de los Estatutos del PSUV son las siguientes:

Primera: Suspender de sus cargos directivos en el PSUV al gobernador TWS y a los Alcaldes en cuyos municipios fuimos derrotados por la contrarrevolución.

Segunda: Expulsar del partido al alcalde de El Tigre. El PSUV y el gobierno revolucionario tienen que desmarcarse de las acciones y gravísimos faltas que viene cometiendo este alcalde.

Tercera: Nombrar un nuevo vicepresidente del PSUV para la región oriental del país que acompañe a la militancia en la reorganización y refundación del partido en Anzoátegui.

El PSUV tiene que convertirse en un partido revolucionario donde se practique la más amplia participación democrática y protagónica por parte de los trabajadores, campesinos, estudiantes, mujeres y el pueblo todo. Donde la calidad revolucionaria se garantice mediante una formación política e ideológica permanente y por el ejercicio de la crítica y la autocritica revolucionarias.
Por la revolución, hagámoslo ahora, mañana será tarde.


ramiromen@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1660 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /energia/a111342.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO