La grosería de La electricidad de Caracas

Todavía me pregunto si el presidente Chávez en verdad firmó el decreto de la sanción al consumo de electricidad y si vio el porcentaje grosero y despiadado con que se ensañan hacía el consumidor modesto y hogareño.

Tengo una gran duda al respecto porque no entiendo cómo algo con apariencias no disimuladas de capitalismo super-salvaje no fue revisado en su justa dimensión.

Un incremento del 20% en Kilovatios de un año a otro hace que la multa sea de un 200% sobre lo que se solía pagar. Si es de hablar de casos, lo digo sin tapujos, me encuentro entre ellos. De unos 500 KWh del año 2009 yo pasé a un consumo de 800KWh utilizando los mismos enseres caseros del año pasado. De ahí que no tengo más respuesta que mi medidor fue verificado y está en perfectas condiciones.

Entonces ¿cómo paso de 500 KWh a 800KWh? Una de las tantas respuestas que he recibido de parte de La Electricidad de Caracas es que debo tener una fuga de electricidad en mi casa y debo contratar un “auditor” eléctrico pagado por mí para que me explique el por qué de mi “derroche” eléctrico.

Resumiendo, cuando antes pagaba 140 Bsf ahora tengo que pagar por mi pecado, 500 Bsf. Y lo más raro fue que el segundo recibo fue de más KWh y pagué menos!

Como conclusión agrego que esto me ha costado un cuarto de mi sueldo. El único con el que cuento. Y mi oficio por el momento, de educador, a mucha honra, no me da para tapar el bache que me deja este tipo de tributo al “derroche” eléctrico.

Esto me ha servido como reflexión para recordar las “multas” que se les aplican a conductores ebrios, transportistas que van a velocidades inimaginables conduciendo gandolas, automovilistas “echando pique” sin que nadie los detenga y pare usted de contar.

Al presidente de CORPOELEC el Dr. Rodríguez Araque, tampoco lo creo capaz de que sepa que se está permitiendo semejante atropello. Un luchador incansable contra las injusticias y que de triquiñuelas petroleras y regalías groseras sabe más que ningún otro en Venezuela.

Entonces ¿Qué diablos pasó? ¿Quién está detrás de esto? Los mismos empleados de la electricidad han confesado que tampoco entienden cómo están aplicando esta aberración.

Al final creo que tendré que seguir escuchando la voz por teléfono de atención al cliente que me dirá: Lo lamentamos señor, disculpe la molestia, pero se trata de un decreto presidencial. Gracias por llamar a La Electricidad de Caracas.

luisortega69@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2916 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor